Últimos temas
» Afiliación hermana
Jue Abr 28, 2016 9:26 pm por d-conanmx

» ¿Todo es Posible si lo intentas?
Sáb Jul 11, 2015 8:03 am por Melisa_chan0

» Bannea al usuario de arriba
Sáb Abr 18, 2015 8:38 pm por Eagle calm

» EL REINO DEL PUNT, EL PARAÍSO DE LOS FARAONES de J A Falcón
Miér Mar 04, 2015 3:29 pm por libros15

» [P] Como una flor marchita.
Mar Feb 03, 2015 7:52 am por Kurenea

» La chispa de Alhza
Lun Feb 02, 2015 9:24 pm por yuske

» [P] A mi perro el Balto
Dom Feb 01, 2015 7:33 pm por Melisa_chan0

» Acciones
Mar Dic 30, 2014 3:37 am por Eagle calm

» Inicio y normas.
Mar Dic 23, 2014 2:14 pm por Eagle calm

» Preguntas y respuestas
Lun Dic 22, 2014 6:35 pm por Eagle calm

» [Reseña] Cementerio de Animales - Stephen King.
Lun Dic 22, 2014 4:06 pm por Kurenea

» Solicitudes de entrada.
Sáb Dic 20, 2014 2:47 pm por Kurenea

Ver más afiliados
Ver menos afiliados
Licencia Creative Commons
Todas las obras expuestas en este foro estan bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

[E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[E] El Primer Paso - Capítulo 7 UP - EXTRAS Capítulo 1 UP - 14/2

Mensaje por Izanagi el Lun Ene 21, 2013 11:49 pm

Teniendo en cuenta que hace mucho que no escribo nada regularmente decidí revivir uno de los tantos proyectos que tengo en mi la profundidad de mi PC. Esta historia es en realidad sólo un hilo de todo un universo que había creado en mi mente (para empezar había escrito cinco historias paralelamente compartiendo el mismo universo) pero por razones obvia tuve que dejarlas a las 5 olvidadas. Hoy por hoy decidí revivir no la primera pero la que más independencia de las demás tenía y empezar a reescribirla. Así que espero que les guste mi nueva "obra".

Spoiler:

Capítulo 1: El inicio


Desde que había nacido sabía que su tiempo en ese lugar estaba contado de antemano. Debía pagar sus crímenes. El joven de pelo negro y ojos del mismo color caminaba en silencio mientras el sol daba sus últimos momentos de luz por ese día.








¿Quién era él?, muchos lo conocían como el portador de las llamas de Kuthialen, otros también como el cuervo rojo, sin embargo su verdadero nombre era Reen Zach.

La familia Zach era reconocida por ser familiares, por línea materna, del gran hechicero, fallecido hace más de 1000 años, Ragma Zach, único ser humano en convertirse en kami. Los Zach fueron siempre humanos de uno de los mundos que sirven a los kamis y como esa familia era tan leal a los habitantes del cielo, como premio, convirtieron a uno de sus integrantes, el primogénito de esos tiempo, en kami.

Ese había sido Reen…

Su apariencia, confundiría a cualquiera que no conociera a un kami haciéndolo pensar que estaba enfrente de un joven de 18 años de edad. Y en esa vida si tenía esa edad pero claro, esa no era su primera vida.

Él camino por el que se dirigía era más oscuro que la propia noche, sumado a su ropas negras hacían a la figura de Reen algo prácticamente invisible a simple vista.

Después de unos largos minutos de caminata llegó a un pequeño descampado donde una fogata y dos hombres lo esperaban. Sin saludar siquiera Reen se acercó y se sentó alrededor del fuego.


- Buenas noches Reen- le saludó uno de los hombre, su apariencia era la de tener unos 45 años de edad, llevaba una barba mal afeitada que estaba poblada por varias canas, de la misma forma estaba su pelo. Su altura era bastante convencional, entre los 1,79 o 1,78 metros, en cambio sus ojos no eran tan normales ya que tenían un hermoso color verde opaco- Es un gusto volver a verte.


- Gracias Ken, a mi también me agrada reencontrarme contigo- respondió con apatía y seriedad, sin mostrar el anteriormente dicho agrado en su rostro.


- ¿Qué te pasa “hermano”?, estas más serio que de costumbre- esta vez la otra persona entró a la conversación, este era un joven de la misma edad de Reen, su pelo era rubio mientras que sus ojos eran color dorado. Al igual que Reen su altura era de un metros ochenta y cuatro aproximadamente- ¿Acaso es por nuestra despedida?


- No me molesta irme- le contestó Reen con aparente frialdad- A decir verdad lo agradezco, mi castigo no es tan grave como el de muchos de los otros que estuvieron ese día- le explicó Reen- Por lo menos no me han quitado ni mis poderes ni mi cuerpo- concluyó sin inmutar la eterna seriedad que parecía alojarse en su rostro.


- Los poderes son algo que no se puede quitar amigo mió- le recordó el joven mientras le daba unas palmadas en su espalda, mientras que en su otra mano llevaba una bebida muy similar a la cerveza- Aunque pueden limitarlo como hicieron conmigo, poniéndome estos ojos como si fuera un “Hijo de la magia”.


- ¿Qué se le va a ser mí querido Ferry?- le preguntó el hombre llamado Ken a el joven que acompañaba a Reen-
hasta mi castigo es peor que el tuyo, y ni que decir el de Irsagi, tener que estar en ese cuerpo y cumplir esa misión tan arriesgada- Ken se detuvo unos segundos para pensar- aunque conociendo a Irsagi, no creo que tenga muchos problemas.


-Pff- bufó Ferry mientras se acercaba un poco más al fuego de la fogata- pues a mí no me parece tan grandioso Irsagi, al fin y al cabo solo puede manipular el fuego.


No pasaron ni segundos de lo dicho por Ferry cuando la gran llama de la fogata creció tanto que casi quema todo el cabello del Kami que pudo moverse justo a tiempo para no recibir las llamas.


- El fuego puede ser el arma más potentes si su usuario es ducho con ella- la voz seca de Reen le reveló a Ferry quién había sido el culpable de su ataque sin embargo contradiciendo a cualquier reacción razonable, Ferry solo le sonrió a Reen… sonrisa que por supuesto el joven Zach no correspondió.


- Bien repasemos el plan- propuso Ken volviendo a girar la conversación a su curso original- Reen tu viajaras junto con el grupo que formó Souta y no solo protegerás a los fragmentos sino también buscaras a viejos camaradas que estén sellados en los mundos- Reen asintió con su cabeza- mientras que Ferry tiene ir a Sohonara, allí se reunirá con Kame y se convertirá en nuestra comunicación entre Kame y las fuerza de Irsagi.


- Deberías definir nuestros objetivos primero- dijo Ferry con una sonrisa burlona en su rostro- ¿A quienes debemos considerar como enemigos, Ken?- preguntó el kami- Es extraño estar aliado con los aliados de nuestros enemigos.

- Tu más que nadie sabe para que bando luchó Kame, no creo que le tengas desconfianza- le recordó Ken al joven kami que estaba a su lado.

- Kame cometió el mismo pecado que nosotros, sino fuera porque en ese tiempo solo éramos soldados rasos estaríamos en una situación parecida a la de él- le recordó Reen mientras se levantaba y, de su bolsillo, sacaba una piedra roja- Es hora de que me vaya, no puedo estar más en este lugar- les dijo a modo despedida al mismo tiempo que la piedra se rompía en mil pedazos y Reen desaparecía de su vista.


- El mismo pecado pero distinto castigo- murmuró Ferry- ¿Eso es lo que me quisiste decir Reen?

Espero que les haya gustado y ya saben, comentarios, críticas, insultos o cualquier otra cosa son bien recibidos.

Saludos: Izanagi


Última edición por Izanagi el Jue Feb 14, 2013 9:49 pm, editado 7 veces
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por yuske el Mar Ene 22, 2013 10:26 pm

La historia pinta interesante, Reen me recuerda al protagonista de las cronicas de lorion ( el cual aun no ha aparecido), aunque con una personalidad bastante mas fría. Me pregunto que habrá pasado para que el se comporte así.

Tambien me llama la atencion el saber quienes son los que lesmandan sobre ellos tres. Que hicieron para ser castigados y que clase de mision tienen que hacer. Sobre todo Ken no se dijo de que se encargaría él.

Por ultimo comento que con lo puesto en un principio el Kame mencionado aqui es el mismo kame de la oscuridad de uno mismo, por lo que la historia se a vuelto mas interesante.

Esperare por una continuación.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 26
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por Izanagi el Vie Ene 25, 2013 3:24 pm

Gracias por comentar Yuske, sobre lo de Kame puedo decirte que es y al mismo tiempo no es él mismo de la Oscuridad, aunque tal vez conforme avance la historia esta aclaración mía sea más entendible, sobre Reen tiene razones para ser como es.

Ahora yendo a la historia en si, como ya dije antes esta historia es en realidad un hilo de una historia mayor que había creado. Voy a ir agregando información poco a poco sobre esto para que se entienda bien que quería decir con esto. Pueden saltear esta aburrida explicación si quieren pero tal vez prefieran leerla para que se entienda mejor el contexto de todo lo escrito.

Explicación del multi-universo:
Primero decir que la obra completa se llamaba "Las crónicas del Mundo del Sol" y estaba compuesta por cinco hilos, este hilo en particular se llama "Las memorias de la Luz", este hilo esta relacionado con otro llamado "Las memorias del fuego", el cual ya tengo escrito y cuando sea necesario será publicado acá. Puede asustar un poco la cantidad de crossover que tien pero juro que es fácil de seguir, o por lo menos será fácil de seguir de la manera que voy a publicarlo. Todo va a ser públicado en este tema ya que es parte de lo que era el primer Tomo "El primer Paso". Así que si prefieren ignorar todos estos datos que di y sólo seguir leyendo los capítulos como los voy publicando tampoco se perderán de nada.

Si prefirieron saltar la explicación o si ya la leyeron pueden pasar a leer el segundo capítulo.

Capítulo 2: Fragmento:

- ¡¡Corre no podemos detenernos o nos encontrará!!- un joven de aspecto de tener unos 16 años llevaba prácticamente a rastras a una jovencita - Esa cosa nos atrapará sino nos apuramos- agregó.

Los escombros de lo que había sido una hermosa ciudad estaban en todas partes marcando la desolación de la tragedia, la guerra había sido anticipada en ese mundo y debido a la poca preparación para esta los resultados estaban a la vista. Los vehículos aéreos que antaño funcionaban con vapor ahora solo eran fragmentos de la destrucción de la zona.

- Por favor podrían detenerse un segundo jovencitos- la voz del responsable de esa masacre había sonado a sus espaldas demasiado cerca para su gusto, el efecto que causó los hizo frenar al instante tal vez por el miedo o por un estúpido valor escondido que los estaba condenando.

El joven puso a su protegida a su espalda como gesto para la chica sin embargo poco podía servirle ante el poderío de su adversario. Él tenía el pelo castaño sus ojos tenían un vago parecido a su cabello aunque estos tenía un leve tono más claro que los diferencia a la vista de los más detallistas. Medía un metro setenta y seis y aunque no era de los más altos de su edad llevaba una altura normal.

La joven era un poco más baja pero no demasiado, metro setenta y cuatro, siendo considerada una chica alta para la edad que tenía, su pelo era color azul mientras que sus ojos celestes. Los dos vestían ropas de un estilo post-colonial más acorde a lo que en la tierra se llamó la Revolución Industrial.

- Señor, es un gusto- saludó el joven con una leve inclinación, la chica lo acompañó aunque un poco torpemente debido al temblor constante de su cuerpo- ¿Qué es lo que puede necesitar de dos simples recolectores?- le preguntó indicando los escombros de maquinas que allí había.

- Se me pidió que buscará a una pareja de jóvenes que anda prófugos ignorando la ley impuesta por Lord Jinkh, y saben encuentro muchas similitudes en ustedes con las características que me indicaron.

El ser que hablaba tenía el cuerpo de un humano pero no lo era, su apariencia era de un hombre de unos 30 años, no llevaba barba pero si un pelo negro muy prolijamente cortado, vestía con una especie de uniforme color negro. Sus ojos eran color dorado a pesar de eso lo único que reflejaban allí era el miedo y la oscuridad.

- No se puede tratar de nosotros señor, nosotros no hemos incumplido ninguna de las ordenanzas de Lord Jinkh, solo somos unos simples recolectores que se ganan la vida vendiendo basura- le contestó el joven.

- Entonces no creo que tenga algún problema en decirme sus nombres, y no intenten engañarme porque lo sabré- le pidió con una sonrisa soberbia a los dos jóvenes, la chica había empezado a temblar mucho más que antes y hasta el joven mostraba su miedo más abiertamente.

- Tsu es mi nombre, el de mi novia es Akame- dijo refiriéndose a su joven protegida, el gesto del hombre no cambió en absoluto, se mantuvo en silencio por unos segundos- ¿Necesita algo más de nosotros señor?- preguntó lo más respetuosamente que pudo.

- Tsu, ¿no?- le preguntó al joven, este asintió- Tengo la orden de capturar vivo al humano que porta ese nombre, así como también a su compañera- les dijo con una fría sonrisa en su cara.

- ¡¡LUMERIA!!- un destelló salió de la nada al pronunciar esas palabras el joven llamado Tsu, dejando brevemente ciego al yokai que los quería capturar. Sin perder segundo alguno el joven tomó a Akane y empezó a correr nuevamente asegurándose de no dejar a la chica atrás, después de unos 5 minutos corriendo los dos jóvenes se escondieron en un callejón.

- Te quieren a ti- le dijo Tsu a la chica sorprendiéndola- Tuve un sueño con una niña humana, sus poderes eran gigantesco, inimaginables, así también como la luz que irradiaba- empezó a relatar confundiendo a su compañera.

- ¿Ella te dijo que me quieren a mí?- preguntó sin entender demasiado Akane, al ver el asentimiento de rostro de Tsu lanzó otra pregunta- ¿Por qué me querría a mí los daimon?, solo soy una hechicera más…

- La niña me dijo que tienes un poder escondido en tu cuerpo, ¿Cómo lo había llamado?- Tsu posó su mano en la barbilla mientras intentaba recordar- “Fragmento”, me dijo que te enviara a otro mundo con esto- de su bolsillo sacó una pequeña piedra color roja- Allí te llevarán a otros mundos, no debes quedarte en ningún mundo por mucho tiempo o te descubrirán.

- No- respondió asustada- no, quiero dejarte- agregó con una triste sonrisa, las lagrimas empezaron a poblar sus ojos, de un momento a otro caerían decorando sus temblorosas facciones.

- Si no te vas ahora él te encontrara- replicó Tsu mientras quitaba una incipiente lágrima que ya caía por el rostro de la joven- Nunca me perdonaría si ellos te hicieran algo de daño- agregó mientras sacaba una pequeña piedra y la dejaba en la mano de Akane.

- ¿Qué es esto?- preguntó distrayéndose del problema original y dejando su atención fijada en el objeto en cuestión- Siento una extraña magia proveniente de esta piedra- declaró.

- Es una magia transportadora- fue la respuesta del joven mientras con su mano cerraba la de la joven, obligándola así a mantener el objeto dentro de ella- Me la dio esa niña- le explicó.

- ¿Cómo es que confías tanto en esa niña?- preguntó asustada- No entiendo nada, no hay explicación alguna para que los daemon me quieran a mí… tú eres el líder de la revolución, tú tienes que escapar- le dijo intentando darle la piedra.

- Confía en mí, yo estaré bien- le prometió al mismo tiempo que le cerraba la mano, haciendo que el mágico objeto quedara en posesión de la joven- Sólo te estoy dando un poco de ventaja- aseguró con una sonrisa- ¡Movimento!- murmuró activando el hechizo.

Por unos segundos la piedra empezó a brillar, hasta que repentinamente está se desintegró, acción acompañada con la desaparición de Akame de ese plano dimensional.


Elogios, críticas, dudas, insultos, todo está permitido a continuación de este mensaje (?)

Saludos: Izanagi.
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por yuske el Vie Ene 25, 2013 9:44 pm

Interesante capitulo dos nos has presentado iza. La trama continua inconexa y brumosa, no encuentro mas relación entre capítulos que la roca de transportación.


Es curioso que una niña le haya advertido a Tsu que irian tras akane, pero he de suponer que esa niña no es quien pienso. Por otro lado me gustaría saber mas de Tsu, me parece un personaje pícaro y astuto, espero que la sensación de que no volverá a aparecer este equivocada.

En fin, gran trabajo Iza, ahora a esperar como continua.





avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 26
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por Izanagi el Lun Ene 28, 2013 11:42 pm

Siempre es bueno verte comentando por las historias Yuske, sobre esa persona que tú dices (creo saber a quien te refieres) te digo que no es ella, pero que no tardará en hacer su aparición. Digamos que la mayoría de mis personajes tendrán su aparición por aquí (Me encanta decir cosas como esta para confundirte más y más (?)).

Debido a que acabo de terminar de escribir el sexto capítulo en mi reserva personal, dejo aquí el tercero en la lista.


Capítulo 3: Cielo:
A su alrededor todo era paz y armonía.


La pequeña laguna era alimentada por la delicada cascada que caía desde el mismo mar de los dioses. La vegetación era escasa pero hermosa, allí estaban plantadas las más extravagantes flores de todos los mundos, la envidia de cualquier jardinero. Tal vez debido a la rareza de esas plantas era que había pocas allí, no cualquier flor podía entrar al lago purificador de las sacerdotisas de los dioses.

Completamente desnuda, bañándose en las mágicas aguas, la más joven incorporación del elitista grupo adornaba la ya hermosa escena. Su pelo color oro y ojos del mismo tinte, encajaban a la perfección en el lujoso lugar. Sin tener más de quince años de edad y con un cuerpo más débil que el de cualquier otro hijo de la magia, las habilidades de Mangetsu habían llamado la atención del mismo cielo y había sido convocada para convertirse en una sacerdotisa. Ya con dos años desde su reclutamiento la joven se había ganado un lugar como una de las hechiceras más importantes del lugar.

Como una de las protectoras de las puertas del Cielo, además de las guardianas de los verdaderos Kamis, Mangetsu tenía el honor de servir a los seres más majestuosos y poderosos que habían existido en la historia de todos los mundos. Y aunque los tiempos oscuros habían dominado esa era, la joven no podía sentir más honor que el de pertenecer a ese selecto grupo.

- Veo que estás disfrutando las mágicas aguas del Sea- una dulce voz sonó a su espaldas obligándola a girar su cuerpo. Tras ella se erigía la hermosa figura de una ángel. Su pelo era corto, llegaba hasta sus hombros. Este era color castaño mientras que sus ojos eran celestes. Tras su espalda dos alas de plumas blancas mantenían a la chica en un continuo vuelo. Al verla el rostro de Mangetsu se iluminó y una sonrisa cruzó su cara.

- Lo necesito para mi recuperación- contestó la chica antes de ampliar un poco más su sonrisa- Aunque no niego que lo disfruto mucho más que cualquier otro baño- agregó mientras salía del agua y se tapaba con una toalla- Aunque no creo que vengas solamente para verme bañarme me alegra verte.

- Sabes bien que ese no es el porque de mi visita- le contestó la mujer mientras dejaba de batir sus alas tocando al fin el piso frente a la sacerdotisa- Encontramos a uno de los fragmentos- le dijo, los dorados ojos de la joven mostraron el asombro por parte de la chica, sin embargo la sorpresa actual no era nada a comparación con la que continuó tras escuchar las siguientes palabras del ángel- en realidad a dos, pero si alguien pregunta del segundo no te lo enteraste por mí- se corrigió guiñándole un ojo.

- ¡¡Dos fragmentos!!- una gran sonrisa cruzó el rostro de la joven- No puedo creer que hayan podido encontrar a dos juntos- la joven rápidamente captó el significado del mensaje y se emocionó- Sí me cuentas esto significa que fui elegida para escoltar a uno de ellos, ¿Verdad?- preguntó.

- Así es, como bien sabes nuestro enemigo cada día se hace más fuerte, por eso no podemos permitir que sepan que encontramos a un fragmento o lanzarán un ataque contra nosotros y sinceramente no creo que estemos listos aún para recibirlo- se detuvo un segundo para tomar aire- Por eso tendrás que entrar al fragmento ilegalmente al Cielo, viajarás como cualquier hechicero por medio de magia ramdon y no lo traerás hasta que te topes con este mundo- explicó, Mangetsu asintió con su rostro- en total serán tres: tú, el fragmento y un kami…- aunque nuevamente pausó su relato esta vez no era para tomar aire sino porque sabía que lo que le iba a decir no le gustaría demasiado a la joven- sin embargo no será un kami del cielo sino que será uno condenado.

- ¡¡Un condenado!!- la sonrisa de Mangestu se había borrado y ahora el disgusto era notorio en su porte- ¡No podemos trabajar con esa gente, ellos fueron nuestros enemigos, querrán el fragmento para ellos!- se quejó la joven.

- Fueron nuestro enemigos hace mil años Mangetsu- recordó la halada- Desde su derrota están prisioneros por las leyes mágicas del dios supremo, ni siquiera Izanagi es capaz de escapar de algo así, menos que menos quien te acompañará- le explicó- Tú serás la líder del grupo, él sólo servirá de protección, te aseguro que es un kami realmente fuerte- agregó.

- Como si tuviera otra opción en realidad- suspiró la chica- Entonces que harán con el otro fragmento, ¿quién lo escoltará hasta aquí?- preguntó curiosa.

- No la escoltaremos aún, hemos solicitado a uno de los hijos de la magia más poderosos del regimiento de Kame para que la protejan hasta entonces, no podemos arriesgarnos a que dos fragmentos estén en continuo movimiento por los mundos- explicó antes de sacar de bajo de su túnica una piedra roja- Tómala, prepárate para tu viaje y utilízala para transportarte hasta el dimensionador, el te guiará- le ordenó, Mangestu asintió con su rostro tomó la piedra y se alejó, dispuesta a preparar todo para su nueva misión.

Con esto puedo dar por terminado lo que sería el prólogo de la historia, desde el próximo capítulo, aunque lentamente, se empezará a revelar la trama de la historia y se podrá entender los primeros tres capítulos. Creo que de las tres "presentaciones" esta es la que más datos da... me puse demasiado generoso XD.

Pero esperen, eso no es todo. Como ya expliqué en mi anterior entrega más de una historia está pasando en ese mismo momento, así que también les traigo el primer relato sobre lo que está pasando en otros lados. Como ya expliqué no es necesario leer estos capítulos especiales, sin embargo pueden servir para entender más cosas, saber de donde el trasfondo de algunos personajes e incluso conocer personajes nuevos que de un momento a otro harán sus apariciones en la historia principal.


Así que también se los dejo en Spoiler:

Memorias del Fuego: Capítulo 1:


- Sabes que ser un capitán no es tan fácil como te debes imaginar- dos jóvenes estaban sentados en lo que parecía una rustica oficina. Quién no los conociera pensaría que por su parecido físico serian hermanos, sin embargo no lo eran. Solo tenían una extraña pero profunda relación de amistad.

El que había hablado era Peter Gold, reconocido por dos grandes cosas, su gran capacidad militar (Lo había llevado a ser capitán en sus escasos 15 años) y su interminable mal humor.

El otro se llamaba Tomoe Nishi, a pesar de ser parte del ejercito no eran tan conocido por sus dotes militares pero si por su excepcional inteligencia y su radiante sonrisa. Dos grandes contrastes. A pesar de eso Tomoe era el único que se podía dar el lujo de llamarse amigo del joven Peter, aunque este no lo admitiera nunca en voz alta.

En relación a lo exterior tanto Tomoe como Peter tenía varios parecidos, su pelo; Color rubio, aunque el del capitán era mucho más claro que el de su “amigo”. Sus ojos eran de color dorado aunque ese parecido era obvio ya que todos los de su mundo tenía ojos de ese color. Tal vez la mayor diferencia era su altura, Tomoe era mucho más bajo que Peter, siendo estos últimos por lo menos diez centímetros más alto llegando casi metro ochenta y dos.

- Lo se, lo se- admitió con una sonrisa que empezó a molestar a Peter ya que denotaba que iba para largo- pero es algo que te va a interesar y mucho- la cara de Tomoe marcaba “Yo se algo que tu no y te saldrá caro saberlo”.

- ¿Qué es?, No tengo tiempo para jueguitos- sabía que era inútil intentar obtener una respuesta directa tan pronto, pero no costaba nada con intentarlo, no se preocupo en poner una cara amenazante ni nada de eso ya que sabía que en Tomoe no serviría de nada.

- Esta bien te lo diré- las palabras de Tomoe sonaron extrañas para su compañero, aunque lo preocupó más ya que si Tomoe no quería alargarlo significaba que: o era algo muy importante que debía solucionarse ya o que pronto se enteraría de todas formas- El General Kame te dará una misión de rango SS- a pesar de que Peter no cambió gesto alguno de su cara, Tomoe, entendió que quería que prosiga sin embargo ahora si le dejaría la duda un rato.

- No voy a caer en su juego- pensó para si Peter al ver que Tomoe no pensaba decir nada- esta esperando que me enoje sin embargo no le daré el gusto, aguantaré- 1, 2, 3, 4, 5- ¡¡¡Mierda Tomoe dime que sabes!!!- el ruido de unos golpecitos proveniente de la puerta llamó su atención y la de su amigo, pasaron unos segundos para cuando abrió un hombre vestido con ropa bastante gastada y sucia de arena- ¿Qué pasa?- preguntó Peter con seriedad al recién ingresado.

- Siento molestarlo señor pero el General requiere su presencia en este momento, está aquí fuera y pide permiso para entrar- le informó su subordinado, Tomoe hizo un gesto indicándole a Peter que si él quería podía salir, sin embargo con un leve negación con su cabeza le permitió quedarse.

- Que pasé- dijo Peter mientras se paraba y se formaba para recibir a su superior, Tomoe lo imitó.

Desde la puerta la figura de un hombre, de apareciera tener unos 30 años, hizo su aparición. Era alto un poco más de Peter su pelo era negro, lo llevaba largo pero muy prolijo para donde ellos estaban. No había indicios de barba, perfectamente afeitada estaba esta. Al igual que los otros dos jóvenes tenía los ojos color dorados, aunque los de él tenían poco brillo, parecían más bien como apagados.

- Es un honor tenerlo aquí general Kame - dijo Peter mientras miraba con admiración a la persona que tenía enfrente de él- ¿Qué es lo que necesita?, haré todo lo posible para cumplirlo.

- es un gusto para mi también verte Peter, no es necesario tanta seriedad- le dijo Kame con una voz seria pero amable, luego pareció notar a Tomoe quién recibió una sonrisa de su parte- Mayor Nishi, es un placer también verlo tan vigoroso como siempre.

- Es un honor para mí, General Kame- le dijo con sumo respeto el joven- Si mi presencia aquí es molesta para lo que le tenga que decir al capitán yo me iré…

- No es necesario mayor, según tengo entendido usted está entre las personas que Peter confía, por ende también confió en usted- le interrumpió, luego se acercó a una de las mesas y le indicó a los otros dos que lo imitasen- Bien Peter, como ya sabrás de parte del señor Nishi- un leve sonrojó cubrió el rostro de Tomoe- tengo una misión de suma importancia para ti.

- Yo y mis hombres estamos listos para atacar en cualquier momento señor- le contestó al instante Peter, Tomoe se sorprendió ante la pronta respuesta de parte de su amigo, por eso lo miró y vio la admiración con la que miraba el capitán a su general.

- En realidad necesito solo de “tus” servicios- le precisó Kame tomando por sorpresa a los jóvenes. Antes de proseguir Kame miró a su alrededor para asegurarse de que no haya nadie que pudiera escuchar cosa que aumento la curiosidad de los dos- Hemos encontrado uno de los fragmentos y me gustaría que tu mismo vayas y lo escoltes, te advierto una cosa, no será una misión, ni fácil ni corta.

- Solo dígame como y donde encontrarlo y estaré en eso al instante- le contestó Peter orgulloso de que Kame le confiara una misión tan importante como esa a él, sabía que no podía fallarle.

- Una persona se encargará de acompañarte y indicarte quién es, el fragmento está dentro del cuerpo de un humano de un mundo fuera del nuestro, irás al la casa del maestro del tiempo y espació Souta, él te llevará a ti y a tu compañera a ese mundo, luego tendrás que quedarte allí hasta recibir nuevas ordenes.

- Señor, podría decirnos la identidad de la persona que encontrará al fragmento- Tomoe había sido el que lo consultaba sabiendo que Peter no se atrevería a preguntarle eso a Kame- ¿Acaso es alguien del regimiento Mágico?

- No es parte del ejercito- le contestó Kame- Al tenerte que ir mucho tiempo se me ocurrió que Yuna quedaría sola, entonces pensé en la posibilidad que ella te indicará la identidad del fragmento- al escuchar eso tanto Tomoe como Peter quedaron totalmente sorprendidos- Está aquí afuera- les indicó mientras dirigía su vista a la puerta- Puedes pasar Yuna- la puerta se abrió para dejar ver una pequeña figura de niña, tenía el pelo color gris y lo llevaba muy largo, sus ojos eran dorados. Lo más sorprendente de la niña era su rostro, parecía que no tenía emoción alguna en él, tan solo hizo un amague de sonrisa al ver a Peter.

- Hermano- le saludó la pequeña llamada Yuna a Peter, luego pasó su atención al otro joven- Tomoe - por unos segundos nadie dijo nada hasta que la voz seca de la niña volvió a sonar en la habitación- Si te parece bien te acompañaré en tu viaje te indicaré la identidad del “fragmento”, aunque sino quieres que te acompañe solo tienes que decírmelo - le indicó.

Yuna era la hermana menor de Peter, no tenía más de 12 años de edad sin embargo era una gran hechicera en especial en materia de escudos y de percibir presencia, el talón de Aquiles de Peter.

- Si estás de acuerdo, no tengo problema en que me acompañes, claro que mientras no te metas en líos por eso- le contestó Peter- Será bueno trabajar contigo Yuna- una pequeña sonrisa se vislumbro en el rostro del joven capitán que la acompaño con una pequeña caricia en la cabeza de la niña.

- Bien ya que está todo decidido será mejor que te prepares ya mismo para que salgan lo más pronto posible- le ordenó Kame, los dos hermanos asintieron decididos antes de retirarse en compañía de Tomoe.


En fin ya saben se agradecen, comentarios, criticas, sugerencias, hipotésis y si tienen el guión de Star Wars 7....

Saludos: Izanagi
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por yuske el Mar Ene 29, 2013 10:56 pm

Interesante, Interesante ¡Interesante!

Izanagi esta historia es genial, me tiene completamente atrapado.

Me encanta la forma en la que lo manejas "El enemigo" recuerda al señor de los anillos.

Ahora el concepto en si de la trama se aclara un poco, pero aun continua sin ser totalmente visible: Los fragmentos de algo (no puedo evitar pensar en la perla de shikon de inuyasha XD) estan esparcidos por diversos mundos, algunos (o todos) se encuentran dentro del interior de personas y los dioses quieren recuperar los ¿porque? pues la logica me dice que ellos consideran mejor que esten en su poder que en el de sus enemigos.

Ahora presiento que el kami condenado es el del primer capitulo mientras que la niña que fue mencionada en el segundo es yuna.

en resumen, izanagi, me parece que estas logrando una introducción a la historia maravillosa.

hasta pronto.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 26
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por Izanagi el Dom Feb 03, 2013 10:13 pm

Yuske! Cerca, cerca van tus predicciones, algunas acertadas otras muy cerca de lo que decís. Te agradesco tus palabras y tu comparación con El Señor de los Anillos pero creo que eso me queda bastante grande.

Bueno ahora si, después de haber terminado el capítulo 7 de mi reserva personal decidí pasar a poner el cuarto capítulo y continuar un poco esta historia que avanza más rápido de lo esperado.
Con este capítulo nos movemos a una nueva locación y como nuestros protagonistas a un nuevo mundo que visitar. Aqui nos encontraremos con un nuevo personaje (o tres, dependiendo si leyeron o no el extra que dejé en el capítulo anterior) que espero que les agrade.

Capítulo 4: El dimensionador
:
Vibraciones… desde que se había despertado ese día había sentido vibraciones en todo el aire, por eso se había despertado inusitadamente temprano como por esa misma razón su ya de por si alegre humor estaba por los cielos. Tanto era así que cuando había salido a hacer compras y comentado lo –vibroso- que estaba el aire no le había importado las miradas extrañas de todos los que lo habían escuchado, como también algunos comentarios mal intencionados de sus vecinos. No había duda que Souta era el loco del pueblo, sin embargo ser considera un loco en Sohonara era ya de por si extraño debido a que nadie era demasiado normal en esas tierra.

Sin embargo esta vez su locura no era en vano, porque a pesar de que para la mayoría el aire estaba normal para él realmente estaba vibroso, al fin y al cabo él era el dimensionador y aunque era una manera de decirlo algo vaga sólo él podía sentir cuando el aire estaba vibroso.

- ¿Cuantos son?- preguntó al aire, sentado en la pequeña sala de estar vigilaba las corrientes vibratorias del espacio adyacente. Intentando ordenar las ideas de su mente y al mismo no desordenar demasiado las otras ideas de su mente.

A pesar de ser el loco del pueblo el dimensionador tenía una casa acorde al estatus social predominante en el pueblo, es más su casa era una de las mejores del lugar. Tanto de las mejores como se puede vivir en el desértico desierto de Sohonara. Del Mundo del Sol muchos de sus territorios eran conocidos por sus lujos y riquezas sin embargo Sohonara no lo era.

Las escasas poblaciones que aparecían en medio del desierto contaban con no más de cincuenta casas, las cuales la mayoría estaban hechas de roca (claro que esta perfectamente diseñada) preservando así las bajas temperaturas que proporcionaba el frió piso del lugar.

La casa del extraño mago tenía cuatro habitaciones, entre las que se destacaban un dormitorio, un baño, un comedor y una sala de estar. Cocina no tenía, una de las peculiaridades de Souta era la de comer siempre una comida de un lugar diferente, siendo él “el” dimensionador no era algo tan complicado.

- Uno…- sus ojos empezaron a pasear por las paredes las cuales estaban cubiertas completamente por cuadros, uno tras otro decoraban la habitación impidiendo ver si quiera un centímetro de piedra. De un segundo a otro la mirada del hechicero se detuvo en un cuadro en cuestión. Souta llevó su mano en dirección a él, esto sin moverse del lugar y estando alejado por lo menos cinco metros, y como si atrapara algo la cerró la rapidamente.

- Ya las tengo- pronunció con sus ojos exaltados y una enorme sonrisa que dejaba a la vista toda su dentadura. El ruido de golpes provenientes de la puerta interrumpió su extraño trance obligándolo a atender a quien sea que lo estuviera buscando.

Sin preguntar o siquiera ver quien estaba fuera Souta abrió la puerta. Tras ella se encontraban dos personas quien al parecer, por sus pintas y porque nadie más tocaba su puerta, venían a buscarlo por su extraño oficio.

- Mi nombre es Peter Gold- se presentó uno de los visitante, era un joven de dieciocho años de edad, su pelo era color castaño claro mientras que sus ojos, al igual que el de todos los hijos de la magia, era color dorados. Era alto, pasaba el metro ochenta y se lo veía bien entrenado. Su cuerpo estaba cubierto por una capa que lo tapaba completamente, seguramente esto debido a lo problemático que era viajar por el desierto- y ella es mi hermana menor Yuna- agregó con voz seria.

A pesar de ser hermano los únicos parecidos entre ambos Gold eran sus ojos, que lo compartían por raza y no por sangre, y el gesto de completa seriedad que llevaban ambos.

Yuna por físico no podía tener más de doce años de edad, aunque si uno la veía a sus ojos parecía encontrarse con alguien que había vivido más de una vida (algo imposible para los hijos de la magia debido a que no podían reencarnar) llevaba el pelo largo y color gris, su piel era completamente blanca convirtiéndola en una completamente delicada a la influencia del sol. Como su hermano llevaba una capa que la cubría sin embargo desde su cuello colgaban dos sogas las cuales llevaban atados a dos muñecos de peluche, uno con forma de perro mientras que otra con forma de gato. Además en su mano llevaba un parasol, algo que para una niña con una piel como esa parecía imprescindible bajo el abrasador sol de Sohonara.

- ¡¡Oh, pero si es el piromante!!- dijo exultante, le tendió la mano a modo de saludo, sin embargo esta estaba cerrada. Peter lo miró sorprendido y sin entender que quería que haga. La cara del joven fue lo que llevó a Souta a ver su mano dándose cuenta que no la había abierto- ¡Es verdad no puede saludarme!, ahí tengo una nueva dimensión que encontré- les comentó haciéndose a un lado de la puerta y permitiéndoles el paso- Por favor pasen, han llegado justo a tiempo- les dijo, ambos hermanos ingresaron al lugar.

- ¿A tiempo?- preguntó Peter- ¿significa que ya tienes listo el portal que Kame te mandó a construir?- inquirió el joven, sin embargo Souta no parecía escucharlo y sólo caminaba en la dirección contraria a donde habían entrado. Peter se detuvo, al igual que su hermana, sin embargo el dimensionador siguió su camino hasta que alcanzó una puerta. Al ver que sus dos invitados no lo estaban siguiendo se dio vuelta y los miró.

- ¡¡Vengan, vengan, no puede perdérselo!!- dijo agitando las manos emocionado, Peter suspiró con cansancio y empezó a caminar hacia él, Yuna parecía seguir a su hermano como si fuera un muñeco encantado, desde que habían entrado al hogar Souta no había podido ver siquiera un rasgo de sentimiento en ella- Pasen por aquí- dijo abriendo la puerta y saliendo al exterior.

A pesar del desértico paisaje en el que vivían sorprendentemente la parte trasera de la casa de Souta estaba llena de pasto y en el medio un árbol de cerezos se levantaba con gran altura.

- Sorprendente- murmuró Peter asombrado mientras observaba la vegetación que allí crecía- Sin embargo no entiendo para que nos trajiste aquí- agregó rápidamente con mal humor- ¿Nos vas a mandar a ese mundo o no?- preguntó.

- Claro que lo haré sólo que antes hay que recibir a los otros invitaos- contestó metiéndose la mano en su bolsillo para luego sacarla ya abierta- Ahí estará a salvo- dijo refiriéndose a la supuesta dimensión que había encontrado.
- Esto me está irritando- murmuró Peter- ¿Qué invitados esperamos?- preguntó levantando en tono de voz- No se si te enteraste pero Kame y tú tienen un acuerdo, así que cuando él te pide que prepares un portal tú lo tienes que hacer- le explicó.

- Lo se, lo se, piromante pero no puedo hacer nada hasta que lleguen ellos, ¿acaso no notas lo vibroso que está el aire?- preguntó Peter miró a su hermana intentando saber si sabía a lo que se refería.

- Se dice que cuando el aire vibra es que una nueva dimensión se está por formar- habló por primera vez la menor, su voz era apenas audible y sonaba seca. Peter asintió ante las palabras de la niña- Siento llegar dos presencias- agregó.

- Se nota que eres una Gold, impresionante como dicen los rumores- respondió contento el dimensionador, quiso continuar hablando pero una gran correntada de viento empezó a pasar y con ella era acompañada de la molesta arena.

La correntada no duró más de diez segundos pero fue suficiente para que los hermanos Gold tuvieran que cerrar los ojos para que no molestara su vista. Sin embargo al abrir los ojos dos personas más estaban en el lugar.

Junto a Souta quien ahora había cerrado su otra mano, nuevamente como si hubiera agarrado algo, se encontraban Akame y Reen.

- Bienvenidos al país de Sohonara- pronunció Souta- Soy el dimensionador y será un gusto negociar con ustedes- agregó sorprendiendo aún más de lo que ya estaba a la joven humana.

En fin, gracias a los que se toman la molestía de leer, comentar y ayudar a mejorar.

Saludos Izanagi.
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por yuske el Lun Feb 04, 2013 9:53 am

me ha encantado el capitulo, lo he encontrado bastante bien llevado, con una narración un tanto diferente a otras, sobre todo a la de" la oscuridad de uno mismo" en ella la narración es un poco mas rápida, pero eso es (creo yo) que se debe por la misma temática "shonen" de la historia. Mientras que en esta La narración es bastante mas variable, al ser una historia con hilos diferentes la velocidad en la que suceden las cosas varía dependiendo del capitulo, por ejemplo noto un poco mas rápido el capitulo dos que este, sin embargo pese a que la narración de este capitulo es un poco menos "acelerada" fluye muy bien.

En cuanto al capitulo en si me encanto el personaje de souta, su desquiciada personalidad me hizo pensar en radagast.

Ahora no se que sucedera, no me atrevo ni a especular pues no tengo idea de que rumbo tomara, no esperabal a presencia de akane y reed ahí. No creo que ellos sean a los que tienen que proteger, eso es todo lo que puedo decir.

Excelente trabajo iza, ya no me cabe duda de que esto es lo mejor que he leído de tí.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 26
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por Izanagi el Miér Feb 06, 2013 10:47 pm

Gracias nuevamente por tus comentarios Yuske, creo que lo de la forma de narrar no lo había notado hasta que vos me lo indicaste, así que diré que lo hice inconcientemente (Tal vez se deba a que hace bastante que no escribo nada de "La Oscuridad...." y que sólo estoy subiendo los capítulos ya hechos. Después me dices si esto sigue a si con el pasar del los capítulos y si es posible cual de las dos formas de narrar prefieres más (Ya lo se, te estoy sobreexplotando)

Pero bueno me siento generoso así que no sólo voy a subir antes de tiempo sino que además voy a subir capítulo doble, pensaba subir uno sólo pero creo que ya es hora de hacer que esta historia empieza a entenderse o sino me van a cortar los víveres (en este caso los lectores XD)

Así que a continuación les dejo los capítulo 5 y 6.

Capítulo 5: Llegada:
Sus ojos no podían creer lo que veían, de un instante a otro la imagen de Tsu junto con los resto de la antigua ciudad de Nuros habían desaparecido convirtiéndose en un pequeño parque habitado por un grupo de personas que no conocía de nada.

Akane sabía sobre la magia, es más hasta la practicaba… todos en su mundo estaban enterados de la existencia de otras dimensiones, había conocido personas de otros mundos, no le era ajeno que se podía viajar entre ellos. Sin embargo aún no lograba creer que ella había hecho uno de esos pases entre dimensiones y que ahora se encontraba en un mundo totalmente diferente al suyo.

- Así que tu eres el dimensionador- a su lado un joven había hablado respondiendo a la presentación del hombre quien se había presentado a si mismo con ese extraño título- Parece que llegué al lugar correcto- agregó con tono serio.

Akame dirigió su mirada al llamado dimensionador, era un hombre adulto calculaba que debía superar los cuarenta años de edad, tenía el pelo color rubio y sobre él llevaba una especie de sombrero picudo, como el de los magos de los cuentos de hadas. Estaba sonriendo mostrando todos sus dientes los cuales brillaban tanto que obligaron a la joven a apartar su vista por un segundo.

- Es un fragmento- la palabra llamó su atención ya que esta misma había sido utilizada por Tsu poco antes de que le diera la piedra que la transportaría a ese lugar. Al escucharla buscó quien había hablado, para su sorpresa había sido una niña de pelo color gris. A su lado se encontraba un joven, inevitablemente se sintió atraída hacia sus ojos y a pesar de que al principio le había sorprendido el color de estos con el pasar de los segundos se dio cuenta que ese no era el porque de sentirse atraídos al verla.

- Magia- murmuró sorprendida, un torrente de magia que nunca había ni siquiera imaginado. Una cantidad tan vasta que probablemente sería más grande que la magia de toda la población de Nurio.

- Debe ser difícil de entender para un humano- la aguda voz del llamado dimensionador llamó su atención obligándola a girar rápidamente su vista hacia la de él- El poder de los hijos de la magia proviene desde el mismo sol de los creadores y es absorbida por parte de los ojos dorados- le explicó vagamente- pero bueno ese no es el punto, será mejor que te levantes hay mucho que hablar y pronto tendremos más visitantes- dijo entusiasta- por favor levántate de allí.

En ese momento fue cuando Akane se dio cuenta que aun estaba arrodillada en el piso, producto de la conmoción por el cambio de mundo, con lentitud se incorporó y con un leve asentimiento con su cabeza saludó a los presentes. Su mente aún no procesaba lo que había pasado desde la mañana de ese día, desde que se había despertado empezó a ser perseguida por los daimon, algo totalmente extraño debido a que en su mundo era alguien sin ninguna importancia y en su escape había llegado hasta allí después de una confusa y corta charla con su prometido. Por eso era que esperaba encontrar respuestas allí.

- Mi nombre es Akame- se presentó con timidez- Y aunque suena raro no se que hago aquí, así que espero que alguien de ustedes lo sepa o creo que me voy a morir- dijo intentando no sucumbir en el terror.

- Sería un inconveniente que te mueras ya que si Yuna dice que eres un fragmento eso significa que lo eres- habló por primera vez Peter acercándose a Reem y el dimensionador- ¿Qué es esto?, ¿Cómo es que hay otro fragmento aquí?, pensé que habían encontrado a uno sólo y que yo lo vigilaría- esta vez habló tanto con el kami presente como con Souta, el enojo de Peter era muy claro, esperaba respuestas y respuestas que lo dejaran satisfecho.

- Esto está más arriba que Kame - habló Reen- él cielo maneja esto, mandarán a un supervisor pronto yo seré su guardaespaldas- explicó con pocas palabras.

- Ya veo- murmuró molesto- Así que ellos lo encontraron primero, eso no es bueno- agregó antes de centrarse con el dimensionador- Abre el portal ya, no quiero toparme con nadie del cielo o mi día empeorará aún más- le pidió con un tono que no admitía negación alguna.

- ¡Que lástima deseaba que se quedarían a tomar un poco de té con nosotros!- dijo Souta con entusiasmo, metió su mano aun abierta en su bolsillo del cual sacó una pequeña piedra, similar a la que habían usado tanto Akame como Reen- Tómala la necesitaras para cuando la noche no tenga luna- le dijo, cuando vio que el joven la atrapaba abrió su otra mano y tanto Yuna como Peter desaparecieron del lugar- Siempre pasa lo mismo con los hijos de la magia, nunca saben disfrutar del momento- declaró apenado.

- ¿Qué les hiciste?- preguntó Akame alterada, ya se estaba cansando de sorprender ese día y al parecer mucho cosas más ocurrirían a partir de ese momento.

- Ellos necesitaban que los llevara a otro mundo, así que aproveché el portal que ustedes habían abierto y lo cambie de dirección - explicó el extraño mago- Bien, bien será mejor que entremos, hay dos tazas de té que tienen su nombre escrito- agregó dirigiéndose dentro. Akame lo miró confundida y un poco irritada, ¿es que ese hombre no entendía el estado mental en el que estaba?

- Pronto entenderás todo, lo único que puedo decirte hasta ahora es que estás segura y que alguien vendrá a explicar lo que pasa aquí en la brevedad- le dijo Reen y luego sin dirigirle siquiera una mirada más se marchó dentro del hogar del dimensionador, dejando por unos momentos a la joven humana sola.

- Sólo quiero saber como está Tsu- murmuró aún triste y largando un fuerte suspiro.

- Señorita Akame, venga a disfrutar el té- sin oponer resistencia la joven se paró y con paso lento y desconfiado entró a la casa.

--------------------------------------

La noche había caído en Sohonara y Akame ya estaba acostada en una de las camas que Souta había preparado para su comodidad, los dos hombres dormirían en el cuarto mientras que ella dormiría en la sala de estar, claro que en la comodidad de una cama que el dimensionador había traído con un golpeteo de sus manos. Su mente repasaba los sucesos que había ocurrido ese día y aún le costaba entender toda la información que le habían dado.

- ¿Qué quienes eran esos?- repitió Souta la pregunta hecha por la joven - Eran Peter Gold y su hermana menor Yuna, lo se quedaste asombrada con el poder que tiene, es el capitán más joven al mando de Kame, tiene una habilidad destructiva que no compite con nadie y una personalidad que no deja nada a medio acabar es sin dudas uno de los hechiceros más fuertes del Mundo del Sol- agregó Souta- Sin embargo en mi opinión la más brillante de su familia es la pequeña Yuna, no tardó ni dos segundos descifrar que eras un fragmento- dijo emocionado.

- ¿Ellos están relacionados conmigo?- preguntó Akame, ya aceptando su papel de fragmento aunque aún su significado seguía siendo un incógnito para ella.

- No del modo que tú piensas pero si del modo que no se te ocurre- le dijo Souta antes de tomarse toda la taza de té- Señorita aunque ustedes no lo crea todos estamos relacionados, por eso hoy comparten una mesa un dimensionador, una humana y un kami- aclaró confundiendo más, si esto era posible a la joven.

- ¿Cuándo dice kami te refieres a un dios?- una nueva pregunta fue formulada por la chica aunque esta vez la respuesta provino de Reen quien no se había prestado a sentarse a tomar té sino que permanecía parado con su mirada fija a Akame.

- Para algunos somos dioses, para otros creadores y hasta para algunos solo entes, inclusive mi gente no sabe como describirnos- respondió con frialdad con un tono que desmotivó a la joven a seguir preguntando.

Desde ahí todo había vuelto a ser incómodo, después de tomar el té Souta ofreció una comida que ninguno de los dos aceptó y así terminaron los tres acostados, dejando por fin a Akame un momento de privacidad.

- Creo que ya me volví loca- murmuró creyéndose sola en toda la habitación, sin embargo para su temor alguien respondió a su comentario.

- Creerse loca en el mismo hogar del dimensionador, eso es algo normal- sentada en la mesa donde tiempo antes Akame había tomado el té una joven rubia la miraba con una sonrisa iluminaba su rostro, al igual que la mayoría de las personas que había visto en ese día tenía ojos dorados y un gran poder tras ellos- Soy Mangetsu, la respuesta a todas tus preguntas.

Capítulo 6: 1100 años:


Pasaron unos minutos antes que su respiración se calmara y que sus nervios no estuvieran por explotar, la repentina aparición de Mangetsu en medio de la oscuridad había sido el toque final para lo que seguramente sería el peor día de toda su vida.

Después de que la joven hablara de la nada los gritos de Akame habían sido tan fuertes que Souta y Reen habían tardado menos de un minuto en acudir en su ayuda, claro que al ver que la supuesta atacante era Mangetsu se tranquilizaron enormemente.

- Lo siento, no pensé que te asustaría de ese modo- se excusó la joven con una sonrisa, era medio de la noche sin embargo el recién formado trío de visitantes estaban reunidos en la mesa principal de la sala. Tras ellos Souta servía una nueva ronda de té- Espero que no te formes una mala imagen de mí por este hecho- le pidió.

- No te preocupes, después de todo lo que viví hoy es culpa mía por dejarme asustar- le restó importancia- Soy Akame por cierto- se presentó también sonriéndole a la joven rubia, no parecía mala persona y se la veía realmente arrepentida por el susto que le había hecho pegar.

- Sí, se todo sobre ti Akame- le respondió, antes de presentarse a ella misma- mi nombre es Mangetsu soy una sacerdotisa del cielo, me encomendaron la misión de ser tu guía hacia tu destino- se presentó- Cualquier duda que tengas sólo pregunta y yo te lo responderé- prometió.

- ¿Cualquier duda?, pregúntale sobre la Caja de Pandora entonces- la voz fría de Reen sonó por primera vez desde que la chica había llegado, sorprendiendo a Akame, la sorpresa también se había apoderado de Mangetsu y Souta sin embargo no era porque el joven había hablado sino por lo que había dicho.

- ¿La Caja de Pandora?- preguntó Akame confundida, Souta dejó de servir el té y se acercó para ver que haría Mangetsu a continuación, una acción que no pasó por alto la joven fragmento entendiendo que esa palabra era más importante de lo que parecía.

- Eso no es algo que tengas que preocuparte- le respondió Mangetsu a la chica con suma tranquilidad y paciencia, intentando no mostrar que el tema la había incomodado- Es más preocupante que viajemos con un condenado como él- agregó al pasar- ¿Quieres que te explique que es lo que ocurre?- le preguntó a la joven.

- Claro que sí, desde ayer que mi vida dio un giro de 180º y no entiendo nada de lo que está ocurriendo- le respondió Akame ansiosa por fin poder entender que estaba haciendo en ese lugar.

- Bien, para que entiendas todo debes tener en claro tres conceptos- inició Mangetsu- primero algo que ya sabes, tu mundo no es el único que existe, hay miles de ellos todos en distintas dimensiones- la joven indicó el número 1 con uno de sus dedos- Segundo, todos los seres fueron creados por los dioses, o como son conocidos actualmente los kamis- nuevamente sumó un dedo a su “cuenta” imaginaría- por último debes saber que de todas sus creaciones fueron los Hijos de la Magia los que fueron favorecidos con un poder potencialmente semejante a los de ellos.
- Desde que llegué aquí escuché hablar sobre los hijos de la magia, sin embargo aún no se a quien se refieren con eso- le notificó Akame- si pudieras explicarme eso antes de continuar sería de ayuda.

- Claro, no hay problema- le sonrió Mangetsu- Tanto Souta como yo no somos humanos como tú, sin embargo tampoco somos kamis como él- dijo refiriéndose a Reem- nosotros somos un raza distinta- detalló- aunque tengamos apariencia humana somos totalmente diferentes, por ejemplo los hijos de la magia tenemos los ojos dorados, ya que necesitamos estos para alimentarnos del sol… alimentarnos mágicamente hablando por supuesto- aclaró la chica- ustedes los humanos en cambio obtienen la magia de una combinación de su propio poder interior y el de los elementos, se podría decir que en ese sentido ustedes son más similares a los dioses- Mangetsu se detuvo por un momento para ver si la joven aún seguía su explicación, al ver que así era prosiguió.

- En cambio se podría decir que los hijos de la magia… o hijos del sol como prefieras decirnos somos mucho más duchos con la magia que hasta los mismos dioses, sin querer sonar presumida nosotros somos los mejores manipuladores de esta entre todas las razas existentes en todos los mundos- agregó Mangetsu.

- ¿Entonces porque son los kamis los dioses y no ustedes?- preguntó Akame confundida, si la magia era lo que creaba todo lo demás porque lo más fuertes eran sometidos por seres más débiles que ellos.

- Creo que me has mal interpretado- aclaró rápidamente Mangetsu, incómoda, como si de verdad no le gustara el tema del cual estaba hablando- Somos mejores controlado la magia pero los kamis tienen una capacidad real de utilización de magia ilimitada, mientras que la nuestra es una capacidad potencial- explicó- Es algo un poco más difícil de entender pero esa sería una idea básica de porque los kamis son los seres más poderosos de todos los mundos.

- No entendí demasiado eso último, pero creo que prefiero que me sigas explicando que hago aquí- aclaró Akame, Mangetsu asintió con su rostro con una sonrisa conciliadora en ella, entendía la situación de la joven. Sabía que debía ser totalmente molesto estar en un mundo donde no sabía nada y que todo lo que había vivido hubiera desaparecido.

- Bien entonces para poder entender cual es tu papel en lo que va a pasar de aquí en adelante tienes que entender los hechos ocurridos hace más de mil años atrás, 1100 años exactamente- explicó- Verás por ese entonces ya habían pasado tres mil años de cuando el dios del sol Irzagi había creado a los hijos de la magia y al Mundo del Sol. Desde que fueron creados los hijos del sol los kamis se sintieron atraídos por su capacidad con la magia y su potencial oculto, debido a eso fue que los tomaron bajo su tutela y les convirtieron en su ejército personal, por esos tiempos los mundos recién empezaban a formarse, podrás entender que los problemas eran interminables, con el fin de solucionar estos problemas los dioses les regalaron a sus hombres la capacidad del poder ilimitado, el dekiru- con el sólo nombrar de la palabra un extraña sensación retumbó por el cuerpo de Akame, en el transcurso de un segundo había sentido como su magia se movía de un lado a otro alborotado con la palabra que la joven sacerdotisa acaba de pronunciar.

- dekiru- murmuró sin intención Akame, Mangetsu sonrió divertida ante la reacción de la joven, era normal en los humanos sentir semejante admiración por eso, aunque no entendieran en realidad de que se trataba.

- Aunque no podían alcanzar el poder ilimitado- prosiguió el relato- su capacidades mágicas crecieron mucho con ese regalo, sus vidas se alargaron y sus conocimientos avanzaron en gran medida- Souta le tendió una taza de té, que la joven recibió con la sonrisa que la caracterizaba- a cambio los hijos de la magia debían viajar por los mundos y solucionar los problemas de estos, esto duró aproximadamente mil años así que podemos saltearlo un poco- agregó- pues bien ya para ese entonces los humanos gozaban de la magia, y aunque era algo primitivo- Mangetsu se detuvo, y volvió su vista a la chica- sin ofender- se disculpó- era lo suficientemente bueno como para que los hijos del sol descansaran de su larga tarea, pudiendo finalmente volver a este mundo, los dioses agradecidos por el arduo trabajo de los hijos de la magia decidieron dejarles el tesoro de la fuente ilimitada para ellos mismos, con la única condición de que se les notificara si alguno de ellos lograba controlar todo su potencial mágico, algo necesario debido a lo peligroso que podía ser semejante poder en manos inexpertas.

El relato de la joven fue cortado por una risa burlona de parte de Reen, Mangetsu suspiró con cansancio ante el repentino corte por parte del kami. Ya no era un secreto para nadie de esa sala que al parecer los ideales de ellos dos no estaban alineados, más precisamente estaban totalmente contrapuestos. Akame tenía curiosidad sobre eso pero en ese momento su mente estaba inmersa en el relato de la joven.

- Sin embargo un hijo de la magia logró lo que hasta entonces parecía imposible y secretamente dominó el poder del dekiru- reanudó Mangetsu- Su nombre era Rikken, él dominó un reino inexplorado por su raza, la magia oscura… cuando se sintió listo hizo su aparición y sin dificultad asesinó sin ayuda a la elite del Mundo del Sol, la guardia de los kamis, luego de eso desapareció por un tiempo sin embargo su influencia oscura fue ganando adeptos en distintos mundos, olvidados por los hijos de la magia o los kamis- la joven le dio un sorbo a su té, luego prosiguió con su relato- Tras un tiempo apareció en las mismas puertas del cielo al mando de un ejército de gigantescas proporciones, bajo su bandera había humanos, gigantes, elfos, hasta inclusive hijos de la magia, claro que estos habían abandonado su forma convirtiéndose en algo más oscuro pero también más poderoso, tú los conoces uno sólo de ellos destruyó la ciudad de tú mundo- aclaró.

Los ojos de Akame se abrieron desmesuradamente, por ese entonces lo había pasado desapercibido pero Souta, los Gold y Mangetsu no habían sido las primeras personas que había visto con ojos dorados. No, alguien más los tenía.

- daimon- murmuró la joven humana a sabiendas de lo que Mangetsu le diría- así que los daimon son hijos de la magia caídos, ya veo porque tienen semejante poder destructivo- agregó molesta.

- Así es, sin embargo si hasta ahí hubiera llegado el poder de Rikken entonces no hubiera habido problemas para los dioses- explicó Mangetsu- sin embargo él había creado algo más, sus propios dioses, dioses oscuros- aclaró la chica poniéndose por primera vez en toda la noche verdaderamente seria- con un poder semejante a los kamis irrumpieron al cielo e iniciaron una guerra que duró aproximadamente cincuenta años, cuando por fin después de que ambos bandos quedaran realmente debilitados Irzagi y Rikken se encontraran.

- La batalla duró más de cuatro días- sorpresivamente para todos Reem había tomado el relato y al parecer decidido a continuarlo. Su rostro estaba serio, sus ojos cerrados intentaban enfocar los recuerdos que su mente guardaba sobre esa pelea- Después de cuatro días y cuatro noches, finalmente Rikken se llevó la victoria matando con ella a Irzagi- Akame se sorprendió ante este hecho, teniendo en cuenta que esperaba un final feliz en la historia- sin embargo con su muerte liberó un último conjuro el cual fue terminado por quien es conocido como el único humano que logró alcanzar la fuente ilimitada, Magna Zach- explicó- él con sólo veinticinco años de edad había no sólo logrado la fuente ilimitada sino que además había logrado convertirse en un kami, su poder mágico no tenía comparación ni siquiera con el de Irzagi, sin embargo había nacido con un cuerpo débil y no podría soportar un enfrentamiento directo con Rikken, debido a esto Irzagi se ofreció para ser el intermediario entre él y el hijo de la magia caído, el conjuro destruyó el alma de Rikken, desintegrando cualquier capacidad de retorno, sobre este- el joven kami se detuvo volviendo al silencio habitual en su persona, Mangetsu entendió que él ya no seguiría relatando lo ocurrido, así que decidió terminar de una vez con el asunto.

- Los daimon escaparon al Mundo del Sol comandados por los dioses oscuros y hasta tomaron los territorios de una de las cinco provincias de este mundo convirtiéndola en sus dominios y rebautizándola como Drugmeria- continuó la joven- debido a la guerra los dioses no pudieron acabar con ellos y terminaron dejándolos vivir sabiendo que sólo una persona como Rikken podría dirigirlos nuevamente- Zach entendió que tarde o temprano ese evento se repetiría por eso dividió su magia en dos, una parte la envió a un lugar desconocido del cual nadie sabe nada, se dice que su magia reencarnará en quien Zach eligió para ser su sucesor. Sin embargo la otra parte de la magia fue dividida nuevamente, aunque esta vez en siete partes estas también fue enviada a un lugar desconocido sin embargo esta sería entregado cada fragmento de la magia de ese poder a un ser diferente, lo haría crecer para después devolvérselo a sucesor de Zach, para cuando la oscuridad de Drugmeria volviera a crecer, alguien pueda hacerle frente- terminó el relato la joven, indecisa si era necesario que continuase o no, al ver a Akame se dio cuenta que ella no había entendido cual era el significado de eso- Hace unos años atrás Drugmeria empezó a moverse de manera diferente, los rumores de un nuevo líder empezaron a aparecer como así también sobre que la magia de Zach había vuelto a aparecer… ¿Entiendes lo que eso significa Akame?- preguntó Mangetsu seria.

La joven empezó a recordar las palabras de Tsu en su despedida, así como las de Peter y Yuna Gold cuando los había visto al llegar a ese mundo. De todas esas conversaciones una palabra se repetía una y otra vez- Significa que yo tengo uno de esos siete fragmentos divididos de la magia de Zach- entendió al fin la chica.

- Así es- asintió Mangetsu- Nuestra misión es llevarte al Cielo, para que allí puedas entregarle ese poder al sucesor de Zach- concluyó Mangetsu- Tú eres una de las claves para que todas las dimensiones sobrevivan…


Espero que los hayas disfrutado y como siempre se agradece cualquier comentarios, crítica o sugerencia (cualquier otra cosa también es bienvenido).

Saludos: Izanagi
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por yuske el Vie Feb 08, 2013 11:06 am

Perdona por tardar en comentarte, iza. desde hace unos días los habia leído pero entre la pereza y el deber no pude hacerlo.

Ahora el telon se a levantado permitiéndonos ver hacia donde se dirige todo, pero vamos por partes. Del capitulo 5 no tengo mucho que comentar en cuanto a la historia, pero si haré una observación al momento en el colocar la barrita separadora, pues me pareció necesario ya quien o fue realmente un cambio de escenario, ambiente ni personajes, por lo que me pareció necesaria, con el punto y aparte era más que suficiente.

Del capitulo 6 podría comentarte varias cosas, pero me las guardare, aunque comentare que pienso que aquella mitad que no se dividió es podría tratarse del sucesor de Zach.

En fin gran par de capítulos, operare por el próximo.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 26
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por Izanagi el Jue Feb 14, 2013 9:48 pm

Yuske no entendí, fue necesaria o innecesaria la barra de separación XD, está un poco confunso. Además nuevamente agradesco tu comentario y tu fidelidad hacia esto. Pronto sabremos más de Zach aunque para hablar de sucesores creo que estamos lejos.

Pero bueno un nuevo capítulo se asoma y con él el inicio de la primer saga de la obra, así que espero que sea de su agrado porque de ahora en más nos metemos de lleno en lo que va a ser la metodología de todo lo que viene.

Capítulo 7: Viaje:
La mañana había llegado al la casa del dimensionador y a pesar de que sus habitantes habían permanecido despiertos hasta altas horas de la noche todos se habían levantado con la primera luz del día, no había duda algunas que la excitación por lo que pasaría a continuación era demasiada como para poder quedarse remoloneando en la cama hasta tarde.

En la cocina, Souta y Akame comían el desayuno, al mismo tiempo que Mangetsu charlaba animadamente con estos. Reen había decidido no comer y había vuelto a ir a su habitación a esperar que sus dos acompañantes estuvieran listas para partir mientras que Mangetsu había comido más temprano con la intención de hacer la digestión previo al viaje ya que al parecer -le mareaba viajar por las dimensiones-. Sorpresivamente para la joven fragmento la comida le había gustado más de lo que esperaba a pesar de que nunca en su vida había visto ninguno de los alimentos que había en la mesa.

- ¿Qué es eso?- había preguntado señalando una extraña fruta con forma similar a una papa, pero al mismo tiempo se encontraba pegada a más de ellas como si de uvas se tratara. Su color era amarillo con entre tres y cuatro rayas naranjas que cruzaba verticalmente la fruta.

- Es un anango- respondió con naturalidad Mangetsu- A pesar de que no es nativa de este mundo se adapto muy bien aquí y rápidamente se convirtió en la fruta favorita para la mayoría de los hijos del sol, es una de las pocas plantas que crecen en el desierto de Sohonara, se podría decir que crece en cualquier lado- explicó- prueba, aunque no me gusta la comida agridulce el anango es una excepción a la regla.

Y no se había equivocado, Akame había disfrutado tanto de esa fruta que había convencido a Souta para que les regalara algunas para llevar en su mochila.

Con unas pocas charlas Akame había descubierto en Mangetsu una amiga, alguien en quien confiar en la extraña situación que estaba viviendo. Gracias a sus relatos, explicaciones y consejos la joven había encontrado cosas que disfrutar en ese viaje que pronto embarcaría. Sin embargo la actitud amable de la sacerdotisa no alcanza para hacerle olvidar de su mundo y de Tsu. ¿Qué habría pasado con su novio?, ¿habría logrado escapar del daimon que los perseguía?, ¿Sabría lo que ella tendría que hacer en ese momento?, y si lo sabía… ¿La iría a buscar para ayudarla a llegar al cielo?, ¿o se quedaría luchando con su grupo de revolucionarios en búsqueda de un futuro que al parecer con cada minuto que pasaba se volvía más oscuro?

- ¿Sabes?, yo me crié aquí- la dulce voz de Mangetsu logró sacar a Akame de su cavilaciones obligándola a enfocar su concentración en la joven rubia que tenía enfrente- de las cinco provincias de este mundo no hay ninguna mejor para crecer que Sohonara- opinó- Es verdad que no hay hermosos paisajes como si tiene los bosques de Freidor o las grandes ciudades como Vellana, sin embargo la gente de este desierto es la más buena de todas- los ojos de Mangetsu brillaba con un aire melancólico haciendo aún más cautivante su belleza natural. Akame no era una chica fea, al contrario sus ojos celestes y su sedoso pelo color mar eran sólo algunos aspectos de su figura, sin embargo sabía que no podía competir de ninguna manera con Mangetsu, la cual tenía una belleza digna de los dioses- Fue muy difícil para mí dejar esto por el cielo, pero por más que uno no le guste hay que hacer lo que hay que hacer para que nuestras personas importantes puedan vivir con felicidad- concluyó la joven, Akame se sorprendió ante lo dicho por la chica, no entendía como pero Mangetsu había descubierto lo que estaba pensando y le había dado un mensaje alentador sobre el futuro que se venía.

- Tienes razón- asintió la joven humana correspondiendo la sonrisa, ella no viajaría para sobrevivir, viajaría para ayudar a Tsu y su gente aunque estos no sepan de los sacrificios que haría para eso- Ya estoy lista para partir- dijo entusiasta a Souta.

- Perfecto- sonrió Mangetsu antes de también mirar al dimensionador- Souta podrías hacernos el favor de darnos las piedras blancas y transportarnos al mundo donde este la selectora- pidió Mangetsu.

- Me había preparado para esto- le contestó sacando seis bolsas pequeñas, todas estaban llenas de pequeñas piedras similares a la que Akame había utilizado para llegar a ese mundo, sólo que a diferencia de esa, esta era completamente blanca- He alistado seis bolsas completas, por si necesitan refuerzos a mitad del viaje- explicó Souta- Reen puede utilizar cualquier bolsa, sin embargo ustedes dos tendrán que limitarse a usar estas- dijo señalando las dos que había en su mano derecha. A simple vista Akame no vio diferencia alguna entre esas bolsas y las otras, tampoco sentía una diferencia mágica, sin embargo en el poco tiempo que había conocido al mago se había dado cuenta que era una persona un poco excéntrica y que probablemente eso sólo fuera un juego que él sólo podría entender.

- Ya veo- dijo Mangetsu tomándose en serio las recomendaciones del hechicero, luego agarró las bolsas, guardó las sobrantes y le dio una de las indicadas a Akame- Guárdala bien, eso es lo que hará que viajemos por los mundos sin necesitar la presencia de Souta- explicó- Nos encontramos afuera en cinco minutos, asegúrate de tener todo listo.

Gracias a Souta, la joven había podido cambiarse de ropa, además de lograr llevar unas prendas de más para poder cambiarse cada tanto. La vestimenta era la normal que se utilizaba en el desierto y a pesar de no ser muy linda a la vista realmente estaban hechas para largos viajes. Además el dimensionador le había regalado una pequeña mochila fabricada con una extraña tela que Akame no había visto nunca pero que resultaba muy cómoda y resistente a la vista. Allí dentro había guardado un par de mudas de ropas, unos pocos frutos de anango, una cantimplora, las piedras mágicas transportadoras y una especie de gorro que el dimensionador le había regalado.

Este era color blanco con dos franjas celestes que cruzaban horizontalmente, no tenía visera aunque sobresalía tela en la parte de las orejas cubriéndolas completamente y casi llegando a la altura del mentón, por encima llevaba un pequeño pompón celeste que hacía juego con el diseño del sombrero. Con todo el equipamiento listo la joven salió de la casa, donde ya Mangetsu y Reen la esperaban.

El joven kami vestía unos pantalones largos color negro, en sus pies tenía unas botas color marrón, las cuales para Akame parecían realmente incómodas, más si se trataba de un viaje largo como Mangetsu le había comentado que seguramente sería. Por encima de eso llevaba una musculosa también negra dejando bajo los rayos del abrasador sol del desierto a sus brazos totalmente desprotegidos.

En cambio Mangetsu llevaba unos pantalones que llegaban hasta un poco más que las rodillas color blanco. Akame podía notar desde lejos la fineza y lo delicado que aparentaba ser las telas de esa ropa, provocándole un poco de envidia teniendo en cuenta lo rústico de su ropa. En sus pies tenía una especie de pantuflas hechas con una tela similar a la de la mochila de Akame. En cambio en la parte superior llevaba una camisa también color blanca que la llevaba fuera del pantalón. Al igual que Reen no llevaba bolso o mochilla alguna.

- Casi se me olvida- Souta habló antes de que tanto él como Akame alcanzaran a los otros dos viajeros- ¡Toma esto señorita Akame!- la detuvo tendiéndole un extraño silbato- guárdeselo para usted, que nadie lo vea, solamente úselo cuando no sepa como continuar- le explicó, Akame lo tomó con duda… a pesar de que Souta le había parecido un chiflado sentía que esta vez hablaba en serio y que ese objeto terminaría siendo invaluable para la joven- Y como último regalo un consejo, cuidado cuando llegue al cielo, no se deje embarullar por su política y sólo confíe en quienes de verdad han ganado su confianza- le aconsejó con suma seriedad, luego su rostro a volvió a poner su maniática sonrisa y volvió a dirigir su atención a Mangetsu y Reen- Prepárense que ya abriré el portal, ¡¡vamos señorita Akame, apúrese o perderá su viaje!!- le dijo dándole una palmaditas en la espalda y dejándola más confundida que antes.

- Si- respondió aun confundida por las palabras del mago, sin embargo se acercó a Mangetsu y Reen y se colocó a su lado, esperando la orden para iniciar su viaje.

- ¿Qué te dijo Souta?- preguntó Mangetsu curiosa, tal vez por la extraña reacción por parte de Akame ante las palabras del dimensionador, la joven rápidamente recordó lo insistente que había estado Souta en el tema de no decirle a nadie así que decidió cambiar el tema.

- No lo se, no le entendí nada- dijo restándole importancia, la joven sintió como la mirada de Reen se clavaba en ella, sin embargo sabía que el kami no le preguntaría al respecto así que al ver como Mangetsu también se olvidaba del tema se tranquilizó- Entonces, ¿usaremos algunas de estas piedras para viajar al primer mundo?- preguntó.

- No, las piedras como están ahora no sirven para nada- le contestó Mangetsu, al ver el rostro de confusión de la joven se dispuso a explicarse- Verás esas piedras necesitan tener una ubicación asignada, como la que usaste para venir hacia aquí, Souta puede crearlas pero eso le cuesta mucho tiempo, por eso el crea la base del hechizo de transportación, las pone en las piedras y las llevaremos con una hechicera especialista en generar rutas.

- Ah, así que con eso te referías a la selectora- contestó Akame entendiendo- ¿Entonces como iremos hasta ese mundo?- volvió a preguntar la joven, Mangetsu sonrió ante la cantidad de preguntas que hacía sin embargo la entendía, más bien le sorprendía de lo bien que había tomado la situación que estaba viviendo.

- De eso me encargo yo, transportarlo de un mundo a otro es algo fácil para mí- le cortó Souta antes de meter su mano en el bolsillo y empezar a rebuscar- ¿Dónde lo había dejado?- se preguntaba a si mismo, esto siguió por unos momento hasta que al parecer encontró el objeto buscado- Aquí tengo la dimensión que los mandaré- dijo al mismo tiempo que sacaba su mano del bolsillo- ¡Adiós!- gritó y segundo después ellos ya no estaban.


Tardó unos momentos en reaccionar, todo lo que tenía a su alrededor le permitía pensar que había cambiado de mundo, sin embargo sentía que sólo había pasado un segundo de haber estado en Sohonara. Movió su rostro intentando identificar algo familiar, a su lado Mangetsu estaba sentada en el suelo con un claro gesto de malestar, al verla se tranquilizó enormemente ya que significaba que todo había salido bien. Más atrás estaba Reen quien parecía más interesado en observar el entorno que los rodeaba.

Al incorporarse Akame también empezó a sentir curiosidad por el lugar en el que estaban ya que a su alrededor miles de extrañas plantas crecían hasta alcanzar los diez metros de alto. Eran completamente verdes, finas pero muy largas, no parecían demasiado duras, sino más bien fáciles de romper.

- Odio los viajes entre las dimensiones, siempre me marean- farfulló con molestia Mangetsu mientras se levantaba del piso y por primera vez veía la extraña flora del mundo en el que se encontraban- Que extraño, nunca vi nada así- agregó sorprendida.

- ¿Qué clase de árbol es?- preguntó Akame mientras con sus manos tocaba la extraña vegetación- ¿Es algo que haya en sus mundos?- preguntó a sus dos compañeros.

- Claro que si- respondió Reen sorprendiendo a las dos chicas- en realidad puedo jurar que sus mundos también deben tenerlo ya que es pasto- les explicó con seriedad, Akame volvió a tocar la planta y definitivamente encontró similitudes entre ambas.

- Pero, ¿por qué es tan alto?, nunca vi nada así- respondió Akame aun incrédula de la respuesta de Reen. Apenas terminó de hablar un fuerte sonido empezó a sonar de lejos, al mismo tiempo que la tierra se empezó a mover.

- ¿Qué fue eso?- preguntó Mangetsu incómoda con la extraña situación- Porque será que pienso que está relacionado el gran tamaño de este pasto con ese ruido- murmuró la joven. Era sonido era discontinuo, aparecía y a los pocos segundos desaparecía y con cada segundo se hacía más y más fuerte.

- Es algo que se acerca- señaló Reen sin cambiar su impoluto gesto de seriedad- Pronto se revelará el misterio- agregó.

- No creo que quiera que se releve- dijo Akame asustada, sin dudarlo tanto Mangetsu como Reen se pusieron delante de la joven- ¿Qué hacen?- preguntó sorprendida.

- Ya te lo expliqué, nuestra misión es que tu llegues al Cielo, comparado con tu vida la nuestra no es importante- explicó Mangetsu- además no tienes que tener miedo, a pesar de ser un condenado este tipo sigue siendo un dios, mientras que yo soy un sacerdotisa del Cielo, créeme que nada de lo que aparezca puede ser un problema para nosotros.

- ¿Tan fuertes son?- se preguntó Akame incómoda de la situación en la que se encontraba, no quería que nadie arriesgara su vida por ella pero sabía que debía confiar en ellos ya que estaban más experimentados en esas cosas que ella misma.

- Ahí viene- murmuró Mangetsu al ver como el pasto más cercano se movía, Reen no contestó sin embargo también se lo veía preparado para lo que sea.
Sin embargo sorprendiendo a todos frente a ellos se apareció la imagen de una niña de no más de ocho años de edad, que corría como si la muerte le estuviera persiguiendo. Al igual que ellos al verla, la niña también pareció sorprendida de encontrarse con esas personas sin embargo no tuvo demasiado tiempo para interactuar.

- ¡¡Oigan ustedes perros sino se mueven los atraparan!!- les gritó sin detenerse en su carrera, el trío quedó sorprendido más aun cuando un fuerte destello apreció en el lugar cegándolo a todos por unos momentos, al volver a abrir los ojos tres seres con forma humana gigantescos los miraban con intensidad.

- Gigantes- dijo Mangetsu no demasiado entusiasmada- Entre todas las criaturas tenía que haber gigantes- agregó con fastidio antes de mirar a Reen- yo me encargo de atraparlos con un escudo, luego tu los llenas de fuego, ¿entendido?- Reen asintió con su cabeza- Akame mantente detrás de mí y no te muevas- le pidió, sorpresivamente la joven no le respondió obligándola a girar para verla.

- Mierda- murmuró Reen al ver que donde debía estar Akame ya no estaba no habían señal a la vista de la joven.

- Buen trabajo jefa- se dijo a si misma Mangetsu al ver como su supuesta protegida había desaparecido a los quince minutos de haberla tenido a su cargo.

Espero que lo hayan disfrutado y como saben cualquier reacción es recibida después de leer el capítulo y por supuesto agradecida.

Saludos: Izanagi
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por yuske el Jue Feb 14, 2013 10:27 pm

Yuske no entendí, fue necesaria o innecesaria la barra de separación XD

En resumen, era innecesaria.

Respecto a este capitulo, note algunos dedazos al principio, nada grave. Me llamó mucho la antencion como manejas la primera mitad de este episodio, dandonos detalles de algunos personajes, sobre todo de mangetsu. Eso sumado al buen desempeño de la narracion hizo una primera mitad bastante interesante pese a lo tranquila que es.

En cuando a la segunda... lo primero que se me vio a la mente fue algo así como "Querida, encogí a los niños" cuando mencionaron que se trataba de césped. También he de mencionar que de momento la relación entre reen y mangetsu no hay tanta fricción como me lo imaginaba, creía que seria algo así como notaros y kotone.

No obstante la mayor pregunta es ¿Que paso con akame? eso me deja intrigado. Sospecho de la niña.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 26
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por Izanagi el Vie Feb 22, 2013 4:41 pm

Como siempre es bueno ver un cometario tuyo Yuske, puedo decirte que la relación entre Reen y Mangetsu es diferente a la de Kotaro-Kotone. Primero y principal por la gran diferencia entre como son los personajes, segundo porque realmente Mangetsu y Reen se odian por un motivo que aún no se revelará pero que como imaginarás explica también porque a Reen se lo considera un condenado.

Pasó a dejar nuevo capítulo y con el la aparición del inicio conflicto de la trama del "primer mundo" que nuestros heroes (?) visitarán. Así que espero que lo disfruten tanto o más de lo que yo disfruté escribiéndolo para ustedes.

Capítulo 8: SoulMater:


El tercer gigante cayó derrotado con suma facilidad de la mano de Mangetsu, el otro par ya había sido vencido por Reen quien estaba ahora interesado en descubrir que había pasado con Akame.

- ¿Puedes rastrearla?- le preguntó a Mangetsu sin siquiera mirarla, movía su rostro en todas las direcciones intentando encontrar a la desaparecida joven, a pesar de que su porte no lo indicaba estaba nervioso, ya que claramente no estaba entre sus deseos perder al fragmento tan pronto.

- Podría pero necesito tiempo- contestó Mangetsu- empezaré a rastrear su magia… espera, alguien se acerca- le dijo en casi un susurro al mismo tiempo que se agachaba intentando ocultarse entre la vegetación, Reen la imitó preparado para contraatacar.

Con una elevada precaución tres seres con forma humanoide se acercaron a los ya vencidos gigantes, medían aproximadamente cinco metros de alto, tenían piernas y brazos largos y fino, pero aunque no tenían pies si tenían dedos, aunque sólo tres. Su piel era color gris mientras que sus ojos no tenían pupila siendo completamente negros.

La única ropa que tenían era unos pantalones hechos de un material similar al latex que alcanzaban hasta un poco antes que las rodillas, todos estos seres eran completamente flacos, aunque su cuerpo era bastante pequeño en comparación con el largo de sus brazos y piernas.

- ¿Qué son esas cosas?- preguntó Reen en voz baja, a pesar de su siempre impoluto rostro serio se lo notaba bastante sorprendido con la aparición de los extraños seres que allí vivían.

- ¿Las noticias no llegan al purgatorio?- preguntó Mangetsu con una sonrisa burlona en su rostro- Son SoulMater- respondió la chica sabiendo que el condenado, no entendería que significaba eso- Sígueme no tenemos nada que temer son aliados- le saliendo de su escondite- ¡¡Oigan ustedes!!- los tres seres giraron su rostro al unísono en dirección a la joven, Reen miraba la situación con recelo al no entender que eran esas cosas- Mi nombre es Mangetsu y soy una dermian del cielo, estoy en una misión y necesito asistencia- se presentó- Me gustaría hablar con su líder- agregó confiada.

Contradiciendo los dichos de la joven una de las criaturas lanzó de su mano hacia las piernas de la joven, quien sólo se salvó gracias a la oportuna reacción de Reen quien estrujó a la joven hacia él mismo.

- ¿No eran aliados?- preguntó con sarcasmo el kami al mismo tiempo que se ponía espalda con espalda con la joven.

- Es muy extraño- contestó Mangetsu, los tres seres los rodearon cerrándoles así todas sus vías de escape- No entiendo porque nos están atacando- agregó.

- No me quedaré a averiguarlo- respondió Reen mientras una llama aparecía en su mano, sin embargo esta desapareció al instante sorprendiéndolo a él pero no a Mangetsu.

- Tu magia no servirá contra ellos- le explicó Mangetsu- ¡¡¿¿Qué les pasa a ustedes que nos atacan??!!...¡¡Ya les dije que soy un dermian del cielo!!...¿Acaso no comprenden eso?, si nos hacen algo tendrán grandes problemas con su jefe.

- Captúrenlos- habló una cuarta figura, era similar a los demás sólo que en vez de tener piel gris la suya era azul, además era levemente más alto- Tenemos que interrogarlos cuidadosamente- agregó. Los otros tres asintieron y sin permitirles hacer movimiento alguno lanzaron un extraño rayo de sus manos que impactó en los jóvenes, dejándolos completamente inconscientes.

- Rápido- apuró quien parecía ser el líder del grupo- Lord Mc se alegrará de saber que atrapamos un dermian para él.


Akame miró nuevamente sin creerlo, estaba dentro de una cueva y al parecer ese lugar era el hogar de su extraña captora. La niña; que no aparentaba tener más de ocho, quizás nueve años de edad, extrañamente parecía vivir en soledad y en un entorno de lo más hostil privado de cualquier lujo que la misma Akame había podido vivir en su mundo.

Tal vez por eso había sido lo suficientemente fuerte como para obligar a la joven a moverse al mismo tiempo que desaparecían de donde Mangetsu y Reen, sumado al trío de gigantes, se enfrentaban.

- ¿Por qué me tomaste?- había preguntado Akame una vez en la cueva cuando había entendido la situación.

- Porque había tres gigantes enfrentándolos y al parecer no iban a moverse- le había contestado la niña con simpleza- No iba a dejar que te maten así de fácil, es obvio que no puede enfrentarte a un gigante- explicó.

- Pero ¿por qué a mi y no a otro de los que estaban conmigo?- volvió a cuestionar Akame a la niña.

- Esos perros te estaban protegiendo, eso era claro- respondió- Si iban a morir por protegerte no iba a dejar que te murieras- contestó.

Esas palabras habían sorprendido a Akame, ¿cómo era que una simple niña podía vivir en un lugar donde existían gigantes?, ¿esa supervivencia había convertido a una niña en alguien capaz de entender el deseo de una persona por sobre su vida?.

Desde ese momento el respeto por la niña había aumentado en la joven.

- ¿Cómo puedo encontrar a mis amigos de vuelta?- preguntó la joven- por cierto mi nombre es Akame- se presentó.

- Sí tus amigos no están muertos ahora pronto lo estarán- le contestó la niña- Lyra- dijo indicándole su nombre.

- Te aseguro que ellos pueden derrotar a los gigantes, seguramente ya estarán buscándome- le contestó con seguridad, había sentido el poder de ambos y sabía que no había forma de que perdieran contra ellos.

- El problema no son los gigantes- aclaró la niña- el problema que esos perros se interpusieron en el camino de Mc- agregó mientras se paraba y tomaba una especie de gomera de agrandada- Acompáñame, ella sabrá que hacer- le dijo y sin decir ninguna palabra más empezó a caminar en dirección al exterior de la cueva.

Ya saben, agradesco comentario, críticas, sugerencia o cualquier cosa que salga de sus mentes en relación a esta historia.

Saludos: Izanagi
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por yuske el Vie Feb 22, 2013 9:25 pm

ummmm

Esto es interesante, sobre todo porque he batallado bastante para imaginarme tres dedos sin pie.

La forma en la que comienza esta trama muy misteriosa, tanto que no se que pensar, aunque hay algo que huele a traición.

realmente Mangetsu y Reen se odian

Rompiste mis ilusiones con eso, y ya estaba por resignarme con el Fandom hasta que leí el capitulo, me declaro ReeMan ofcialmente. (Cielos iza que de todas las parejas de todas las historias de alzerath las que pueden hacerse con los tuyos son las que mas me gustan).

Hasta luego.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 26
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por Izanagi el Lun Feb 25, 2013 10:28 pm

Que se odien en un principio no quiere decir que esto siga así a futuro, aunque que diga esto tampoco quiere decir que vayan a estar juntos. Tiempo al tiempo Yuske, aunque me alegra que te gusten como pareja, de una manera u otra Mangetsu y Reen estan más vinculados entre ellos que el resto.

Me alegra saber que logré imprimirte esa sensación de misterio, si algo tenía planeado (e intento hacerlo cada vez que empiezo una trama de una historia) es darle misterio, algo que mantenga al lector pegado a la silla pensándo que es lo que sucederá (Si tu sabrás de eso, cada capítulo de "La caida...." me deja con esas sensación y me obliga a pensar mil escenarios posibles), espero que eso siga y que disfrutes esta saga.

No vengo a traer un nuevo capítulo, por lo menos no de la historia central. Pero si tengo algo que debía como era el segundo capítulo de "Memorias del fuego", que también casualmente es el segunda capítulo de los extras. Espero que lo disfruten.

Memorias del Fuego: Capítulo 2:
Un sueño.

Viajar entre ellos no era algo normal, ni siquiera para los hechiceros más experimentados. Entre todos los mundos conocidos, sólo se encontraba una veintena de personas que pudiera visitar los sueños, por lo menos para hacerlo sin un guía adecuado.

- Tú tienes una conexión mucho más profunda con Kairi- la voz melodiosa de la niña llamó su atención, a su alrededor todo era oscuridad sin embargo la extraña brillaba con luz propia.

Jena caminó unos pasos más, aún confundida. Nunca se había encontrado con nadie más en el mundo de los sueños, nadie que no hubiera convocado por lo menos. Sin embargo esa chica parecía que la había estado esperando. Quiso acercarse a ella pero sus pies no se movieron, bajó su vista para verlo y descubrió que estaban inmersos en agua, alcanzando hasta sus tobillos. Sorpresivamente no sentía el contacto con el agua.

- El tiempo es escaso, la oscuridad está formando sus tropas y su mundo a sido localizado como un objetivo- la niña volvió a hablar, no parecía tener más de diez años de edad, tenía el pelo castaño pero lo llevaba corto, hasta la altura de los hombros.

- ¿Quién eres?- preguntó hablando por primera vez, su boca no se abrió sin embargo supo que sus palabras habían sido trasmitidas- ¿Cómo me encontraste?- agregó.

- Soy… soy una aliada, ese tenlo por seguro- declaró la chica cuidando sus palabras, sabía que no podía dar demasiada información o sino tendrían consecuencias graves- Debes prepararla, la oscuridad vendrá por ella y no está segura en el templo- continuó con su advertencia.

- ¿Kairi está en peligro?- preguntó preocupada, sus ojos cruzaron con los de la chica sintiendo de ellos una gran poderío sin embargo también una gran calidez se expresaba desde ellos. No sabía porque pero confiaba en ella.

- Debe ir a la Capital, allí estará segura, tiene que tomar a Izanagi e ir en búsqueda de los hermanos del desierto- explicó la joven.

- ¿Izanagi?- preguntó confundida Jena- No hay desiertos aquí, estamos en el mundo del agua- le aclaró aumentando su confusión- Dime quien quiere lastimar a Kairi- le pidió.

- Un dios oscuro la ha visto, entiende su poder- agregó acercándose a ella, Jena quedó absorta viendo los exóticos ojos bicolores de la joven- Ella es un “fragmento”, él la ayudará- continuó- Que siga a los cuervos, ellos la guiarán- le aconsejó- pronto llegaran al templo, no pueden encontrar a Kairi- finalizó antes de tomar a Jena con sus manos.

Parpadeó, su visión estaba oscura sin embargo sabía que no estaba ya en el sueño. Esa chica la había despertado. A su lado la anciana maestra del templo la veía impoluta, sin mostrar ningún sentimiento en sus gestos. Jena la miró y aún nerviosa como estaba su voz salió firme.

- Kairi tiene que salir de aquí esta noche- dijo, la mujer asintió, se levantó y con un pequeño palo metálico golpeó dos veces la delicada campana que adornaba el encabezado de la cama.

¿La alerta había llegado a tiempo?

El tintineo de la campana de su habitación despertó rápidamente a la joven notificándole que su presencia era requerida inmediatamente en la sala de las soñadoras del templo. Sin detenerse por un segundo se cambió de ropa, poniéndose algo más presentable para la ocasión.

Kairi era una joven maga súbdita del Templo de Kingre, conocido mundialmente por sus grandes soñadores. Ella había entrado a servir allí a la escasa edad de cinco años, reclutada como una posible soñadora, sin embargo después de diez años allí se había convertido solamente en una hechicera menor del lugar encargada de asistir a las maestras del templo. A pesar de que esa era una tarea muy importante, ya poseer magia era un regalo destinado a unos pocos, siempre había quedado frustrada por no poder convertirse en una soñadora como su familia había deseado.

- Tengo que apurarme- murmuró mientras se ponía unas botas de metal, vestía una pollera color celeste y encima de ella una camisa de lino color verde, la cual sus lados laterales llegaban hasta la altura media de su vestimenta inferior. Sobre ellos llevaba un ligera armadura- Tengo que apurarme- volvió a murmurar nerviosa mientras buscaba algo en su desordenada alcoba.

- ¿Qué haces despierta a esta hora?- Kairi se detuvo para ver al ser que le había hablado, su mirada se concentró en el extraño gato que la miraba desde la única ventana de la habitación- Es aún de noche y a ti te cuesta estar levantada antes del mediodía.

- Me han convocado a la sala de soñadores- le dijo volviendo a su búsqueda- No se que pasará pero si me llaman a esta hora algo grave debe ocurrir- explicó la chica- ¿Has visto mi yelmo?- preguntó.

- Viste esa armadura de decoración, ¿para qué lo necesitas?- preguntó el mágico ser antes de saltar a la cama de la joven.

- Soy una guerrera del templo, debo vestir como tal- contestó nerviosa- ¿Lo viste o no?- volvió a preguntar.

- Abajo tuyo- respondió antes de acurrucarse en la almohada, la chica bajó su vista y encontró el objeto deseado- ¿Acaso puede ser más despistada?- preguntó burlón.

- Muy gracioso- agregó antes de ponerse el casco que completaba su armadura- Veré que necesitan, deséame suerte- le dijo sin embargo cuando volvió a ver al gato este había desaparecido- No importa- agregó antes de salir.

Caminando rápidamente la joven salió en búsqueda del pasillo principal el cual comunicaba a la sala de soñadores con las demás salas del templo. Las altas horas de la noche habían convertido al lugar en un sitio desierto volcado en un profundo silencio, solamente interrumpido por los torpes pasos de la chica quien peleaba con su desacomodada armadura.

Los grandes salones que de día albergaban a decenas de feligreses en busca de comida o respuestas ahora se encontraban vacíos y oscuros convirtiendo al templo en una escena poco agradable para la joven.

Tardó unos minutos en alcanzar el pasillo principal, el cual atravesó con rapidez alcanzando la escalera que comunicaba a su destino que con la primer planta del templo. Las majestuosas puertas dobles estaban decoradas con adornos de oro, como así también ambos picaportes tenían una gigantesca gema en su pomo demostrado la diferencia de jerarquía entre esa sala con las demás, además claro de la importancia de las soñadoras en ese mundo.

Golpeó dos veces la puerta, esperó un instante y volvió a golpear una vez. El código así lo marcaba.

Pasaron unos segundos antes de que la pequeña campana que se encontraba por encima de la puerta diera un pequeño tintineo, permitiéndole el ingreso a la joven. Abrió la puerta temerosa, pero al mismo tiempo curiosa debido a que sólo dos veces en todos sus diez años había sido convocada a esa sala.

La primera vez había sido cuando había llegado al templo por primera vez, había sido evaluada por la maestra superiora y pasando el examen de captación como posible servidora del dios Kingre. La segunda vez había sido cuando se amiga y compañera desde su llegada al templo, Jena, había sido ascendida como soñadora. Ella había sido elegida por Jena como su asistenta personal y la había tenido que auxiliar en su primer sueño.

Desde ese entonces no había sido convocada más a esa sala, por eso su sorpresa inicial al escuchar el tintineo de la campana de su cama.

Ingresó despacio, bajando su cabeza en muestra de respeto. Su sorpresa aumentó cuando solamente vio a la Gran Maestra y a Jena allí, viendo que nadie más había sido convocado. No sabía porque pero un extraño sentimiento la invadió.

- Kairi- musitó Jena en un murmullo, luego se acercó a la joven y la abrazó con fuerza sorprendiéndola completamente por el contacto. A pesar de la gran amistad entre ambas un gesto de ese nivel de intimidad estaba mal visto entre una soñadora y una simple servidora y desde que Jena se había convertido en soñadora, y posiblemente futura maestra del templo, la relación entre ambas chicas había sufrido un enfriamiento.

- Jena, es mal visto que una soñadora abrase a alguien como yo- dijo Kairi confundida, sin embargo dejó de importarle el protocolo cuando sintió que su amiga entraba en llanto- ¿Jena qué pasa?- le preguntó asustada, sin atreverse a mirarla, la cara de la joven daba a la espalda de Kairi debido al ininterrumpido abrazo de la soñadora.

- ambas hemos sido advertidas, joven Kairi- la sorpresa de la joven aumentó cuando escuchó a la Gran Maestra hablándole directamente a ella- tenemos razones para creer que usted está en grave peligro.
Si están disfrutando el hilo original recomiendo leerlo, sino... pues leanlo igual así pueden criticarme más (?), ya saben saludos, críticas, sugerencias, hipotesis, cualquier cosa que sirva como respuesta se agradece.

Saludos: Izanagi
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por MaNtoSastO el Miér Feb 27, 2013 4:23 pm

Mega-hiper maratón concluída! Me terminé los diez capítulos Very Happy

Debo admitir que está muy pero muy interesante, todo. Cómo está armado en distintos hilos, aunque se esté priorizando solo uno de ellos. Me gustan todos los personajes, Souta llevándose los premios.
El hecho de que hayan aparecido ya dos personajes (Kame y Kairi) que llevan nombres que conocemos, me hace pensar que son como "reencarnaciones" pasadas o futuras de los personajes de La Oscuridad, como si fuera el mismo universo pero en otro tiempo. Aunque por otro lado está la explicación de que los hijos de la magia no pueden reencarnar y el Kame de aquí es uno de ellos, desmintiendo mi teoría.
Quizás en el futuro veamos a un Kotaro!

Me gusta la idea del viaje por los mundos pero hay una cosa que no entendí (no sé si me mareé con todo lo leído y fue explicado ya, cosa que así creo, pero en fin...) ¿por qué tienen que viajar por tantos mundos y no fue directo al cielo con el poder de Souta? Ahora que lo recuerdo creo que en el capítulo de introducción de Mangetsu la ángel le decía que no querían que el enemigo supiera que tenían al fragmento o algo así, pero no temrina de cerrarme qué diferencia hace el viaje.

Sobre este último capítulo, siendo la segunda parte de memorias del fuego y conociendo ya un poco lo que ocurre en el mundo gracias al hilo central, imagino que Kairi resultó ser otro fragmento, aquel que Peter y Yuna escoltarán.

En fin, me gusta, me sí. Espero ver cómo sigue prontín.
Saludos!
avatar
MaNtoSastO
Mod

Mensajes : 987
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 28
Localización : Saturno
Insignias :





Ver perfil de usuario http://yutube.com/user/Apaerorfo

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por yuske el Miér Feb 27, 2013 11:05 pm

pues que más puedo decir que no te haya dicho ya, la historia me fascina. La forma en la que avanzan los capítulos, tanto de la historia principal como de esta otra es fenomenal.

esta kairi me deja pensando, siento que no tiene nada que ver con la que anteriormente conocimos.

Habias mencionado que en sí esta es la primera historia que se te ocurrió (por decirlo de una manera) por lo que he tendido a pensar que este personaje kairi, junto con kame (y como dice manto algún posible kotaro) son una versión "original" de los personajes de la oscuridad. Sin emabargo eso es algo de lo que no estoy seguro.

En fin, capitilo leído y tachado de la lista de pendientes, es una lastima que no pueda tachar el resto esta misma noche.





avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 26
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por Izanagi el Vie Mar 01, 2013 10:34 pm

Capítulo nuevo pero como siempre la respuesta a los comentarios:

Manto: ¡¡Me alegra que te haya gustado esta historia!!, sobre lo que dices de los personajes compartidos con La Oscuridad... puedo decir que no son reencarnaciones sino algo diferente, más adelante se explicará más a fondo ese asunto, a no desesperar. Sobre lo del porque no viajan al Cielo directamente, como tú dices algo se explica en el capítulo introductorio de Mangetsu pero puedo explayarme más.

Piensa que el Cielo es un lugar donde se reune grandes poderes de todas las dimensiones, no cualquiera puede viajar directamente hacia allí, sí una humana desconocida viajara al Cielo directamente sería demasiado extraño y terminaría llamando la atención de todos. En cambio si viaja por muchos mundos y entre ellos pone al Cielo como destino se ocultaría un poco más su presencia ya que como dice en el tercer capítulo para hacer eso tiene que usarse una magia llamada "Random" la cual es más común que la magia que Souta utiliza.

Yuske: Que suerte verte comentando también "Las Memorias del Fuego", puedes decir sin temor a equivocarte que todos los personajes de aquí y que comparten lugar en otra obra son lo más fiel (en cuestión de personalidad) a como los cree inicialmente. Como tú dices la Kairi de esta historia es diferente a la Kairi de la Oscuridad aunque se traten del mismo personaje hay características que las difieren, aunque la mayoría las asemejan.

Ahora sí, les dejo el capítulo 9 de la historia principal, seguimos con el primer fragmento encontrado (Sólo dos de siete, por ahora es un mal número para los buenos) y cia.

Capítulo 9: La cazadora de gigantes:
El fuerte viento amenazaba con hacerlas caer de la empinada montaña, lo cual si ocurría sería lo último que harían en su vida porque no había forma de sobrevivir a una caída desde esa altura. Akame miró a su extraña compañera la cual caminaba por los estrechos caminos de la montaña con la facilidad como si se tratara de una llanura. La joven miró a la pequeña niña que tenía enfrente aun sin creer que le estuviera guiando por lo que parecía ser una trampa mortal.

Tenía el pelo anaranjado, al igual que sus ojos. Este lo llevaba corto superando la altura de los hombros, pero gracias a que lo llevaba atado hacia atrás este apenas de notaba. Sus ojos estaban cubiertos por unos googles los cuales al parecer le ayudaban ver a pesar del fuerte viento. Su edad era la adecuada para una niña de diez años de edad, sin embargo al ver como había logrado llevarse a Akame podía notarse que era más fuerte de lo que su apariencia demostraba.

- Entonces, ¿Qué estamos buscando?- gritó Akame a la niña intentando que su voz se alzara sobre el fuerte ruido del viento.

- A la última humana que había visto antes de ustedes- le contestó la niña, desacelerando el paso para ponerse al ritmo de Akame- Desde la llegada de Lord Mc que no veía a ningún humano por aquí, al llegar ellos acabaron con los recolectores del bosque, eran guerreros fuertes sin embargo fueron derrotados rápidamente- le explicó.

- ¿Tú eres de allí?- preguntó Akame intentando descifrar algo más de la extraña niña, esta la miró dudando si responderle o no.

- Yo no soy una recolectora, soy la última cazadora de gigantes- le contestó- mi pueblo llegó aquí cuando yo era una bebé, ya éramos pocos cuando los gigantes nos empezaron a atacar, lucharon valientemente pero todos fueron aniquilados, sólo yo sobreviví- le contó- Luego llegó Lord Mc, se proclamó como amo de estas tierras y derrotó a los recolectores, luego le declaró la guerra a los gigantes- Akame escuchaba todo interesada, era la primera vez que llegaba a un mundo diferente al suyo (sin contar al Mundo del Sol donde ni siquiera había salido de la casa del dimensionador) y quería enterarse de todo lo que podía descubrir.

- Espera, dijiste que la persona que buscamos era la última humana que habías visto antes de nosotros- recordó Akame- ¿Eso significa que ese tal Mc y su gente no son humanos?- preguntó confundida. Lyra negó con su rostro.

- Yo los llamo medianos, no son pequeños como los humanos pero tampoco son grandes como los gigantes- reveló la chica- son muy extraños sin embargo han podido mantener a raya a los gigantes y destruyeron fácilmente a los recolectores, son rivales temibles- explicó.

Akame asintió con su rostro y volvió a dirigir sus pensamientos en sus extraviados compañeros, no sabía que había pasado con ellos pero si lo que Lyra pensaba era real estarían en problemas en ese mismo momento. Debía ayudarlos y al parecer la persona que visitarían era la única que podría hacerlo.

- pero entonces, ¿a quien estamos buscando?- preguntó nuevamente Akame confusa, tenía que empezar a pensar que hacer o tal vez sería tarde para sus compañeros y teniendo en cuenta su complicada misión sería imposible para ella también sobrevivir demasiado.

- Es una extraña hechicera, a veces está acompañada otras veces no- le contestó- Una vez me salvó la vida, además he comerciado con ella, yo le llevo comida mientras que ella me dio esta arma mágica- dijo refiriéndose a la honda que cargaba en su espada- Es una persona muy sabia, si alguien sabe como salvar a tus amigos, es ella- agregó.

- Aún no entiendo como sabes que mis amigos han sido secuestrados, ¿no deberíamos asegurarnos de eso antes de hacer cualquier otra cosa?- preguntó Akame, Lyra suspiró y detuvo su paso abruptamente, luego miró con seriedad a la joven que la acompañada.

- No se quien eres tú, no se de donde vienes, como llegaste aquí, ni porque lo hiciste- le aclaró la niña- Sino fuera por mí tú también estarías, con suerte, prisionero de Lord Mc y la vida de tus amigos ya se habría terminado- le recordó- He sobrevivido aquí sola desde hace cinco años, he matado gigantes y medianos, se que como funcionan las cosas aquí, sin embargo tú no confías en mi palabra- Akame se sintió mal por sus dudas, probablemente le debía la vida a esa niña y ella lo único que estaba haciendo era entorpecer su camino- Entiendo que debes estar asustada, te prometo que haré todo lo posible para ayudarte a salvar a tus amigos pero debes confiar en mí.

- Lo siento, confío en ti- le aseguró Akame a la niña, esta sonrió al escuchar sus palabras.

- Perfecto- agregó contenta- debemos apurarnos, sino salimos del exterior de la montaña antes que baje el sol los vientos serán un problema mínimo en comparación- le dijo continuando la marcha.


Sus ojos se abrieron lentamente tardándose en acostumbrar a la escasa luz que allí había. Al principio no podía ver nada, sin embargo con el paso de los segundos pudo empezar a notar el contorno de las figuras que había en la habitación, así como la inconfundible forma de los barrotes de una cárcel.

Mangetsu miró a sus costados hasta que con dificultad encontró la forma de un hombre, no dudó ni un segundo en saber quien se trataba ya que junto a ella se había inmerso en esa situación.

- Por fin despiertas- la voz seca de Reen la apartó de sus pensamientos obligándola a poner el foco en su compañero- Hace casi media hora vinieron a ver si habías despertado, al parecer su líder quiere una audición contigo- le contó antes de mirarla fijamente- ¿Puedes decirme que pasa aquí o seguirás jugando a la señora de todos los secretos?- preguntó agresivo.

A pesar de no poder ver sus ojos debido a la oscuridad que dominaba la habitación Mangetsu sabía que había odio en ellos, no podía culparlo ella misma estaba enojada consigo misma por no sólo haber perdido a Akame sino que además ser capturados. Sumándole el hecho que Reen ni siquiera sabía que eran los SoulMater era mucho más entendible el enfado del kami.

- Mereces la explicación- accedió Mangetsu preparada para relatarle los hechos que había detrás de la extraña existencia de sus captores- Los SoulMater son…- unos pasos sonando por el pasillo bastaron para llamar la atención de los dos prisioneros de la celda, obligándolos a obviar las explicaciones por lo menos de momento.

La luz apareció en la prisión, ambos cerraron los ojos impresionados por la repentina aparición sin embargo ninguno tardó demasiado en acostumbrarse a ese nuevo ambiente.

Frente a ellos se hizo presente el mismo ser de piel azulada que había ordenado capturarlos, Mangetsu ya no lo miró con la confianza que había tenido en principio mientras que Reen mantenía el recelo de siempre.

- Tú dermian- gritó el ser con hostilidad, Mangetsu lo miró identificándose como la persona que buscaba- Lord Mc quiere hablar contigo- con sólo decir eso una puerta se abrió en la celda- Acompáñame- le ordenó.

Reen se sorprendió ante esto, habían abierto la puerta a sabiendas que ellos no tenían nada que los retuviera si querían escapar. Estaban completamente confiados. Seguros de que nada les ocurriría, de que nada de lo que allí ocurriera le permitiría escapar. Nuevamente el kami intentó reunir la magia necesaria para hacer el hechizo que les permitiera salir de allí, sin embargo como cada vez que lo intentaba la magia no se ordenaba permaneciendo dentro de si mismo incapaz de encontrar la salida al mundo exterior.

- Sácanos de aquí- le dijo Reen con frialdad a la joven ni bien se paró, esta asintió con su rostro al mismo tiempo que salía de su prisión. Luego empezó a caminar por delante del SoulMater en dirección a donde Lord Mc la esperaba. Reen miraba inquieto mientras su mente intentaba idear alguna manera de escapar de allí…

Aunque tuviera que hacerlo sólo.

Espero que lo disfrunten, para el próximo capítulo la aparición del gran antagonista de esta saga como también la presentación de un personaje que seguro agradará por su exéntrica forma de ser. Cualquier crítica (destructiva especialmente, necesito bajarme la moral (?)) sugerencia o idea sean genenerosos y haganla.

Saludos: Izanagi
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por Izanagi el Sáb Mar 23, 2013 11:14 pm

Paso a dejar el capítulo 10 de la historia, Mangetsu se encuentra con el enemigo mientras que nuevos personajes empiezan a sentirse atraidos por la naturaleza mágica de Akame.

Spoiler:
Capítulo 10: Embajador

El pasillo parecía interminable, por lo menos para la perspectiva de Mangetsu que caminaba por allí desde los últimos diez minutos y a simple vista parecía que seguiría así. Ninguna habitación se contaba en las paredes laterales, al parecer esa zona tenía la única función de comunicar esas celdas con el resto de la instalación.

Había sido convocada para hablar con Lord Mc quien al parecer era el líder de esa comunidad de SoulMater. Según ella sabía cada uno de sus asentamientos eran dirigidos por el más poderoso de entre todos y este al mismo tiempo respondía a Niklas Reg, quien curiosamente era aliado del Cielo y estaba obligado a prestar asistencia a los dermian de cada uno de los mundos. Sin embargo, contrariando a todo acuerdo preestablecido ellos habían atacado a Mangetsu y Reen, encarcelándolos a ambos.

- ¿Niklas Reg será parte de la comitiva que me recibirá?- preguntó Mangetsu intentando socavarle alguna información a su captor, este se detuvo completamente al escuchar la pregunta de la joven, se lo notaba aturdido, algo que Mangetsu no pasó por alto.

- Nosotros nos hemos liberado de él, ahora servimos a alguien diferente, alguien superior- le contestó con voz seca, el extraño ser de piel azul miró a la joven a los ojos por primera vez desde que la había raptado ella le correspondió la mirada con igual decisión- Sí valoras tu vida no deberías nombrarlo frente a Lord Mc- le aconsejó antes de empujarla para que volviera a caminar.

- Así que no siguen más a Reg- pensó para sí Mangetsu intentando descifrar el misterio- Este se pone peor cada vez-.


Desde la cima de la montaña la joven pre-adolecente miraba con fijación el único camino que llevaba a ese lugar, ya hacía casi cinco horas que tenía la vista clavaba allí y al parecer no tenía pensado dejar de hacerlo.

Sentada sobre una roca, dándole la espalda a la casa de estilo victoriano que allí se asentaba, se encontraba la joven de ojos bicolores; uno celeste y uno verde, a su lado un gato color azul aprovechaba los últimos rayos de sol que alcanzarían ese lugar antes que la noche se apoderada del cielo.

Unos pasos a su espalda, provenientes del interior de la casa, hicieron que la chica voltease. Wano el único hombre del lugar salió de ella y con tranquilidad se le acercó, poniendo exactamente a su lado y dirigiendo su mirada al mismo punto que ella.

- ¿Por qué estás mirando allí?- preguntó sin más el joven, este tenía la apariencia de un hombre de diecisiete años de edad, era completamente calvo y no era demasiado alto, sus ojos eran color castaño y su piel era levemente morena, como si estuviera bronceada. Vestía un elegante traje color negro, con una camisa color rosa claro.

- Estoy muy emocionada, es la primera vez que veré a uno de ellos en carne y hueso- le respondió la chica.

Esta tenía catorce años de edad, el pelo castaño, combinado con un tinte pelirrojo, largo tapado por un gorro muy similar al que el dimensionador le había regalado a Akame sólo que este en vez de ser blanco el exterior y celeste el pompón era color celeste el exterior y blanco el pompón. El rostro de la joven estaba decorado por algunas pecas. Vestía unos pantalones cortos mientras que encima llevaba un especie de buzo similar a los del siglo XXI, algo que había conseguido en uno de sus tantos viajes por los mundos.

- ¿Uno de ellos?- repitió el joven confundido- ¿Qué quieres decir con eso Claire?- le preguntó mientras dirigía su vista al rostro de la chica, este sonreía y movía sus piernas de adelante hacia atrás en un claro signo de la emoción que desbordaba a la chica- Sí es algo que ni siquiera tú viste debe ser algo realmente extraño- afirmó.

- Claro que lo es- le respondió la llamada Claire- ¿por qué crees que volví tan rápido a la casa de tu dueña?- le preguntó- Tú sabes que Notoria es uno de los países que más disfruto visitar, sin embargo no podía perderme esto- le aclaró.

- Ya me parecía extraña tu repentina vuelta- una tercera voz se hizo presencia esta vez era la de una mujer mayor, de apariencia a tener unos cuarenta años. Tenía el pelo completamente color negro, al igual que sus ojos, y lo llevaba largo. Vestía un largo vestido de carácter gótico complementándose perfectamente al “look” que llevaba- ¿Acaso has venido a darle la campana a ella?- preguntó.

- No lo sé, eso es algo que decidiré al conocerla- le respondió antes de largar una inesperada risotada, algo que para ellos era muy común en la joven- Lo siento, es la emoción- se disculpó.

- Creo que aunque pregunte ustedes no responderán- agregó resignado el único hombre del lugar, es verdad que estaba curioso con saber qué era lo que estaba por llegar, sin embargo ni Claire ni su dueña; la llamada por todo el mundo como “La selectora”, les dirían nada ya que si algo disfrutaban era de saber más que el resto.


Finalmente llegaron a la conclusión del pasillo, frente a ella se alzaba la puerta donde el misterioso Lord Mc le esperaba.

Sin esperar orden alguna empujó el pórtico y avanzó dejando vislumbrar a sus ojos una sala llena de lujos que la sorprendieron incluso a ella. Miles de candelabros iluminaba la habitación que tenía como centro una gran mesa repleta de comida, apoyadas a la paredes cientos de armaduras vacías hacían una silenciosa guardia al mismo tiempo que decoraban el lugar. Sentado en una punta de la mesa un hombre de unos treinta años de edad comía con tranquilidad y elegancia, al ver a la chica movió la silla de su costado al mismo tiempo que se paraba y con un gesto la invitaba a sentarse.
Portando un armadura como vestimenta Lord Mc era totalmente diferente a como ella se lo había imaginado. De ojos dorados y con una arreglada barba, tenía un gesto serio pero confiado, indicando que nada malo pasaría y eso que Mangetsu estaba libre de cualquier prisión. Sin embargo había algo que tenía a la joven absorta y no la dejaba reaccionar ante la presentación del líder de sus captores. Ese ser que lideraba a los SoulMater de ese mundo no era uno de ellos, es más tenía más similitudes con Mangetsu que con sus siervos.

- Señorita dermian por favor acompáñeme- le dijo indicándole que se sentara a su lado- Espero que me perdone pero no pude evitar empezar a comer- se disculpó ante una Mangetsu que seguía trabada en el gran enigma que rodeaba a ese lugar.


- Allí está- dijeron al unísono sin saberlo Lyra y Claire. La niña señalaba con entusiasmo a su compañera el destino de su viaje por la montaña, la otra se refería a Akame, la portadora del fragmento de la magia de Zach que había llegado a donde ellos, la selectora, su siervo y ella, se reunían.

Espero que les haya gustado, en lo que viene veremos como Akame empieza a entender que pasar desapercibida tal vez no sea tan fácil.

Ya saben, comentario, críticas, bombas explosivas o guiones robados de Star Wars 7 son bienvenidos.

Saludos: Izanagi
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por MaNtoSastO el Dom Abr 14, 2013 3:57 am

Genialoso! Me parecía conocida la chica de ojos bicolores pero no podía recordar de donde, es la prota del camino real Very Happy Sabía que la veríamos por aquí!
La trama que sucede en el mundo parece intrincarse cada vez más y más. Lord Mc parece un personaje interesante y me atreveré a pensar que su protagonismo no acabará con esta saga
Capítulo 14:
*slash*
Lord Mc caía muerto con una espada atravesándole el pecho
xD

Espero más Very Happy
P.D: guión robado de Star Wars 7 - Luke gana el telequino y se compra una casa en Tatooine, allí cría vacas voladoras hasta que lo pierde todo en una apuesta hecha por Han Solo en el bar del hijo de Žaba. Juntos van a luchar para salvarse de la hipoteca que los apremia y para el final se descubre, cuando Han se quita la careta, que en realidad son hermanos gemelos.
avatar
MaNtoSastO
Mod

Mensajes : 987
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 28
Localización : Saturno
Insignias :





Ver perfil de usuario http://yutube.com/user/Apaerorfo

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por Izanagi el Dom Abr 21, 2013 9:26 pm

Si algo tenés que tener por seguro Manto es que Claire aparecerá en todas (Si todas) las historias que giran alrededor de este "universo" debido a que:
A: Probablemente no tenga historia como protagonista propia así que tengo que compensárselo de algún modo.
B: Me encanta este personaje.
C: Ya verás que tiene mucha tela que cortar.

Espero que en este capítulo refuerzes tu idea sobre Lord Mc (cuando entedí lo que habías puesto casi muero de la risa XD) ya que obviamente a como terminó el capítulo pasado en este empezará a tomar más vuelo en el argumento.

Ahora si, pasando al tema de la historia vamos con el capítulo número 11 del arco principal.

Capítulo 11: Amenaza:
No pudo evitar su sorpresa ya que aunque esperaba encontrarse con una especie de casa sobre la montaña su mente nunca habría podido imaginar que sea una de esas características. El estilo antiguo pero refinado, el perfecto estado del exterior y el diseño totalmente diferente a todo lo que había visto de ese mundo (al cual hasta ese momento lo consideraba un poco primitivo) era difícil de creer que se mantuviera en la cima de un lugar tan rústico como era esa montaña.

Akame no quitó su vista de la casa desde que Lyra la había señalado, ¿quién sería la persona a la que le pedirían consejo?, ¿cómo podría rescatar a Mangetsu y Reem si ni siquiera ellos mismos lograron vencer a sus captores? Esas eran las preguntas que rondaban por su cabeza mientras se acercaba por el pequeño camino de piedras que llevaba hasta la puerta de la casa.

- ¡¡Es un honor conocerte!!- el sonido de una voz en su espalda fue suficiente para que diera un salto hacia delante mientras daba un pequeño grito del susto, rápidamente tanto ella como Lyra giraron sorprendidas encontrándose la figura de Claire por donde ellas habían avanzado momentos antes- Siento haberlas asustado- dijo antes de lanzar una risa.

- No me asustaste sólo me sorprendiste- le contestó Lyra con sinceridad, en su mano tenía la honda mágica que utilizaba como arma y estaba lista para usarla si la situación lo ameritaba. Akame vio el cuidado que estaba teniendo su compañero y entendió que ella no era la persona que buscaban- ¿quién eres tú?- preguntó.

- ¡¡Oh!!- dijo Claire luciendo una exagerada sorpresa- No te preocupes, soy una socia de la dueña de este hogar, sólo me adelanté porque quería conocerte- dijo esta vez refiriéndose a Akame, Lyra asintió con su rostro sin embargo Akame no tuvo una reacción similar.

- ¿A… a mi?- preguntó dubitativa mientras se señalaba a si misma, volvió a dirigir su mirada a la chica intentando descifrar si le resultaba conocida sin embargo no la reconoció de ningún lado- ¿por qué querías conocerme?- .

- Tienes uno de los fragmentos de Zach, eres alguien importante- las palabras más que tranquilizar asustaron a la joven quien retrocedió unos pasos, según había escuchado de Mangetsu era un completo secreto que ella era un fragmento y pocas personas estaban habilitadas a saber sobre eso, haciendo algo inusual que una completa extraña que acaba de verla supiera que ella lo era.

- ¿Cómo lo sabes?- preguntó, Lyra volvió a ponerse rígida lista para atacar a Claire e incluso Akame se estaba planteando seriamente usar magia contra ella, aunque no creía que eso fuera suficiente.

- Lo sabe porque ella es la aprendiz de Souta- una nueva voz hizo su aparición, provocada por una nueva persona. Una mujer de aspecto gótico se acercaba con lentitud por el camino que ellas transitaban sólo que ella venía desde la casa- Es un gusto tenerla aquí señorita Akame, estaba esperando su llegada.

- Ella es la persona que vinimos a buscar- le indicó Lyra bajando la guardia completamente.

- ¿me esperaba?- una afirmación de las desconocidas traía más de una pregunta para la joven, más aun para Lyra que acaba de notar que al parecer su compañera era más importante de lo que parecía, aunque no podía llegar el porque de esto- ¿cómo sabría que vendría?- inquirió confundida.

- Soy la selectora, ¿acaso no te dijeron que tienes que visitarme a mí si quieres que esas piedras mágicas funcionen?- le dijo con tranquilidad y orgullo, Akame recordó vagamente la explicación de Mangetsu sobre como viajarían y recordó que tenían que encontrar a una persona antes de continuar sus viajes.

- Es verdad- dijo recordando- ¡Que casualidad!- admitió sorprendida.

- ¿Qué quieres decir? ¿Acaso no me estaban buscando?- preguntó la mujer un poco confundida, recién en ese momento notó la presencia de Lyra para luego ladear su cabeza como si estuviera buscando algo- ¿dónde está el resto de la comitiva?- inquirió confusa.

- Por eso vinimos- dijo Lyra seguida por un asentimiento de Akame- Los que le acompañaban fue…-

- Fueron secuestrados por los SoulMater, ¿verdad?- le interrumpió Claire con aire pensativo- Hubiera apostado que eso no pasaría- murmuró para si misma, luego negó con su cabeza y volvió a sonreír- Lidia, creo que lo mejor será que pasemos dentro, hay mucho de que hablar- aconsejó, esta asintió y con un gesto les invitó a pasar.

- Creo que este es más complicado de lo que pensé- le murmuró Lyra a Akame mientras esta le sonría resignada.



Mangetsu miró sorprendida a Lord Mc nuevamente aún confundida por su liderazgo de esa colonia rebelde de SoulMaters, nunca hubiera podido creer que ellos traicionaran a su dueño, mucho menos para servir a un hijo de la magia o incluso de un daimon como aparentaba ser él.

- Insisto, venga a comer un poco mientras aprovechamos el momento para charlar- repitió su supuesto anfitrión repitiendo la invitación con su mano al asiento de su lado. Mangetsu suspiró, intentando despejar su mente, luego con suma tranquilidad y delicadeza se acercó a Mc para sentarse en la silla que le habían asignado- Me alegra mucho contar con su presencia señorita dermian, no siempre puedo encontrar algunos de los de mi clase para poder conversar.

- ¿es usted un dermian?- preguntó Mangetsu con una aparente tranquilidad, a pesar de que por dentro estaba totalmente nerviosa por esa improvisada reunión.

- Lo fui hace un tiempo, sin embargo dejé de servir a los kamis cuando noté realmente su escaso potencial- le respondió- pero no hablemos sobre mí, aún no se su nombre.

- Mangetsu- respondió- Lidero un grupo diplomático conformado por miembros del cielo y del regimiento de Kame, me encantaría poder contarle más pero no se a quien representa impidiendo ejercer mis habilidades diplomáticas- mintió con naturalidad.

- No tiene que usar palabras rimbombantes para sacarme las respuestas señorita Mangetsu, yo sirvo a como ustedes llaman un dios oscuro, mi señor me ha asignado a esta colonia de SoulMater para dominar este mundo y luego prepararnos para la inminente guerra que seguramente sabrá que se avecina- le contestó con completa seguridad Lord Mc.

Mangetsu miró con desconfianza a Mc, sí lo que él decía era verdad las cosas estaban peores de lo que creían, si ya un dios oscuro estaba preparando tropas significaba que, aunque sea de manera precaria, la gran mayoría de los jefes de Drugmeria estaban bajo la influencia del nuevo y misteriosos líder que había comenzado a agitar hasta al mismísimo cielo. La gran debilidad de ellos era su desconocimiento sobre el enemigo, quien los lideraba, qué dioses lo seguirían y como había lograron reorganizar Drugmeria, algo que sólo Rikken había conseguido.

- La guerra- murmuró Mangetsu- es verdad que se avecina una guerra sin embargo ni ustedes ni nosotros sabemos nada sobre nuestro enemigo, ni siquiera Rikken podía leer lo que pasaba en el cielo sin embargo será cuestión de tiempo que nosotros descubramos sus secretos y entonces ganaremos- se atrevió a decir Mangetsu.

- Para ser un servidor del cielo es bastante ingenua señorita Mangetsu- le contestó con una sonrisa tranquila en su rostro- sus acciones no son un secreto para nosotros, sabemos cuantos soldados tienes y cuales son sus objetivos- agregó- Piénselo bien, si un ex-dermian como yo está ahora en las filas de Drugmeria, ¿que tan difícil es pensar que tenemos un infiltrado en el cielo?- hizo una pausa para asegurarse que Mangetsu analizara cada palabra que decía- De esa manera sabemos que los superamos en número, que están incomunicados con centenares de mundos, que ni siquiera saben que pasó con los “Dioses oscuros” desde la caida de Rikken, que su última esperanza son fragmentos mágicos escondidos en cuerpos de humanos- resaltó con especial sorna- y que se odian entre ustedes casi tanto como nos odian a nosotros- finalizó dejando helada a Mangetsu- Pero usted no tiene que preocuparse por esas cosas ya que nunca saldrá de aquí, pronto encontraremos al resto de su grupo y tendrá su mismo destino- Mangetsu lo miró aparentando confusión, luego le sonrió sarcásticamente.

- Puede que todo lo que dijo antes fuera verdad, sin embargo no hay ninguna posibilidad que nosotros terminemos nuestra vida aquí, como tampoco encontrarás a ninguno de mis subordinados- le dijo mientras se levantaba del asiento y se acercaba al SoulMater que la había escoltado hasta allí aunque a mitad de camino se detuvo para dirigirle unas últimas palabras al líder de esa comunidad- Esta noche lloverá fuego en esta ciudad- advirtió sin siquiera mirarlo, luego salió por el pasillo tocándole el hombro a su escolta para indicarle que la guiara.

Y a pesar de que los dos lo hacían por diferentes razones, ambos hijos de la magia sonreían confiados.

Además de la tercer entrega de la historia que tiene como protagonistas a Yuna, Peter y Kairi
Las memorias del fuego: Capítulo 3:
Peter parpadeó confundido, de un instante a otro el asolador calor del desierto de Sohonara se había convertido en una ligera brisa de viento que traía el olor a las sales marinas que dominaba la región.

A pesar de su excéntrica personalidad Souta era sin lugar a dudas un genio en su rubro, un solo segundo le había bastado para llevar a los hermanos a un nuevo mundo, uno completamente diferente al suyo, según parecía.

- Hay agua- murmuró Peter mientras exploraba con su vista todo su alrededor, sorprendido por el cambio de panorama que habían sufrido.

Si algo se asemejaba a Sohonara ese lugar era que una vasta zona estaba destinada a un solo recurso. En caso de su lugar de origen era la arena que conformada el interminable desierto que formaba su hogar, en cambio ese mundo tenía agua, una cantidad de agua que ni Yuna ni Peter habían visto nunca.

- ¿Esto es lo que llaman mar?- preguntó Peter al aire, su hermana lo miró por unos segundos y luego volvió a dirigir su atención al vasto terreno acuático. Después de observar un poco logró ver como pequeños barcos pescaban a lo lejos. Peter también lo vio además de notar como cientos de brazos salían del mar hacia la tierra, creando pequeños ríos que se alejaban hasta límites inalcanzables para la vista de los jóvenes.

- Creo que los barcos vienen por aquí- dijo con su serena voz Yuna refiriéndose a los canales de agua que allí había- Sí hay algo similar a una ciudad estará al sur- opinó con un tono apenas audible. Peter asintió con su rostro pensando con velocidad un plan de acción dentro de su cabeza.

- ¿Ya has poseído los cuervos de aquí?- le preguntó a su hermana menor, este le respondió con lo que para cualquiera sería la mirada habitual de la joven pero que para su hermano significaba que si- Divídelos en la búsqueda, crea cuatro grupos, uno que vigile a esos pescadores, quiero saber lo mayor posible de este mundo, otro que busque posibles enemigos, el tercero se encargará de las ciudades mientras que el último buscará a la gente con magia- le explicó con seriedad propia de un militar de su categoría, Yuna asintió y empezó a hacer el conjuro pedido sin embargo Peter volvió a hablar- Y recuerda Yuna, lo principal es encontrar al fragmento.


Kairi parpadeó confundida, las palabras de la maestra del Templo habían sorprendido completamente a la joven quien ya no sabía que esperar al fin y al cabo la maestra del templo no sólo nunca había hablado con naturalidad con ellos sino que Kairi hasta juraba que ella no sabía su nombre.

- Hemos sido advertidas- repitió- Una persona nos guió en un sueño, nos dijo que tú estabas en peligro- Kairi parpadeó confundida, sino fuera que la siempre calma Jena la estuviera abrazando de esa manera la joven pensaría que habría una equivocación allí, un error, sin embargo era imposible pensar que dos soñadoras del templo Kingre estuvieran equivocadas, menos al mismo tiempo.

- ¿Qué quiere decir maestra?- preguntó Kairi con miedo pero sin olvidar el respeto que tenía sobre esa mujer- ¿cómo puedo estar yo en peligro?, nadie podría interesarle hacerle daño a alguien como yo.

- ¿te suena la palabra fragmento?- preguntó Jena ilusionada, al ver como su amiga negaba con la cabeza la tristeza volvió a dominarla- quien nos advirtió dijo que eras un fragmento y por eso te querían- le explicó, se notaba que se esforzaba en recordar cada palabra que le había dicho intentando que alguna de ellas tuviera sentido para su amiga, sin embargo conocía a Kairi demasiado bien (o al menos eso pensaba) como para descubrir algo secreto sobre ella- Nombró a un tal Izanagi, dijo que tienes que tomarlo e ir a la Capital, también encontrar a los hermanos del desierto y seguir a los cuervos- enumeró con sus dedos- lo siento es todo lo que recuerdo, ¿algo te suena familiar?- al ver el rostro desencajado de Kairi, Jena notó que algo de lo que había dicho era conocido por la joven.

- ¿dijiste Izanagi?- preguntó atónita Kairi mientras despejaba sus dudas en las predicciones de las soñadoras. A pesar de que la había acompañado en los últimos meses, debido a que Kairi le había salvado la vida, Izanagi era para todo el templo un secreto, ni siquiera Jena conocía la presencia del mágico ser y ella estaba segura que nadie lo había descubierto.

- Es la hora niña- una cuarta voz apareció en la sala, sorprendiendo a ambas soñadoras pero no a Kairi, no, ella conocía esa voz ya que era la del gato encantado que tenía como mascota- Es tiempo de ponerse en marcha- agregó desde una ventana mirando la escena.

- ¿Qué es eso?- preguntó Jena sorprendida ante la aparición de Izanagi, Kairi ni siquiera intentó inventar una excusa, que su amiga lo hubiera nombrado como parte de su premonición era algo suficientemente importante como para enfocar toda su atención en el asunto.

- Un prisionero- murmuró su maestro sorprendida- Tu alma está atrapada en ese cuerpo, ¿verdad?- preguntó la mujer, Kairi la miró curiosa por sus palabras ya que nunca se había preguntado seriamente porque Izanagi era un gato que podía hablar, mucho menos porque estaba con ella.

- Si pero eso no es lo importante- le respondió Izanagi ante de saltar al lado de Kairi- mira niña no se quien mierda fue el que te advirtió pero no está nada equivocado- agregó antes de explicarse- verás por una razón que no tenemos el tiempo para explicarla en este mismo momento los chicos malos vienen a matarte… y sino nos largamos ya de aquí, toda la gente de esta iglesia te harán compañía al cementerio porque aunque aún no te han encontrado pronto lo harán y te juro que ni el ejército de la mismísima capital del agua podrá hacerles frente- le advirtió con un tono que no admitía réplica alguna.


Pero como eso no es todo, y también debido a todo lo que tardé en actualizar va el inicio del tercer hilo argumental que se lleva a cabo al mismo momento que Akame y cia viajan por los mundos. Este último lo escribí de manera diferente a como suelo escribir (con menos dialogo y más descripción) me gustaría saber que opinan sobre eso.

Y con esas palabras queda estrenada la historia titulada "Memorias de una venganza" la cual revelará más sobre el suceso que sucedió 100 años después de la muerte de Rikken y que convirtió a Mangetsu y Reem en enemigos.

Memorias de una venganza: Capítulo 1:
El humo salió con suma displicencia, el cosquilleo que le generaba el lento movimiento del aire dentro de su boca le generaba una excitación tal que le impedía hacer cualquier otra cosa mientras lo soplaba. Tal vez esa era la única contra de ese pequeño lujo que se daba cada tanto.

No es que fuera alguien que no pudiera darse un descanso o que no disfrutara del puro arte del ocio, todo lo contrario el tiempo libre era algo que amaba sin embargo también era un lujo que no podía darse. No como estaba todo en ese entonces.

¿Cuánto había esperado para que una situación como esa se presentara?, tantas jornadas viviendo como un condenado sólo habían alimentado su odio, su dolor, su ímpetu de hacerlo.

Sí alguna vez lo había hecho por ideales o creencias ya no, su sed de venganza era lo único que lo forzaba a vivir, a permanecer vivo un poco más, a esperar que algo como lo que pronto ocurriría pasara.

El dolor de sus viejas heridas volvió, como cada vez que su mente rememoraba esos momentos de mierda. Otra pitada. Aunque recordar le daba fuerza también lo desconcentraba y en ese momento necesitaba toda su atención en el ahora.

La oscuridad de la noche lo abrigaba, allí se sentía intocable, había pasado tanto tiempo en ella que la tomaba como propia. Tramando, organizando y hasta matando. Todo en pos de su venganza.

Se dio un golpe en la cabeza, otra vez volviendo al pasado.

Percibió movimientos cerca, para cualquiera hubiera sido algo invisible, pero él no era cualquiera, su meta lo había convertido en alguien especial aunque fuera sólo para hacer sufrir.

- Llegas tarde-

Su voz sonó ronca y rugosa, hasta a él le sonó extraña pero no la había usado desde que se le había encargado trabajar en la minas de metal, había estado solo y únicamente los locos hablaban solos y él no estaba loco.

Por lo menos aun no…

- Digamos que no es fácil encontrar a un perdido, ya que para eso tienes que perderte- le respondió.

Gruñó en silencio mientras se insultaba a si mismo por estar tan desesperado para solicitar ayuda de la Manticora, su picardía y retorcido sentido del humor lo sacaban de quicio, más a él que ya había olvidado algo que no fuera odio o venganza. Sin embargo lo necesitaba si quería salir de ese lugar, era el único que mantenía un camino entre su lado de la prisión y la sección de los Oscuros.

En otro momento ni siquiera se le hubiera ocurrido pasar al otro lado, pensar en esos seres le producía tanto asco y odio como pensar en sus malditos carceleros, sí había tenido alguna intención de cruzar de lado había sido sólo para torturar a los Oscuros él mismo.

Pero ahora mismo el otro lado era su oportunidad de salir por fin de allí y sí para eso tenía que soportar a ese estúpido pseudos-dios llamado Manticora lo haría.

- Fingir tu muerte y aprovechar el caos del motín para escaparte- continuó Manticora- La mejor forma para empezar de nuevo- agregó.

El fétido aliento de su “compañero” invadió sus fosas nasales, sabía que siempre usaba ese truco para adormilar un poco a quien tratase, era su forma de poner las cartas a su favor, pero él también era un tramposo, él se había convertido en un ser pestilente y oscuro, esa magia negra no le afectaba en nada sin embargo tenía que hacérselo saber.

De la oscuridad se irguieron dos manos que tomaron del cuello a Manticora, con brutalidad lo movieron unos metros hasta donde la luz de la luna se vio reflejada en su rostro.

Tenía apariencia humana, como la mayoría de los kamis modernos sin embargo sus años en la oscuridad lo habían transformado en algo más bestial. Tenía un largo y enmarañado pelo color castaño el cual llegaba hasta su cintura y se mezclaba con el pelaje que salía de su espalda. Además sus dientes parecían colmillos de lobos y sus ojos tenían rasgos felinos.

- No juegues conmigo- le advirtió.

Vio como se estaba quedando sin aire mientras peleaba sin éxito con las manos que había formado de la misma oscuridad. Se había vuelto amo y señor de ella, cumplía con cada uno de sus pedidos incluso si debía volverse corpórea para hacerlo, él la amaba y por eso ella, quien siempre había quedado detrás de la luz, correspondía cada uno de sus deseos.

- Lo siento- farfulló con esfuerzo al ser soltado del agarre- Sólo que tenía curiosidad de ver como eras, hace casi mil años que estás aquí y desde entonces nadie ha visto más que tus ojos- le reveló al recuperar el aíre- No puedes culparme por tener curiosidad.

Eso era verdad, desde su llegada allí nadie había podido verlo, aún recordaba la noche que había sido capturado y enviado allí, al purgatorio donde los dioses encerraban a sus criminales. Muchos de sus compañeros habían llegado con él pero desde ese momento se apartó intentando no encontrar a nadie que le recordara a su pasado.

Y de esa manera se había movilizado a la parte más problemática de ese mundo, donde los habitantes de allí no estén encerrados como el por sus “crímenes de guerra”, sino más bien quería estar encerrados entre asesinos y traidores, para aprender de ellos y convertirse de ese manera en la herramienta que tenía que ser.

- ¿En verdad lo que dicen?- preguntó restándole importancia a lo dicho por Manticora.

- Si- respondió con lentitud, dejó unos momentos de silencio y continuó- Los oscuros del primer nivel escaparon, nadie sabe como pero abrieron un portal hacia Drugmeria- detalló- puedo hacerte pasar, pero eso te costará un precio- le advirtió.

Lo miró con curiosidad, sus ojos rojos eran lo único que se veía de él siempre brillando en la oscuridad siempre la única presencia física conocido para los habitantes de ese lugar.

- ¿Qué quieres?-

Si de algo se habían asegurado sus captores eran en privarles cualquier cosa no necesaria para vivir que pudieran querer, por eso le parecía extraño como un ser como Manticora siempre se las ingeniara para negociar con los que estaban interesados en su extraño oficio.

Aunque todos los prisioneros estaban en la misma celda cada uno tenía un castigo diferente que cumplir. Había escuchado que muchos de los que habían sido sus compañeros habían perdido hasta su presencia como kami, mientras que otros se les habían encargado trabajos de suma dificultad o peligro. No dudaba que para la guerra que venía los dioses debieran emplear a guerreros poderosos como Kame o a líderes influyentes como era Ken.

- Que me saques de aquí a mi también- le contestó antes de explicarse- Es verdad que me he hecho un nombre aquí pero esta vida es una mierda y se que esta es mi última oportunidad para salir, lo creas o no esa guerra que se avecina no puede ser peor que esto-.

- Trato- dijo mientras se acercaba a Manticora revelando por primera vez en mil años su apariencia.

Medía casi dos metros, sin embargo a pesar de tener una forma humanoide sus semejanzas con los seres humanos eran nulas, tenía el cuerpo cubierto de pelo color gris, tenía un hocico con dientes que preparados para desgarrar cualquier cosa. En su espalda las cicatrices de mil heridas formaban la imagen de un pentagrama, a pesar de su forma animalezca se mantenía en dos piernas pareciendo más temible debido a su gran altura.

- Tú guías- le indicó con un tono que no admitía demora alguna.

En fin, tendrán tiempo para leer tanto quilombo de cruses y croosover así que los dejaré tranquilos. Ya saben espero y agradezco comentarios, aunque sean negativos.

Saludos: Izanagi
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por Izanagi el Mar Mayo 14, 2013 10:50 am

Pasando a un nuevo capítulo del arco principal, Akame se reune con Claire y la selectora e inician el plan de acción.


Capítulo 12: Precio:
Los ojos de Reen se abrieron al escuchar los pasos de su compañero retornando a la celda después de la reunión con el misterioso jefe de sus captores. Al ver como seguía cabizbaja y bajo la atenta vigilancia del SoulMater supo que no había logrado sacarlos de allí. Por lo menos no aún. Sin embargo a él por el momento le bastaba alguna explicación de quienes eran los seres que los habían capturado y porque en un principio Mangetsu había pensado que los ayudarían.

Al abrirse la puerta Reen ni siquiera intentó utilizar su magia para intentar escapar, ya se había dado cuenta que eran en vano aunque no entendía porque desde que se había encontrado con esos seres su poder había quedado inutilizado.

Con sumo silencio el humanoide de piel azul cerró la prisión para luego retirarse con una parcimonia que hubiera puesto nervioso a cualquiera que no tuviera una serenidad como Reen. Tal era su serenidad que no preguntó nada a la joven esperando que ella fuera la que retornara la conversación a donde habían sido interrumpidos sin embargo Mangetsu había caminado hasta una esquina, puso su rostro contra la pared opuesta a los barrotes se agachó y empezó a murmurar.

Reen miró confundido este accionar e agudizó su oído para intentar escuchar sus palabras- velo celestial, cadena formada de obstrucción, destino ligado a uno- frases que no parecían tener lógica alguna salían de la boca de la joven sin detenerse ni un segundo, por un momento Reen pensó en preguntarle que estaba haciendo pero ya sabía lo que era.

Un conjuro, era común para los sacerdotes y sacerdotisas del cielo citar palabras mágicas para efectuar sus hechizos más poderosos utilizaban esas frases con la intención de obtener poderes de los dioses a que servían y poder utilizar los beneficios del poder ilimitado de los kamis. Entre más largo era lo recitado más complejo y poderoso era el conjuro. Sin embargo él conocía a Mangetsu y sabía que era una constructora, es decir que sólo creaba conjuros de escudos.

No podían salir de allí con un conjuro que provocara un escudo sin embargo Reen sabía que aunque fueran sus enemigos los dermian de los dioses del cielo eran los magos más capacitados de todos los mundos y si Mangetsu había sido elegida para comandar esa misión significaba que era una persona altamente calificada. Sí hacía un conjuro debía ser por algo.

- Has algo productivo y sácanos de aquí- le murmuró antes de sentarse en la otra punta de la habitación. Cerró los ojos y se perdió en la oscuridad sólo guiado por los interminables murmullos de Mangetsu.


- Me los encontré mientras estaba cazando- inició Lyra, las cuatro mujeres permanecían sentadas en una mesa de la más alta calidad de madera las sillas, de gran lujo como todo en esa casa, estaban ubicadas cada una en una de las puntas de la mesa, estando la seleccionadora y Claire en las puntas centrales y Lyra y Akame en las laterales- ellos estaban tras la pista de los mismos gigantes que yo así llame la atención de los gigantes para que los medianos no los atacaran por sorpresa- explicó, Akame estaba un poco sorprendida que la niña se dedicara a cazar gigantes sin embargo esta había dado sobradas muestras de no ser alguien absolutamente normal- Obviamente empecé a correr para que los medianos no me atraparan, y allí me encontré con ella-refiriéndose a Akame- y la metí en uno de los túneles, desde allí no sabemos que pasó realmente pero estoy segura que fueron atrapados por Mc- explicó la niña.

- Si eso parece ser lo que pasó- comentó Lidia enfocada en Lyra antes de dirigir su mirada a Claire- ¿Cuántas probabilidades había de que pasara esto?- le preguntó, Akame la imitó también centrándose en la joven, la cual le llamaba poderosamente la atención.

Al principio había sido sólo por extraña actitud, murmuraba palabras sin sentido y en ocasiones se reía de la nada, sin embargo su peculiar accionar había pasado a un segundo plano al estar unos minutos con ella, siendo su aura el objeto de atención para Akame.

Su magia era exótica, distinta a cualquier otra que hubiera sentido antes pero al mismo tiempo familiar, como si fuera algo cotidiano pero que al mismo tiempo no recordara de donde provenía. Sentía que era poderosa pero no de una forma bruta como había sentido a la del piromante ni tampoco de una manera perfectamente equilibrada como Mangetsu sino más bien como libre, como si esta recorriera su cuerpo y al mismo tiempo saliera de él con total libertad. Claire parecía ser uno con el entorno, generaba en Akame bipolaridad de sentimientos siendo que para ella no resaltaba entre en entorno pero al mismo tiempo parecía la única persona que estuviera en esa sala.

- ¿Qué es lo que quieres hacer Akame?- la voz de la selectora llamó su atención obligándola a despejar su mente de sus pensamientos sobre Claire, auque antes de hacer le dirigió una última mirada la cual fue respondida por una risa divertida de la chica con un gesto que hacía sentir a Akame con su alma desnuda- Puedo ofrecerte darte a mi sirviente para ayudarte a rescatar a tus compañeros pero lamentablemente nada más puedo hacer- le explicó- y sinceramente creo que sería imposible para ustedes tres invadir con éxito la fortaleza de Mc- agregó.

- Le agradezco cualquier ayuda que pueda darme- dijo Akame con duda, no sabía como actuar estaba consiente que tenía que ayudar a Mangetsu y Reen pero no creía lograrlo sola, ni siquiera con la ayuda de Lyra.

- Yo puedo ayudarte- Claire habló cortando el silencio que se había producido, Lyra la miró con intriga como si no estuviera muy segura de las condiciones de la joven sin embargo para Akame fueron palabras de lo más alentadoras- Claro que a un precio- agregó.

- ¿Precio?- repitió confundida Akame- ¿quieres dinero?- preguntó.

- Verás me dedico a cumplir trabajos que nadie quiere hacer: encontrar cosas, realizar magia, asesinar personas y hasta atacar ciudades- la sorpresa de Akame fue acompañada por la de Lyra quienes reaccionaron antes la enumeración de la joven- a cambio me veo obligada por las leyes de la magia a conseguir algo, ya sea que la otra persona haga algo por mi o que me den algo valioso como precio- explicó- Si Souta es el dimensionador y Lidia la selectora yo soy la hacedora y te aseguro que mientras puedas pagar un precio acorde no hay nada en el mundo que no pueda hacer- le dijo con suma confianza antes de agregar- entonces, ¿tienes algo que me pueda interesar Akame?
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] El Primer Paso - Capítulo 12 UP - EXTRAS Capítulo 4 UP - 14/5

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.