Últimos temas
» Afiliación hermana
Jue Abr 28, 2016 9:26 pm por d-conanmx

» ¿Todo es Posible si lo intentas?
Sáb Jul 11, 2015 8:03 am por Melisa_chan0

» Bannea al usuario de arriba
Sáb Abr 18, 2015 8:38 pm por Eagle calm

» EL REINO DEL PUNT, EL PARAÍSO DE LOS FARAONES de J A Falcón
Miér Mar 04, 2015 3:29 pm por libros15

» [P] Como una flor marchita.
Mar Feb 03, 2015 7:52 am por Kurenea

» La chispa de Alhza
Lun Feb 02, 2015 9:24 pm por yuske

» [P] A mi perro el Balto
Dom Feb 01, 2015 7:33 pm por Melisa_chan0

» Acciones
Mar Dic 30, 2014 3:37 am por Eagle calm

» Inicio y normas.
Mar Dic 23, 2014 2:14 pm por Eagle calm

» Preguntas y respuestas
Lun Dic 22, 2014 6:35 pm por Eagle calm

» [Reseña] Cementerio de Animales - Stephen King.
Lun Dic 22, 2014 4:06 pm por Kurenea

» Solicitudes de entrada.
Sáb Dic 20, 2014 2:47 pm por Kurenea

Ver más afiliados
Ver menos afiliados
Licencia Creative Commons
Todas las obras expuestas en este foro estan bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Le gustaba. Y mucho.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Le gustaba. Y mucho.

Mensaje por Marinuqui el Miér Mar 06, 2013 4:29 pm

Pues es para publicar la historia ^^ Dejaré unas pautas que suelo dejar en mis relatos en general:

Título: Le gustaba. Y mucho.
Género: Romance.
Rating: K.
Advertencia: Femmeslash (Sugerencia de relación entre dos chicas)
Páginas: 3.
Palabras: 1010.

Spoiler:
Le gustaban los chicos.
Solamente eso.
Le gustaban esos chicos de ojos marrones que podían dejarte sin respiración. También esos de cabello dorado, como los de las películas. Eran los que más les gustaba a todas las chicas de su clase. Esos chicos de sonrisas radiantes. Con dientes blanquecinos que perfilaban todo su rostro.
También le agradaban esos chicos encantadores, algo zalameros inclusos. Los que besaban bien, como lo hacía Stephan, o los que deslizaban delicadamente sus manos por sus caderas. Eran esos los que realmente le gustaban. Encantadores, guapos, y ante todo, atléticos. Esos que eran conocidos por todas las chicas de su clase. Esos que hacían que sus labios se frunciesen con cierto encanto.
Tenía que admitirlo. Los chicos le gustaban. Era así, nadie podría decirle lo contrario.
Y sin embargo, ese día sucedió algo distinto a todos los demás.
Tenía catorce años y la vida en los labios. Sus ojos, de tono miel, se encontraron con esos ojos azules que conseguían que se quedase sobrecogida en el asiento de las clases cuando se giraba para poder observar silenciosamente cada rasgo de su rostro, y sin saber el cómo ni el por qué, acababa siendo descubierta.
No sabía la razón, pero siempre acertaba. Y le dedicaba una de esas sonrisas que le dejaban sin respiración. Porque sus ojos azules hacían que todo se detuviese. Que el oxígeno desapareciese. Que la sangre que fluía por sus venas se ralentizase en velocidad. Todo por una mirada suya. Todo por una maldita mirada de ella. Todo por algo que le hacía quedarse, simplemente, con una sensación extraña en su corazón.
― ¿Estás bien? ―logró escuchar a lo lejos, sin poder dejar de pensar detenidamente en todo lo que le ocasionaba su mirada, para al final encontrarse de nuevo con esas dulces pupilas que le recordaban a la mar―. Hoy en clase has estado un poco ensimismada. ¿Ha pasado algo? ¿Has discutido con tu hermano?
―Ya sabes que siempre discuto con él―pronunció tras unos breves segundos de pausa, una pausa que se iba prolongando si se quedaba mirándose a esos labios torneados en una tímida sonrisa.
La morena asintió sin poder dejar de pensar que su amiga estaría abatida por las discusiones ocasionadas con Jacob, el que era el hermano menor de la castaña. Ésta se encogió de hombros, colocándose al lado de la otra.
Su amiga era de estatura más baja que la suya. Su cuerpo no era tan delgado como el suyo, y encima, sus piernas eran fuertes. Su rostro era en cierta manera redondeado y sus ojos azules colisionaban perfectamente con los suyos.
No supo cómo, ni cuando, pero desde hacía tiempo le gustaba observar el contoneo del cuerpo de la otra, perdiéndose a veces por los pasillos del instituto. Otras, en cambio, no quería perderse la belleza de sus labios cuando articulaba alguna palabra. Su voz no era perfecta. Era aguda. Era de tal manera que a veces levantaba la voz para ser escuchada, consiguiendo que todos los demás se estremeciesen a su lado. Pero no importaba. No, y menos si era ella.
Desde hacía mucho tiempo, se fijaba en que Marta era encantadora sonrojándose, más que nada porque así se destacaban sus pecas. Una vez, mientras estudiaban en casa de la chica, cuyo cabello moreno en esos momentos estaba cortado a media melena, se perdió en las pecas, contándolas detenidamente. ¿Cuántas eran? ¿Cien? Se perdió en cuanto llegó a las cincuenta, más que nada porque su mirada se desvió a su sonrisa, tan sutil que pasaba desapercibido para cualquiera. Menos para ella, y para ese estúpido chico tan guapo que andaba detrás de ella. David.
― ¿Quieres hablar sobre ello? ―Eran tonterías. Ella misma lo sabía, pero eso no quitaba para que Marta se preocupase por ella. Algo que provocaba en su interior como el revoloteo de mariposas. Y… ¡Ella creía que eso era mentira! ―Sabes que estoy aquí para lo que necesites.
―Te envidio―soltó con calma la castaña, sin apartar su mirada de los ojos azules de la otra, que parecía desorientada y perdida, sin saber a qué venía eso―. ¿Por qué eres tan buena?
―No soy buena―era una chica de catorce años que no podía dejar de tener las cosas claras―. Simplemente, me preocupo por ti. Eres mi mejor amiga.
La aludida asintió, sintiendo una especie de dolor recorriendo su cuerpo al escuchar esas palabras. Se estremeció, frunciendo sus labios un poco. Una sonrisa se dibujó en su rostro correspondiendo al gesto de la otra. ¿Por qué le afectaba tanto? Para ella, Marta también era su mejor amiga, ¿no?
―Lo sé. Gracias―susurró un poco avergonzada, mirando hacia los lados―. Sé que a veces soy un poco estúpida, pero…Tú también eres mi mejor amiga―confesó al fin, sintiendo como la sonrisa de la muchacha se ensanchaba por completo―. Son tonterías y sin embargo…
―No sé si son tonterías o no―se encogió, cogiendo los libros que había posado en el suelo y estrechándolos hacia su propio pecho―, pero si a ti te afecta tanto, necesitas que esté contigo. Y no pienso dejarte, siendo una tontería o no siéndolo―sonrió con suavidad, acercándose para depositar un beso en su mejilla―. Me marcho, que tengo que hacer algunas cosas. ¿Me esperarás a la salida?
―Siempre lo hago―respondió con seguridad y cierta complicidad, aun aspirando el aroma de la otra―. ¿Te he dicho hoy que estás muy guapa, ojos de cielo?
Marta soltó una carcajada, separándose y alejándose con paso rápido. Si ella supiese que no se lo había dicho en broma…Pudo ver como la espesa melena desaparecía entre otros alumnos, bajando por las escaleras hacia el primer piso. Suspiró, apoyándose de nuevo en la pared. Vio pasar a David y a Roberto, e incluso a Stephan, el que le dirigió una sonrisa coqueta.
Sí. Era cierto. Le gustaban los chicos. Aquellos que la tratasen como a una auténtica dama. Le gustaban los chicos que eran guapos. Muy guapos.
Pero ese día, por una extraña razón, Anastasia se percató que también le gustaba la tímida sonrisa de Marta. Le gustaba. Y mucho.






"Seamos sinceros, luchemos por lo "imposible" ".

"El amor es amor cuando duele".

" ¿Te he dicho hoy que te quiero, ojos de cielo?"
avatar
Marinuqui
Aventurero

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 06/02/2013
Edad : 22
Localización : Cantabria
Insignias :





Ver perfil de usuario http://www.fictionpress.com/u/846441/Marinuqui y http://www.fanf

Volver arriba Ir abajo

Re: Le gustaba. Y mucho.

Mensaje por MaNtoSastO el Miér Mar 06, 2013 5:53 pm

Veo que es un episodio anterior del pequeño One que nos has compartido en la sección de relatos.

Lo que he dicho allí puedo repetirlo por aquí sin ningún problema: un texto perfectamente cuidado y una lectura fluida. Aunque en algún momento no sé por qué se me mezcló sobre quién estaba hablando el relato, cosas mias Razz
avatar
MaNtoSastO
Mod

Mensajes : 987
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 28
Localización : Saturno
Insignias :





Ver perfil de usuario http://yutube.com/user/Apaerorfo

Volver arriba Ir abajo

Re: Le gustaba. Y mucho.

Mensaje por yuske el Sáb Mar 09, 2013 11:22 pm

Me ha gustado bastante, sobre todo por la manera en la que se abre y se cierra el relato. Esos detalles me encantan.

Pienso que la narración refleja bien los pensamientos y sentimientos de anastasia, el como descubre que se siente atraída por su amiga.

El único detalle que le veo es que has dejado todo junto cuando lo pasaste al post. trata de separarlos para que se vea un poco mejor.






avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Le gustaba. Y mucho.

Mensaje por Eagle calm el Dom Mar 10, 2013 9:46 am

...algo zalameros inclusos." le pifiaste.
"Y sin embargo, ese día sucedió algo distinto a todos los demás." Si proclamas eso de esa manera, das a entender que no tenes idea de como va a seguir la historia. Podrías meterle algo para hacerlo más sutil, como un "ese día podría haber sido otra historia"
Porque en si, nosotros no sabemos como son los demás días de Anastasia.
"Su amiga era de estatura más baja que la suya. Su cuerpo no era tan delgado como el suyo" Las dos oraciones terminan en la misma palabra. That can't be right D:
En lo que se habra enredado Manto fue en esta parte "La morena asintió sin poder dejar de pensar que su amiga estaría abatida por las discusiones ocasionadas con Jacob, el que era el hermano menor de la castaña."
No se porque pero yo también pense que la castaña era Anastasia y no Marta XD. Y cosas mias es un tema de los abuelos de la nada, manto :p
"¿Te he dicho hoy que estás muy guapa, ojos de cielo?" Ella de por si ya es algo zalamera jaja
Lo que no entiendo es porque usas tantos puntos seguidos. Podrías articular más comas, puntos y comas, y conectores, así la lectura se volvería (más) fluida.
Por demás:
"Tenía catorce años y la vida en los labios." Esa frase es demasiado buena.
Y después solo me queda una duda. Cuando Anastasia observa a los tres chicos que (supongo) siguen a Marta ¿esos son sus pretendientes? O yo estoy muy muy drogado e interpreto cualquier cosa?





Última edición por Eagle calm el Lun Mar 11, 2013 9:40 am, editado 1 vez
avatar
Eagle calm
Escudero de palabras

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 12/05/2012
Insignias :








Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Le gustaba. Y mucho.

Mensaje por Marinuqui el Dom Mar 10, 2013 5:17 pm

¡Hola!

Para citarlo todo me voy a enrollar mucho.

Quería agradecer sinceramente las opiniones, más que nada porque me ayuda a mejorar. Sé que necesito tener más variedad de expresiones, de lenguaje y demás.

Pensé que esa parte, la que decís de que uno se equivoca, puede causar a error...Pero es que la morena es Marta, y la castaña es Anastasia xD

Lo de los chicos es que pasan de casualidad, nada más. Y lo de los puntos y seguidos...Es porque a mí, personalmente, me gusta más la narración por ahora con puntos. Y me explicaré: Necesito muchísima práctica, mucha, y no creo adecuado el escribir frases largas cuando aún necesito llevar bien los puntos y demás. Por eso mismo, prefiero escribir con puntos. Quizás no es tan fluido, pero al menos me da una seguridad a la hora de escribir que me viene bien, y cuando vaya perfeccionando, pues ya iré viendo como prefiero la narración. Eso depende mucho del lector ^^

Muchas gracias. Procuraré mejorar los detalles que se me han remarcado y que, poco a poco, todo esté mejor explicado.

Un beso y muchas gracias a los tres Smile




"Seamos sinceros, luchemos por lo "imposible" ".

"El amor es amor cuando duele".

" ¿Te he dicho hoy que te quiero, ojos de cielo?"
avatar
Marinuqui
Aventurero

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 06/02/2013
Edad : 22
Localización : Cantabria
Insignias :





Ver perfil de usuario http://www.fictionpress.com/u/846441/Marinuqui y http://www.fanf

Volver arriba Ir abajo

Re: Le gustaba. Y mucho.

Mensaje por yuske el Dom Mar 10, 2013 6:12 pm

Quizás no es tan fluido, pero al menos me da una seguridad a la hora de escribir que me viene bien...

Eso me parece a mi lo más adecuado. Siempre lo mas importante al escribir, sobre todo cuando se comienza es hacerlo de una forma en la que te sientas cómoda y segura. Tomar ese estilo (por decirlo de alguna manera) como un punto de partida para el desarrollo de las propias habilidades narrativas.

Me alegra mucho que estés consiente de eso marinuqui, me hace pensar que dentro de no mucho tiempo veremos un deslumbrante cambio en tu estilo.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Le gustaba. Y mucho.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.