Últimos temas
» Afiliación hermana
Jue Abr 28, 2016 9:26 pm por d-conanmx

» ¿Todo es Posible si lo intentas?
Sáb Jul 11, 2015 8:03 am por Melisa_chan0

» Bannea al usuario de arriba
Sáb Abr 18, 2015 8:38 pm por Eagle calm

» EL REINO DEL PUNT, EL PARAÍSO DE LOS FARAONES de J A Falcón
Miér Mar 04, 2015 3:29 pm por libros15

» [P] Como una flor marchita.
Mar Feb 03, 2015 7:52 am por Kurenea

» La chispa de Alhza
Lun Feb 02, 2015 9:24 pm por yuske

» [P] A mi perro el Balto
Dom Feb 01, 2015 7:33 pm por Melisa_chan0

» Acciones
Mar Dic 30, 2014 3:37 am por Eagle calm

» Inicio y normas.
Mar Dic 23, 2014 2:14 pm por Eagle calm

» Preguntas y respuestas
Lun Dic 22, 2014 6:35 pm por Eagle calm

» [Reseña] Cementerio de Animales - Stephen King.
Lun Dic 22, 2014 4:06 pm por Kurenea

» Solicitudes de entrada.
Sáb Dic 20, 2014 2:47 pm por Kurenea

Ver más afiliados
Ver menos afiliados
Licencia Creative Commons
Todas las obras expuestas en este foro estan bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

La historia del Camino Real

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La historia del Camino Real

Mensaje por Izanagi el Lun Mar 11, 2013 10:52 am

Bueno, antes que nada gracias por su paciencia por el retardo de la publicación, paso a dejar esta historia que ya la tenía escrita pero tuve que rebajar considerablemente (originalmente cuenta con 33 página y lo reduci a 9)9, no está tan detallado como esperaba y al haberlo acortado queda cosas un poco en el aire pero me parecía exagerado publicar las 33 páginas (que igualmente lo haré en el futuro pero fuera de esta sección). Es una historia dentro del universo literario de mi historia "El primer paso", aunque eso no tiene nada que ver acá jajajaja.

Título: La historia del Camino Real
Genero:Fantasía
Clasificacion: Todo publico.
Hojas: 9
palabras: 3,791

Spoiler:
- No es un intercambio justo, no puedo darte algo tan valioso como la campana por uno solo- se quejó la joven con una risa provocada por lo que a su parecer era una pésima propuesta- mínimo tendrías que darme cuatro para estar a mano- regateó.

- No, no, tú te equivocas en algo, estos no son como todos los demás, te aseguro que son de altísima calidad, por lo menos valen dos normales- le refutó el pequeño niño, este no podía tener más de nueve años de edad sin embargo negociaba como si de un adulto se tratase.

En medio de una hermosa plaza la adolescente y el infante practicaban uno de los más antiguos artes desde la existencia del ser humano, el comercio.

Ambos permanecían sentado en una banca, arropados bajo la sombra de un exótico árbol color rosado. La planta alcanzaba los tres metros de altura, tenía una vegetación frondosa y sin forma, decenas de ellos se esparcían por todo el interminable parque exceptuando donde las plazoletas permitían el caminar de los peatones.

Como ellos cientos de personas practicaban la misma actividad allí, muchos negociaban con los puestos que se apostaban a sus espaldas otros lo hacían personalmente y uno o dos zonas estaban reservadas para las pujas de dinero. Sí de algo era famosa la gran plaza de la ciudad Notorio era sobre la gran cantidad y calidad de un determinado producto. Algo que para muchos no servía de nada y hasta lo catalogarían como fraude pero que para los entendidos eran objetos de una calidad e importancia invaluable.

- Sabes que mis sueños no son regulares- repitió el chico- Claire te daré dos de mis mejores sueños si me traes la campana- propuso. El chico tenía ojos color plateados, como la mayoría de los que estaban en ese lugar. No tenía pelo, era completamente calvo.

Claire en cambio era una joven de aproximadamente catorce años de edad tal vez quince como mucho; su pelo castaño llegaba hasta la cintura siendo cubierta la parte superior de este con un gorro de lana color amarrillo. Sin embargo la mayor singularidad de toda la tenía en el color de sus ojos. Estos eran de un extraño tono bicolor siendo un verde y el otro celeste.

La joven se pensó la oferta por unos momentos, sin embargo luego negó con la cabeza y volvió a sonreírle al niño con una cara de completa superación.

- Me gustan tus sueños, eso es verdad, pero aquí en esta plaza tengo cientos de vendedores de sueños mientras que tú sabes que la única persona que puede conseguir la campana soy yo- le recordó la joven- Tres de tus mejores sueños y dos contenedores libres, última oferta o te quedas sin la campana.

El niño lo pensó por unos momentos, sin embargo luego asintió con su cabeza y le tendía su mano, con intención de cerrar al pacto, Claire también sonrió y correspondió el gesto, sellando el acuerdo.
- Nos vemos aquí dentro de dos horas- Le indicó la joven, el niño no se sorprendió por la rapidez que ella pretendía solucionar el problema, su fama la precedía al fin y al cabo ella era la mismísima aprendiz del dimensionador, no podía fallar.

Sin peder ni un segundo la joven se dio vuelta y con su vista empezó a buscar el edificio cerrado, Notorio era un país rico y extravagante donde tanto joyas como las más finas telas decoraban el paisaje al nivel que su estatus merecía. Sin embargo al norte de la Plaza Central de la ciudad se encontraba la parte donde la mayor cantidad de los lujos se reunían, estando el castillo del rey como el centro de toda esa belleza.

Los edificios al estilo medieval cautivaban a los extranjeros con su elegante terminación, aun para ella que había visitado miles de destinos Notoria siempre le parecía un lugar único. Un país de sueños.

Claire empezó a internarse por la calle principal que la llevaría al castillo, mientras miraba a su alrededor intentando descifrar que era lo real y que era lo ficticio. Al ser Notoria un país de artistas del sueño la ciudad vivía en una completa simbiosis con el mundo de los sueños, en ocasiones los extranjeros entraban a uno de esos sueños vivientes sin darse cuenta siquiera que lo estaban, sin embargo a veces lo sueños modificaban tanto el paisaje o las leyes de la naturaleza que era imposible no notar eso. Sólo era cuestión de tiempo salir de esos sueños por eso la gente no le daba importancia a esa extraña característica de ese país, más bien era un detalle que hacía más particular al lugar.

Sin embargo al más acercarse al castillo cada vez era mayor la cantidad de sueños y menor el sector de realidad, sueños de tal nivel que ni siquiera sus creadores podían verlos.

- Parece que es una forastera- la voz de una anciana llamó su atención, estaba delante de ella a como mucho cinco metros, Claire asintió con su rostro- Si avanza un poco entrará a un sueño, es normal para los extranjeros no darse cuenta por eso prefiero advertirles antes de entrar- le explicó.

- No se preocupe abuela, yo soy una de esas personas que puede notarlo- le aseguró Claire antes de acercarse, al dar dos pasos para adelante el entorno urbano cambió completamente.

Se encontraba en un inmenso mar, ella estaba sobre el agua al igual que la anciana. Nada parecía indicar que dos pasos atrás estuviese una ciudad ya que lo único que podía ver a su alrededor era mar.

- Que sueño tan poderoso- elogió la chica- es suyo, ¿verdad?- la anciana asintió con una sonrisa halagada por las palabras de la chica- me lo imaginaba, ¿acaso ya estamos dentro del Camino Real?- preguntó, la vieja mujer se sorprendió un poco ante de la pregunta de la chica, luego la miró con sus deslucidos ojos por unos segundos.

- ¿Qué eres tú pequeña niña?- preguntó la mujer confundida- He viste cientos de personas intentando alcanzar el castillo sin embargo nunca vi a un ser tan extraño como tú- Claire lanzó una carcajada que asustó por unos segundos a la mujer, sin embargo al ver la sonrisa de su rostro volvió a tranquilizarse.

- Soy alguien demasiado simple como para poder explicarlo con palabras, conténtate con saber que soy una viajera de sueños, no tiene que preocuparte por mí- le explicó entre risas la chica, la anciana volvió a dirigir su mirada a la chica, en especial a sus ojos bicolores.

- Sí puedes superar este sueño ingresarás al Camino Real, no se si lo sabes pero sólo el Rey de este país puede cruzar los sueños de ese camino, muchos lo han intentando pero nadie lo ha logrado- le advirtió nuevamente, Claire se encogió de hombros- Rezaré para que no puedas pasar este sueño, sino no volveré a verte- agregó al ver como la había ignorado y empezó a avanzar por el interminable mar.

Pasaron unos minutos de caminata, ya la mujer había desaparecido de su vista cuando del agua que estaba frente a ella una gran ballena emergió. El animal era seis veces más alta que la niña, la diferencia entre el tamaño de ambas era demasiado gran como para poder compararlo.

El animal quedó estático al verla, Claire en cambio se acercó acortando la escasa distancia que los separaba, luego con dulzura le acarició cerca de su boca.

- Tú eres la puerta de salida, ¿verdad?- le susurró la chica mientras pasaba su mano por el cuerpo del gigantes animal- Si, claro, siento un gran magia dentro de ti, esa anciana creó un sueño muy poderoso- ampliando su sonrisa volvió a acariciar al animal y este ante el gesto abrió su boca- Gracias- le dijo antes de ingresar a ella.

Con lentitud empezó a caminar por su lengua, hasta que llegó a la garganta. Frente a ella se hallaba la oscuridad misma sin embargo ella no dudó y lanzó hacia el hueco que esperaba le sacara del sueño.

El vértigo inicial de la caída desapareció al mismo tiempo que otra vez cambió de entorno, esta vez estaba en un campo, a lo lejos se podía ver dos molinos de vientos que lentamente giraban al compás de la brisa. Bajo sus pies se erguía un antiguo camino el cual no se encontraba en su mejor estado, las raíces que aparecían cada tanto y las baldosas salidas y desaparecidas podían confirmar la antigüedad del pasaje.

Más adelante unas pequeñas cercas de madera impedían el paso dejando el pequeño espacio donde pasaba el camino como único lugar sin protección. Por lo menos sin protección de vallas ya que allí dos soldados resguardaban el paso.

Claire tardó dos minutos en llegar a ellos, al verla desenvainaron sus espadas y las pusieron entre si, bloqueando el camino. Completos por una majestuoso armadura color dorada ninguna parte de su cuerpo había quedado exenta de la hermosa piel metálica, ni siquiera sus rostros que permanecían ocultos bajo unos cascos decorados con piedras preciosas.

- Si quieres ingresar al Camino Real debes superarnos- habló el caballero de la derecha- A pesar de su apariencia las vallas de nuestros costados son impenetrables ya que están hechas por el mismísimo Artesano Supremo de Notoria, nuestro Rey- el turno esta vez fue para el de la izquierda- La única posibilidad que tienes para pasar es demostrarnos que eres capaz de superar el Camino Real- dijeron al unísono.

Claire se rió internamente de la extraña manera de hablar de los soldados, mientras revisaba la cerca que estaba a su lado. A pesar de las palabras de los caballeros sabía que podía superarlas, sin embargo prefería seguir las reglas del sueño ya que eso le parecía mucho más divertido.

- ¿Cómo puedo demostrarles mis capacidades?- preguntó la chica divertida.

- Estas en un sueño, si quieras avanzar tienes que ser o una Artesana de Sueños o una Soñadora, si eres una artesana sólo tienes que crear un sueño en donde no estemos nosotros e intercambiarlo- le respondió el soldado de la izquierda.

- En cambio sí eres una soñadora tienes la posibilidad de viajar como a ti más te guste, sí tienes el poder necesario para poder moverte por aquí entonces nosotros no seremos un problema para ti- habló esta vez el de la derecha.

- Ya veo- comprendió Claire, luego cerró sus ojos por unos segundos- Soy una soñadora así que sólo tengo que seguir caminando y ustedes me dejarán pasar, ¿Verdad?- preguntó.

- Así es, pero si no tienes la fuerza suficiente no sólo no te abriremos el paso sino que te cortaremos la cabeza- le advirtió, Claire aun con los ojos cerrados rió ante la advertencia del caballero.

- Entonces no hay problema- agregó y continuó su camino acercándose aún más ante los soldados, estos tensaron sus músculos listos para atacar sin embargo Claire abrió sus ojos y sin detener su marcha miró a los dos soldados.

La joven vio como ambos guerreros se relajaban y con rapidez movían sus espadas permitiendo el paso por el Camino Real.

- Nunca he visto algo así- una voz en su espalda detuvo su paso inmediatamente sorprendiendo levemente a la joven, al darse vuelta se encontró con la figura de una mujer de aproximadamente veinte años de edad- He visto personas pasar pero nunca que los soldados ni siquiera le ataquen.

Su larga cabellera rubia llegaba hasta su cintura, su cuerpo también vestía la misma armadura de los caballeros sin embargo ella no llevaba casco, era alta y a simple viste podía notarse que a pesar de ser una mujer era fuerte físicamente. Sus ojos permanecían cerrados y su rostro estaba serio y rígido, haciendo juego con el porte que llevaba.

- Poca gente me sorprende así como tu has hecho- le respondió Claire- ¿Tú eres la segunda prueba?- preguntó.

- No, sólo estoy en el mismo camino que tú- le respondió- Soy la guardia del Rey y tengo como obligación vigilar a cada uno de los aspirantes a pasar el Camino Real- explicó la joven sin abrir los ojos- Tú continua, prometo no estorbarte- Claire asintió y prosiguió su camino a sabiendas que la joven le seguiría desde ese momento.

Al llegar a los molinos de viento la joven sólo pudo encontrar una puerta en ellos, al no encontrar otro camino decidió abrir la puerta. Ante de ingresar decidió dar un vistazo al interior del edificio sin embargo parecía un molino común y corriente.

Sin embargo todo cambió al ingresar la joven ya que a pocos metros de allí un agujero en la tierra se abrió permitiendo a simple vista ver como una interminable escalera caracol bajaba hasta un desconocido lugar.

- ¿Me dirás cuando pase el lugar donde todos fracasan?- preguntó Claire con su sonrisa confiada habitual, la cual contrastaba enormemente con la extraña guardia real que seguía seria ante cualquiera hablar de la joven.

- Lo siento pero no puedo ayudarte- se disculpó- No debo interferir al fin y al cabo sólo los realmente capaces pueden tener una audiencia con el Rey- le explicó, Claire suspiró para luego volver a sonreír.

Le molestaba un poco que dudaran de que si podía superar al sueño, al fin y al cabo ella podía destruir ese sueño con suma facilidad, por un momento se tentó de hacerlo sin embargo decidió seguir con el Camino Real y no causar problemas de más.

Lentamente empezó a bajar seguida muy de cerca por la joven guardiana, sin embargo después de casi veinte minutos de hacerlo notó que su silenciosa compañera había desaparecido, sin dudar que algo pasaría Claire siguió avanzando aunque al dar dos pasos se detuvo completamente.

El zumbido de una flecha volando a escasos centímetros frente a ella hubiera asustado a cualquiera pero ella no se había detenido de casualidad sino que lo había previsto, luego empezó a caminar con tranquilidad al mismo tiempo que miles de flechas volaban a su alrededor amenazándola de matarla si una daba con su blanca.

El paso de la joven era incesante, a veces apuraba el paso otras veces lo alentaba, sin embargo nunca se detenía y ninguna flecha la tocaba, podía predecir cada una de los ataques que allí pasaban.

- ¿Qué eres tú?- preguntó la mujer asustada, frente a ella estaba nuevamente la guardiana ciega sin embargo su gesto serio había desaparecido convirtiéndose en uno de terror- Nadie puede superar este sueño, ni siquiera los Artesanos de Sueños, mucho menos un Soñador, ¿qué eres tú?- repitió nuevamente la pregunta.

- No puedo decirlo, por lo menos no aún- replicó la chica al mismo tiempo que las flechas que volaban contra ella desaparecían dejando a la joven completamente segura- Tú debes ser la última prueba- adivinó.

Intentando no dejarle reacción alguna la guardiana se lanzó contra la joven espada en mano, Claire notó que la mujer tenía todas las intenciones de asesinarla sin tener ni siquiera una minina muestra de piedad dentro de ella. Era una guerrera de verdad.

Sin embargo Claire no le tenía miedo y a pesar de no tener arma alguna se dispuso a pelear con ella. Con simple movimiento de su cuerpo esquivó el corte enviado por la mujer, luego dio unos rápidos pasos y quedó en la espada de ella.

- Muerta- dijo tocándole su espalda y riéndose, situación que enfadó mucho más a la joven que le lanzó otro corte al mismo tiempo que giraba todo su cuerpo, Claire no se sorprendió al gesto y antes del ataque de la joven se había agachado dejando pasar al filo de la espada por encima de su cabeza- No tienes que enojarte, no es tu culpa perder- le dijo con simpleza antes de tocarla de nuevo.

Sin embargo esta vez el toque tuvo algo más y al mismo tiempo que la joven mujer caía desmayada todo el entorno desaparecía convirtiéndose en el interior de una gran habitación.

A su lado la Guardia Real dormía placidamente en lo que parecía ser una alfombra de alta calidad color roja. Esta conducía por un pequeño camino que tenía final en un trono donde un hombre coronado permanecía sentado.

- Tú terminaste el sueño- le acusó Claire al hombre mientras se acercaba, este aparentaba tener una treintena de años, pelo negro y prolijo el cual estaba decorado con un humilde pero bello trono. Al igual que los soldados portaba la armadura dorada, sin embargo la de él se veía más fina y cómoda que la de los guardias que parecían más toscas y protectoras- Debes ser el Rey entonces- adivinó.

- Terminé el sueño porque era inútil continuarlo, es claro que eres una Soñadora excelente y que mi capitana no podría vencerte- le respondió el hombre- Debo felicitarla señorita…

- Claire- dijo completando la frase del rey- Claire es mi nombre- aclaró- Es una lástima me hubiera gustado saber como continuaba el sueño- agregó.

- Entonces lady Claire, ¿qué es lo que la trae a mi humilde morada?- preguntó con curiosidad el hombre, la joven rió ante el concepto de humilde que tenía el hombre ya que todo hacía indicar lo contrario.

- Verá me encargo de conseguir cosas extrañas y se me contrató para conseguir esa campana- dijo señalando a la pequeña campana dorada que se alzaba por sobre encima del trono del hombre, este acompaño su mirada con el dedo de la joven sobresaltándola con el objeto deseado.

- Cualquiera que logre pasar el Camino Real puede pedir cualquier cosa- musitó el rey de Notorio en voz baja- Sin embargo nadie lo había hecho, pensé que nadie lo haría mientras viva- agregó ante de levantarse de la silla y tomar la campana- Puedes quedártela, a pesar de que es un tesoro del primer rey una promesa es una promesa y yo prometí cumplir cualquier deseo de quien lograr superar el Camino Real- se explicó tendiendole la campana.

Esta no medía más que 50 cm de alto sin embargo al tomarla Claire notó que pesaba bastante, tal vez debido a estar hecha completamente de oro, además tenía la imagen de pájaro volando grabada en un lado y el de una nube en el opuesto.

- ¿para qué sirve?- preguntó tomando el objeto Claire, el rey sonrió con gracia al escuchar la pregunta, se había tomado la molestia de ir a buscar algo del que ni siquiera sabía su función.

- Es una poderosa herramienta para un Artesa de Sueños, con ella fue que cree el Camino Real y aunque hoy tú lo hayas puesto en vergüenza te aseguro que es un sueño insuperable- explicó.

- Ya veo- asintió Claire- Entonces gracias- le dijo para luego darse vuelta y empezar a caminar sin embargo en medio de salida del lugar su mirada se cruzó con la joven ciega durmiente- ¿por qué la hace vivir en ese sueño?- preguntó, el rey se sorprendió un poco ante la pregunta sin embargo al instante recuperó la compostura y le respondió.

- Está castigada, quiso superar el Camino Real pero no lo logró, sin embargo no me atreví a matarla- le contestó antes de agregar- Cómo castigo por su fracaso decidí obligarla a permanecer allí, hasta que sea lo suficientemente hábil como para escapar o seguir adelante-.

- ¿Y si nunca lo hace?- preguntó Claire sin embargo esta vez el rey fue el que sonrió confiadamente demostrando seguridad en su rostro.

- La conozco a la perfección, algún día lo será- le aseguró, Claire asintió con su rostro y se marchó en busca del niño, quería su recompensa.


Con lentitud la luz volvió a colmar su vista cuando la ballena abría nuevamente la boca dejando a merced de sus ojos el inmenso mar del sueño de la anciana, con lentitud salió del animal intentando no lastimarlo en el proceso. Apenas Claire puso pie en el agua la ballena se sumergió desapareciendo de la vista de la joven.

Claire tardó un rato en salir de ese sueño sin embargo pasados unos minutos alcanzó a la anciana nuevamente quien no daba crédito a lo que veía sus ojos, no sólo estaba viva sino que había superado el Camino Real y llevaba la campana en sus manos.

- Adiós señora- le saludó con una sonrisa mientras reía por dentro ante el gesto de la mujer. Pronto llegó a la plaza subió su mirada hasta donde estaba el sol y por su movimiento calculó el tiempo- Me sobraron 10 minutos- agregó.

- A pesar de que sabía que lo harías me costaba creerlo- la voz del niño llamó su atención obligándola a dirigir su mirada a la banca más cercana, allí su socio le esperaba con cinco tubos en su mano, tres estaba repletos de un extraño líquido rosa, mientras que los otros dos completamente vacíos.

- Nunca dudes de mi trabajo- le contestó tendiéndole la campana mágica, el niño le acercó los sueños pedidos- Entonces todo terminado- dijo guardándose los objetos en su bolsillo y preparándose para partir nuevamente, sin embargo…

- Espera- Claire se sobresaltó ante la voz del chico quien le había hablado al ver sus intenciones de irse- Necesito que me hagas otro favor- le pidió.

- No hago favores, hago intercambios- le recordó la joven- pero dime que necesitas- agregó curiosa.

- Necesito que le entregues la campana a alguien- pidió- alguien de otro mundo.

- ¿A quién?- preguntó la joven aún más curiosa, no podía negar que ella era de las personas que quería saber todo, aunque sólo sea para saciar su curiosidad.

- No lo se, pero tienes que dársela- le explicó, Claire lo miró curiosa y largó una carcajada luego tomó la campana aceptando el pedido- ¿a quién se lo darás?- preguntó el chico angustiado.

- No lo se, creo que cuando sea el momento sabré, ¿no es así?- el niño asintió contento- sin embargo ya te dije que no hago favores, tú tienes que hacer algo por mí- con su mano derecha sacó los tres sueños que el joven le había dado- Tienes que dárselo a una persona.

- ¿A quién?- preguntó esta vez el niño, sorpresivamente Claire lanzó otra carcajada al aire ante de responder.

- No lo se, pero tienes que dársela- le respondió la chica mientras cerraba las manos del niño obligándolo a tomar los sueños- Al final hemos vuelto a tener lo mismo que antes- agregó graciosa- ¿Puedo contar contigo?- preguntó.

- Creo que si- respondió el niño confundido, Claire sonrió y sin decir ni una palabra más desapareció.

Ya su tiempo en ese mundo había terminado….

Espero que haya sido de su agrado.

Saludos: Izanagi
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La historia del Camino Real

Mensaje por yuske el Miér Mar 13, 2013 12:24 am

Es una historia estupenda, la verdad me a gustado bastante.

La narracion avanza de forma fluida de forma que no se nota que te haya tomado 9 paginas de word escribirla.

Pese a eso hay un par de detalles que noté, el primero de ellos es un simple dedazo en el teercer o cuarto parrafo. El otro es este

Con lentitud la luz volvió a colmar su vista cuando la ballena abría nuevamente la boca dejando a merced de sus ojos el inmenso mar del sueño de la anciana, con lentitud salió del animal intentando no lastimarlo en el proceso.

Inicias las dos oraciones con las mismas palabras "Con lentitud" eso hace que suene repetitivo.

Me parece que es lo único que hay que corregir.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: La historia del Camino Real

Mensaje por Marinuqui el Miér Mar 13, 2013 1:18 pm

¡Hola!

La historia me parece muy curiosa. Siempre he admirado a la gente que es capaz de idear historias como ésta, con toques mágicos e inspiradores. Yo me concentro en la sencillez y en lo que pasa en la vida, y aunque se hace lo mismo en estas historias, se hace con un toque tan...Mágico...No sé, siempre me ha hecho gracia pese a que no sea algo que me llame del todo (me gusta el realismo xDD)

He notado algunos dedazos. Repeticiones o faltas de comas, o al menos eso me ha hecho falta a mí. Se nota que es una narración fluida, pero en algunos momentos me ha sucedido eso...Que he extrañado comas en lugares concretos.

Sin embargo, por lo demás, no tengo mucha queja.

Un beso y mucha suerte Smile




"Seamos sinceros, luchemos por lo "imposible" ".

"El amor es amor cuando duele".

" ¿Te he dicho hoy que te quiero, ojos de cielo?"
avatar
Marinuqui
Aventurero

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 06/02/2013
Edad : 22
Localización : Cantabria
Insignias :





Ver perfil de usuario http://www.fictionpress.com/u/846441/Marinuqui y http://www.fanf

Volver arriba Ir abajo

Re: La historia del Camino Real

Mensaje por d-conanmx el Jue Mar 14, 2013 12:04 pm

En verdad iza, como yuske comento no se notan que sean nueve paginas de word, de hecho me quede con ganas de mas LOL.




"Los rumores son como chispas: si reúnes suficientes, algo acabara ardiendo"
- Flavor text de "Muchedumbre azusada"
avatar
d-conanmx
Escudero de palabras

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 30/03/2012
Edad : 32
Localización : Leondres, provincia de Guanawashintong
Insignias :





Ver perfil de usuario http://d-conanmx.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La historia del Camino Real

Mensaje por MaNtoSastO el Sáb Mar 16, 2013 1:22 pm

Uno más para corroborarte que no parecen 9 páginas de Word xD
Ha estado interesante, al comienzo me recordó un poquín a SD (por el comercio de cosas abstractas). Me pregunto por qué le pediría eso el niño, conseguir la campana y entregársela a alguien desconocido... Me hace pensar que Claire podría aparecer en algún otro relato continuando con lo que venía haciendo aquí, aunque no sea como personaje principal.

Ahora a lo que han dicho, agregaré otra cosa que puede serte de utilidad, no sé exactamente cómo explicarlo pero es lo siguiente: utilizas mucho un tipo de construcción cuando narras, siendo la palabra podía seguida de algo. Creo que podrías usar otros recursos para enriquecer la lectura en lugar de estas construcciones.
Por ejemplo:
este no podía tener más de nueve años - este no tendría más de nueve años
a lo lejos se podía ver dos molinos - a lo lejos se vislumbraban...
(esto está en el mismo párrafo que la anterior) desaparecidas podían confirmar la antigüedad del pasaje - desaparecidas confirmaban la antigüedad del pasaje

De ninguna manera digo que esté mal, pero si incorporas y mezclas distintas formas creo que quedaría genial.

Saludos!

Edit:
P.D: ¿cómo le hacen para contar la cantidad exacta de palabras que tiene el texto? No me sale Sad
avatar
MaNtoSastO
Mod

Mensajes : 987
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 28
Localización : Saturno
Insignias :





Ver perfil de usuario http://yutube.com/user/Apaerorfo

Volver arriba Ir abajo

Re: La historia del Camino Real

Mensaje por d-conanmx el Dom Mar 17, 2013 8:41 am

@MaNtoSastO escribió:
Edit:
P.D: ¿cómo le hacen para contar la cantidad exacta de palabras que tiene el texto? No me sale Sad

Manto usualmente ha una opcion que dice contador de palabras en herramientas de oficce versiones antiguas u en oppen office, si no tambien puedes buscar en info del menu archivo en office recientes




"Los rumores son como chispas: si reúnes suficientes, algo acabara ardiendo"
- Flavor text de "Muchedumbre azusada"
avatar
d-conanmx
Escudero de palabras

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 30/03/2012
Edad : 32
Localización : Leondres, provincia de Guanawashintong
Insignias :





Ver perfil de usuario http://d-conanmx.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La historia del Camino Real

Mensaje por Izanagi el Jue Mar 21, 2013 12:08 am

Gracias por los comentarios, debido a que no tuve internet en estos días no pude poner a contestar con anterioridad así que me disculpo por eso. Yuske, Manto tomaré en cuanto sus consejos para mejorar la versión completa de esta historia, así que cuando la publique prometo mejorar lo que me marcaron.

Mari no necesitas demasiado para poder hacer una historia con magia ya que con magia puedes inventar cualquier cosa, abrele lugar a cualquier cosa que cruce tu mente y seguro que te saldrá algo que te guste (que en definitiva termina siendo lo más importante).

Saludos: Izanagi
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La historia del Camino Real

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.