Últimos temas
» Afiliación hermana
Jue Abr 28, 2016 9:26 pm por d-conanmx

» ¿Todo es Posible si lo intentas?
Sáb Jul 11, 2015 8:03 am por Melisa_chan0

» Bannea al usuario de arriba
Sáb Abr 18, 2015 8:38 pm por Eagle calm

» EL REINO DEL PUNT, EL PARAÍSO DE LOS FARAONES de J A Falcón
Miér Mar 04, 2015 3:29 pm por libros15

» [P] Como una flor marchita.
Mar Feb 03, 2015 7:52 am por Kurenea

» La chispa de Alhza
Lun Feb 02, 2015 9:24 pm por yuske

» [P] A mi perro el Balto
Dom Feb 01, 2015 7:33 pm por Melisa_chan0

» Acciones
Mar Dic 30, 2014 3:37 am por Eagle calm

» Inicio y normas.
Mar Dic 23, 2014 2:14 pm por Eagle calm

» Preguntas y respuestas
Lun Dic 22, 2014 6:35 pm por Eagle calm

» [Reseña] Cementerio de Animales - Stephen King.
Lun Dic 22, 2014 4:06 pm por Kurenea

» Solicitudes de entrada.
Sáb Dic 20, 2014 2:47 pm por Kurenea

Ver más afiliados
Ver menos afiliados
Licencia Creative Commons
Todas las obras expuestas en este foro estan bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Nunca supiste

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nunca supiste

Mensaje por MaNtoSastO el Jue Sep 13, 2012 4:12 pm

Bueno, me retrasé un día pero aquí estoy. Creo que valdría extender una semana o unos días al menos el plazo.
Coloco mi corto aporte, ya verán los jueces o el señor don admin qué hacer con el duelo.
Notas de autor luego del relato.

Nunca supiste


El dolor que siento en mis piernas sobrepasa cualquiera que hubiera sentido en mi vida, en las plantas de mis pies siento como si caminando sobre brazas me encontrara. Pero no puedo detenerme. En frente de mí corre un hombre robusto, y detrás otro no tan atlético como nosotros dos. Pero sin importar quienes sean ellos, sin importar quien sea yo, no podemos detenernos. No. Debemos correr, ponernos a salvo. Escapar.

El brillante resplandor que nos persigue se acerca cada vez más, dos pasos por cada uno que damos. Creo que el hombre más rezagado está llorando, pero no tengo el tiempo ni la energía como para fijarme en esos detalles, la cruel luminiscencia ya está encima de nosotros.

-¡Apúrense! ¡No se queden atrás!

Por mucho que nos grite el hombre en cabecera no logrará que obtengamos fuerzas sobrenaturales para huir. Lo único que me mantiene en pie, y creo que a los demás también, es el terror que recorre mi cuerpo azotándome en cada célula de mi ser al percibir ese resplandor por detrás.

Agudizando mis oídos consigo descubrir un chirrido que canta maldiciones por detrás, acompañando la química de espanto, sufrimiento y esa maldita luz. Luz que seguramente empieza a disfrutar de nuestra situación, aminora su velocidad y se mantiene constante detrás de nuestra carrera para observarnos con malicia. Lo sé. Esa luz es el mal.

Un grito áspero y ahogado suena a mis espaldas, golpeando mi nuca con toda su desesperación. El hombre que poco a poco perdía sus fuerzas ya no puede correr. Estoy seguro de ello. La resplandeciente luminiscencia va a alcanzarlo pronto, no quiero verlo, debo seguir corriendo con mi vista enfocada al frente, a la espalda del hombre que empiezo a ver como un líder.

La blanquecina presencia en un soplo parece quedarse atrás, entonces me permito voltear a ver qué sucede. Lo que temía. El otro hombre ha alcanzado su límite y ha tropezado cayendo al frío pavimento de la calle.

Puedo detenerme, necesito observar. Necesito entender. La luz detuvo su movimiento y ha empezado a envolver al caído. El resplandor cubre su cuerpo como un manto, ocultando todo detalle para mis ojos, dejando tan solo la tenue silueta de quien hasta hacía poco corría por su vida a mi lado. La maldición de este mundo, su muerte, parece perder interés por nosotros mientras se concentra en la víctima a la que ha alcanzado. Los chirridos que minutos atrás escuchase por lo bajo ahora retumban haciendo un coro con los desgarradores gritos del hombre cuyo nombre nunca tuve oportunidad de preguntar.

Nada hay que yo pueda hacer. Nada. Debo continuar alejándome, tomar el sufrimiento de aquél hombre como una oportunidad para sobrevivir, como un sacrificio que no dejaré sea en vano. Escapo una vez más, entonces el llamado del sujeto que corrió primero me conduce a la oscuridad de un local en penumbras, un escondite momentáneo. Un descanso.

-Lo ha agarrado… -Respira agitado a mi lado. Ahora que estamos uno al lado del otro, detrás de un mostrador, puedo notarlo tan cansado como yo, a pesar de su físico atlético y bien formado. El terror que sentimos nos desgasta de igual manera. Luego de unos segundos de silencio respondo afirmando a sus palabras. Solo quedamos nosotros dos. Nuestro acompañante ha desaparecido de la misma manera que lo ha hecho el resto del mundo, su ser ha pasado a hundirse en el mar de desesperanza que lo absorbió todo desde su llegada.

Fue en un día normal como cualquier otro, el cielo comenzó a iluminarse con la repentina aparición de más soles. Lo siguiente que supimos fue que tras avistamientos de esas luces en la tierra la gente había comenzado a desaparecer. Pronto no quedamos muchos, he perdido el sentido del tiempo completamente pero sé que no ha pasado una semana siquiera desde que esta maldición nos embistió.

-¡Silencio! -Me saca de mis pensamientos el hombre a mi lado, alertándome de los anormales chirridos que recorren las calles. Las paredes del local en el que nos escondemos se ven iluminadas por ese mismo ente que nos persigue.

-Quieto… -No hace falta que me diga esas cosas, por mucho que quisiera no puedo mover ningún músculo de mi cuerpo, el terror del que vengo hablando impide cualquier orden que quisiera darle a mis extremidades incluso. La luz se ve más intensa, indudablemente se está acercando. Tal vez perciba nuestro miedo. O simplemente esconderse no sirve.

Me sobresalto, quien corría delante de mí una vez sale disparado hacia un lado, corriendo por una puerta lateral del local. La claridad disminuye y con ella se apagan los cánticos endemoniados que despide, llevándoselos en una nueva carrera tras la figura percibida en movimiento.

¿Quiere esto decir que estando quieto en este lugar estaré a salvo?

Averiguarlo parece tentador, pero no lo encuentro como una opción. Esa cosa sigue allí, buscando, asechando…

Me levanto con lentitud, con el dolor de sentir mi cuerpo entumido. Camino hasta la puerta para notar que la presencia maldita se ha ido por completo. Las calles se ven desoladas, el desierto por el que camino abate mi alma por completo, ¿De qué me sirve correr y esconderme? Ya no hay nadie ni nada en el mundo, todo se lo ha llevado esa desgraciada cosa. Caigo de rodillas cubriendo mi rostro con las manos. Quiero llorar.

Un grito lejano atraviesa mi pecho como una lanza, giro para encontrarme con la espantosa presencia de luminosidad a la vuelta de una esquina. Está allí, acabando con otra vida. Tengo que ponerme en marcha otra vez, pero mi cuerpo ya no responde. La fatiga y el desaliento me mantienen atado en el lugar como cadenas. Pronto la enorme luminiscencia aparece en medio de la calle donde me encuentro.

Se acerca sin prisa, tal vez ya haya notado que en este cuerpo no queda ningún espíritu combativo que se disponga a huir. Veo al ente acercarse más y más. Me pregunto, ¿Será una inmensa esfera de luz? ¿Habrá un cuerpo ahí adentro?

El brillo ya está a unos pocos pasos, ¿Qué será ahora? Empieza a envolverme con sus mortales manos blancas. ¿Qué pasará conmigo? No quiero morir. No quiero ser absorbido por esta cosa.

Todo a mí alrededor se ha tornado blanco, me cuesta mantener los ojos abiertos, no alcanzo a ver las palmas de mis manos siquiera. Oigo los chirridos como si cantaran en mi cabeza, ¿Encerrarán algún sentido del cuál carezco el conocimiento para entender?

Ya no puedo sentir mi cuerpo, creo estar llorando. Pero eso no importa ya…

Este es mi final.


Esto ha sido lo que salió. Intenté algo bien diferente de lo que suelo hacer y no me convence el resultado xP
Iba a ser algo más extenso pero me pareció que no daba para eso, por lo que quedó así de conciso.
En cuanto al título parece chistoso que esté en segunda persona, pero encierra todo lo que es el relato y se refiere directamente al lector. La idea del escrito era crear suspenso a partir de la nada y sin dar nada más que lo que el suspenso implica, no sé si me explico. Pero buen, todos son libres de interpretarlo como quieran, no diré qué es y qué no es Wink
avatar
MaNtoSastO
Mod

Mensajes : 987
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 28
Localización : Saturno
Insignias :





Ver perfil de usuario http://yutube.com/user/Apaerorfo

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.