Últimos temas
» Afiliación hermana
Jue Abr 28, 2016 9:26 pm por d-conanmx

» ¿Todo es Posible si lo intentas?
Sáb Jul 11, 2015 8:03 am por Melisa_chan0

» Bannea al usuario de arriba
Sáb Abr 18, 2015 8:38 pm por Eagle calm

» EL REINO DEL PUNT, EL PARAÍSO DE LOS FARAONES de J A Falcón
Miér Mar 04, 2015 3:29 pm por libros15

» [P] Como una flor marchita.
Mar Feb 03, 2015 7:52 am por Kurenea

» La chispa de Alhza
Lun Feb 02, 2015 9:24 pm por yuske

» [P] A mi perro el Balto
Dom Feb 01, 2015 7:33 pm por Melisa_chan0

» Acciones
Mar Dic 30, 2014 3:37 am por Eagle calm

» Inicio y normas.
Mar Dic 23, 2014 2:14 pm por Eagle calm

» Preguntas y respuestas
Lun Dic 22, 2014 6:35 pm por Eagle calm

» [Reseña] Cementerio de Animales - Stephen King.
Lun Dic 22, 2014 4:06 pm por Kurenea

» Solicitudes de entrada.
Sáb Dic 20, 2014 2:47 pm por Kurenea

Ver más afiliados
Ver menos afiliados
Licencia Creative Commons
Todas las obras expuestas en este foro estan bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

De ella...,

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De ella...,

Mensaje por Kurenea el Jue Jul 18, 2013 7:18 am

Ta ta tam, aquí les dejo otro relato más xD y por una vez no me desagrada como quedo, espero les guste.


Spoiler:



De ella...,

Relámpagos fulminaban el suelo a sus pies, horadando la tierra, quemando la hierba y los árboles, derribando las casas, sembrando el pánico entre los hijos de los hombres. Mas él permanecía quieto, como si perteneciera al caos desatado que a todos espantaba, como si fuera uno de esos demonios que desde los cielos arrojaba horror, muerte y suplicio, sin embargo, no era un demonio, ni un ser del caos, ni un elemental nacido del dolor sembrado por los humanos a aquellas tierras, no, él solo era uno más, solo eso, pero la criatura a la que sus ojos contemplaban no lo era, ella si pertenecía a la tormenta, al miedo desencadenado, había nacido del caos, servía a los señores que lo gobernaban, pero más allá de eso: ella misma, su piel, su mirada, sus labios, su esbelta figura, hasta sus finos cabellos de noche esmaltada, todo era la personificación del caos.


Y él, mero humano, había yacido en su lecho, compartido sus sonrisas, sus lágrimas…


“La libertad es mi sueño” le había susurrado una vez, tras yacer juntos, en respuesta a una pregunta que le hiciera cuando se conocieron, él despotricando en público contra el sistema, a punto de ser arrestado por hereje y arrojado a la selva, ella una joven salida de entre la multitud, observándole apática, replicando con frialdad cortante cada una de sus palabras, hasta que la gente solo pudo reírse de sus argumentos, hasta que enervado le preguntara a voz en grito “¿¡Acaso no tienes sueños!? ¿¡No tienes aspiraciones!? ¿¡Algo que no sea trabajar, comer y dormir!?” en ese entonces ella solo miró directo a sus ojos, dejándole ver el extraño verde agua de sus irises, para contestar con otra interrogante que lo dejó mudo “¿Y tú? ¿Tienes alguna aspiración aparte de morir linchado o desterrado en la selva?” y aquel día él calló, dejado de lado por la multitud, sabiéndose vivo, mas no vivo por sí mismo, sino por la intervención de una sarcástica desconocida.


    ¿Esta es tu libertad? – susurró entre el retumbar de los truenos y los gritos.


Sus miradas se encontraron, chocando como tantas otras veces lo habían hecho, enfrentadas en puntos que de tan opuestos se volvían similares, como el negro carbón de sus ojos finitos, humanos, y las verdes aguas de los suyos, infinitos, inhumanos…


    No, esta es la libertad de mis Señores, la mía ya la alcance – contestó, su voz venida de todas partes, del viento, de la lluvia helada, del olor a lodo y sangre.


El cuerpo le tembló, su mortalidad riéndose de él, haciéndole saber que sus instintos la temían tanto como la anhelaban, que estaban tan listos para correr a sus brazos como para huir, conduciéndolo junto al resto, hacia la estampida humana que corría a morir.


    ¿Cuándo? – preguntó ronco, apretando sus puños, aguantando el dolor de saber que sus sueños ya no se cumplirían juntos, porque no eran uno solo, eran nada.


Una llamarada creció a su espalda, su pequeña casa se quemaba, lo poco que tenía se consumía, solo le quedaría su vida, si es que lograba conservarla, si no se la arrancaban.


No le respondió al momento, contemplaba la distancia, las llamas reflejándose en su mirada, mostrándole el destructor trabajo que llevaban a cabo, arrasándolo todo, llevándose vidas por delante, atemorizándole... pues sabía que aquel fuego vivía en ella.


    En las aguas del río donde sangramos juntos, en aquel lecho de hierba reseca, entre las raíces de aquel árbol en las afueras, en la dura roca del camino al Este – y su voz venida de todas partes lo estremeció de nuevo, aguó su negra mirada.


Los gritos se hicieron más intensos, las nubes más oscuras, los rayos más azules, el cielo que alumbraban teñido de oscuro bermellón, de rojo amapola y doloroso moratón.


Y él mismo lo supo sin necesidad de que ella hablará, el fin se acercaba, esos Señores sellados en su propia dimensión por tantos milenios regresaban, sus fuerzas repuestas, listos para una batalla que sus contrapuestos no podrían ganar, una vez más se instauraría el Reino del Caos sobre el planeta, y no habría piedad para los frágiles traidores que vendieron su servicio a otros señores: los humanos serían exterminados.


    Estoy muerto – dijo sin dudarlo, ya no temblaba, sabía lo que le esperaba, la muerte siempre había sido la certeza, siempre había estado buscándola, y había encontrado la adecuada en el mismo acto, en la misma unión en que ella halló su libertad, moriría en su compañía, por su mano, así lo deseaba, así debía ser – llévate mi vida, guárdala junto a mi muerte, así serás eternamente libre, nuestros sueños se habrán cumplido juntos, y por siempre dormirán unidos…


Con pasos insonoros llegó a su lado, su piel relumbrante con un aura de colores cambiantes, imparables, su mano forjada en los abismos rozándole, entrelazándose sus dedos en una sonrisa insaciable que devoró sus labios, que consumió su lengua, secándole el alma de dentro hacia afuera, juntándolos de nuevo allí mismo, mientras el resto moría entre agonía, él suspiraba satisfecho, sabedor de que sería de ella, siempre de ella, acunado en el caos de su interior a través de la historia, del espacio, de la nada.


Solo de ella…


 
avatar
Kurenea
Guardia literal

Mensajes : 307
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 24
Localización : El pais de los delirios
Insignias :





Ver perfil de usuario http://ink-sea.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: De ella...,

Mensaje por yuske el Jue Jul 18, 2013 3:55 pm

Me encanto el final, que muerte mas hermosa.

No encuentro palabras para decirte lo mucho que me ha gustado el relato, me parece tan bueno como los otros, pero a su vez tiene un "no sé que" que le da un aire diferente, ¿Quizás sea eso que no te desagrada el resultado?

Creo que puede haber un poco mas de tras fondo en esto y me gustaría saber un poco más, pero sobre todo conocerla a ella.

Gracias por compartir tus relatos con nosotros Pem, me atrevo a decir que de entre los que publicamos regularmente aquí tu eres quien marca la pauta de diferente ( lo cual es mucho decir teniendo encuenta a manto XD)

Hasta pronto.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: De ella...,

Mensaje por Kurenea el Vie Jul 19, 2013 4:24 pm

 Es posible que sea por eso que lo notas especial, no sé, lo que si sabía es que te gustaría, en cuanto al trasfondo y ella... bueno, en mi cabeza esta la historia completa e incluso parte de lo que pasa después de esto, pero creo que el relato perdería su encanto si decidiera seguir dándole vueltas al asunto, así que dudo llegar a plasmar nada de ello.

En lo que no estoy de acuerdo es en que marco la diferencia xD tu mismo has nombrado a nuestro extraterrestre favorito, y aunque yo también estoy pirada, loca y majareta, el puesto de "yo llego y hago que el gris se vuelva colorin" es de Manto, :33 mi no consentirá que nadie se lo quite, no, no, no *le lanza un beso de tuerca a la mejilla aún sana de Manto* (él entenderá lo de beso de tuerca en la mejilla xD).
avatar
Kurenea
Guardia literal

Mensajes : 307
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 24
Localización : El pais de los delirios
Insignias :





Ver perfil de usuario http://ink-sea.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: De ella...,

Mensaje por yuske el Mar Jul 23, 2013 12:45 am


el relato perdería su encanto si decidiera seguir dándole vueltas al asunto, así que dudo llegar a plasmar nada de ello.

Estoy de acuerdo, a veces es mejor dejar que el lector se de tirones en el cabello por saber que pasó o pasará que explicarlo y romper el encanto del relato. Menos mal que no tengo el pelo tan largo como para jalarmelo.

ahora, quizas esto pueda caer en la categoría de Spam... pero como soy el admin de me perdona. (esto podria decirse que es un abuso de autoridad (?) )

En lo que no estoy de acuerdo es en que marco la diferencia xD tu mismo has nombrado a nuestro extraterrestre favorito, y aunque yo también estoy pirada, loca y majareta, el puesto de "yo llego y hago que el gris se vuelva colorin" es de Manto

Nadie duda que manto sea el sujeto mas chalado que hay, pero lo que quería decir antes es que debido a su frecuencia, ver a manto haciendo las mas extraordinarias locuras se a vuelto... común. Venga que ver a manto haciendo malabares con moto sierras, elefante, sandias mágicas que explotan en el aire y duendes verdes vestidos de pikachu mientras recita el poema del anillo único entero y en la lengua negra a la vez que hace circulos en un monociclo hecho de legos y viste el el vestido de Dorothie ya no sorprende a nadie por aquí.

En cambio si tu montaras un espectaculo con sujetos vestidos de ranas rosa tirando de un carruaje de lechuga con luces de neon y una plataforma en la que se encuentra un león policromatico cantando las lluvias de castamare a la vez que tu le haces coletas con moños rojos y un grupo de hadas (que en realidad son pequeños dragones azules del reino de ashlemhent) vuelan a tu alrededor dibujando mensajes subliminales sobre entregarte nuestro chocolate. eso si seria sorprendente.

Bueno, me despido que la luna esta llena y mi manada de perros-rata mutantes de la realidad alterna en la que las gallinas vuelan y los pulpos nacen de sus huevos vamos ha aullarle hasta que nos entregue su queso o nos arrojen unos tenis nuevos de un color bonito (odio los diseños fosforesentes). Eso o Cesar Millan junto con chuck norris y bruce lee aparezcan.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: De ella...,

Mensaje por Kurenea el Miér Mar 12, 2014 6:26 am

... Pero Yusquesito, ¡tú sabes que podría hacer eso sin despeinarme! (porque ya estoy despeinada) Por cierto (se come el chocolate que le robo de los bolsillos) gracias por el chocolate.
avatar
Kurenea
Guardia literal

Mensajes : 307
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 24
Localización : El pais de los delirios
Insignias :





Ver perfil de usuario http://ink-sea.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: De ella...,

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.