Últimos temas
» Afiliación hermana
Jue Abr 28, 2016 9:26 pm por d-conanmx

» ¿Todo es Posible si lo intentas?
Sáb Jul 11, 2015 8:03 am por Melisa_chan0

» Bannea al usuario de arriba
Sáb Abr 18, 2015 8:38 pm por Eagle calm

» EL REINO DEL PUNT, EL PARAÍSO DE LOS FARAONES de J A Falcón
Miér Mar 04, 2015 3:29 pm por libros15

» [P] Como una flor marchita.
Mar Feb 03, 2015 7:52 am por Kurenea

» La chispa de Alhza
Lun Feb 02, 2015 9:24 pm por yuske

» [P] A mi perro el Balto
Dom Feb 01, 2015 7:33 pm por Melisa_chan0

» Acciones
Mar Dic 30, 2014 3:37 am por Eagle calm

» Inicio y normas.
Mar Dic 23, 2014 2:14 pm por Eagle calm

» Preguntas y respuestas
Lun Dic 22, 2014 6:35 pm por Eagle calm

» [Reseña] Cementerio de Animales - Stephen King.
Lun Dic 22, 2014 4:06 pm por Kurenea

» Solicitudes de entrada.
Sáb Dic 20, 2014 2:47 pm por Kurenea

Ver más afiliados
Ver menos afiliados
Licencia Creative Commons
Todas las obras expuestas en este foro estan bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

[E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por yuske el Lun Nov 19, 2012 12:31 pm

Argh!, odio hacer doble post, pero a llegado el momento de dejar un nuevo capitulo y poner fin a esta saga.

Todas nuestras acciones tienen repercusiones, incluso las que no trataran de lastimar a alguien terminan por hacer daño, en este capitulo, Dante se enfrentara a los consecuencias de sus actos al tratar de abandonar al emperador demoníaco.

Cap. 32 Indispensable:



El rostro de Sâune mantenía una mueca entre sorpresa y dolor. No podía imaginarme lo que ella sentía al ver como su poder era absorbido y sellado por mi espada. Más podía ver lo mal que lo pasaba. Su blanca piel comenzó a ensombrecerse hasta adoptar una grotesca tonalidad gris, su perfecta figura se deterioro hasta convertirse en un esqueleto envuelto en piel, la rubia cabellera que ostentaba se debilito tanto que la mayoría de sus cabellos se desprendieron de su cabeza. Era casi como ver a una momia sin sus vendas.

Una nueva expresión en ella me indico que todo su poder ya había sido absorbido. Di un fuerte tirón a mi espada hacia abajo, rasgando el cuerpo de la ahora ex diosa desde el pecho hasta el abdomen, Sâune dejo escapar un quejido como forma de expresar su dolor, inmediatamente después retire violentamente mi arma de su cuerpo y la sacudí manchando el suelo con su sangre azul. Sâune se llevo ambas manos a la fatal herida como si tratara de contener la hemorragia. Poso su mirada en mí, no estoy seguro si pedía perdón o aun estaba sorprendida, pero podía jurar que sus ojos saldrían de sus cuencas de un momento a otro. Dio un largo paso hacia atrás y entonces vi aquello que transmitían sus ojos: Miedo. Sonreí complacido, casi divertido ante su expresión. Dio otro paso hacia atrás, quería huir, pero desde luego no se lo permitiría. No la dejaría escapar. Ella era la culpable de mis desgracias, la muerte de mi hermano, ahorrillo a mis padres a hacer un trato con Zôberck… También era responsable de mi existencia y más recientemente de hacerme creer que había alguien en que podía confiar, alguien con quien podría llevar una vida normal, alejado de todo esto, de hacerme creer que existía alguien que me podría amar y a la cual yo amase. Fue ella quien le había ordenado a Milla engañarme, seducirme, jugar conmigo y matarme. Y eso era un más imperdonable que todo lo anterior.

Toda mi ira, mi rencor, mi odio, lo coloque en la hoja de mi espada con la intensión de liberarlo contra ella, contra Sâune, quien literalmente seria golpeada por mi odio. Di medio paso hacia ella y gire mi cuerpo sobre si mismo dejando escapar un grito lleno de rabia. La hoja de la espada golpeo su cuerpo y tanto ella como yo sentimos la descarga de aquella energía negativa. Hubo una explosión y un fulgor negro me cegó por unos instantes, cuando voltee a ver Sâune había sido reducida a nada.

Una sensación de alivio se apodero de mi, era como si me hubiera quitado un gran peso de encima y en parte si lo había hecho. Relaje mi cuerpo y baje mi guardia, ya no tenía razón para permanecer alerta, deje escapar un suspiro y gire mi vista hacia la salida. Fue entonces cuando mis músculos se tensaron una vez más. Shamastha. Me había olvidado de ella. Corrí hacia la demonio, no se encontraba nada bien, estaba cubierta de sangre y tenia partes de su cuerpo completamente destrozadas, y aun así respiraba, seguramente le costaba y estoy más seguro que cada inhalación le era una tortura. Me arrodille junto a ella, parecía que trataba de decir algo.

-Mátame- Me pidió. Definitivamente estaba sufriendo.

Tome mi espada y la apunte hacia ella. La demonio cerró los ojos esperando a que cesara el dolor, pero todo lo que sintió fue una sensación de ardor en cuanto mi sangre cayó sobre sus heridas.

Había recordado aquel cachorro en el orfanato de Dinpper, como mi sangre había curado sus heridas, esperaba que pasara lo mismo, por lo que pase mi mano por el filo de la espada haciéndome sangrar. Y así fue, las heridas de Shamastha comenzaron a sanar lentamente, sin embargo no parecía recuperarse. Seguramente sus heridas internas eran peores. Entonces tome una decisión que creí que nunca tomaría. Me hice una herida sangrante dentro de mi boca y acerque mi rostro al de Shamastha, con cuidado retire la máscara de seducción de su cara y la arrogue a un lado. Y la besé. La besé tal y como lo había hecho Zôberck con Ikaros hace ya muchos años atrás, asegurándome de que el demonio tragara mi sangre. Retire mis labios de los suyos luego de casi un minuto. La agonía que mostraba su cuerpo había cesado.

-Estarás bien- Le dije y la tome entre mis brazos para salir de aquel lugar.

Aparecimos dentro del templo de Sâune en Amanthis y la desesperación invadió mi cuerpo. Shamastha había soltado un grito de dolor y sus heridas se abrieron. Lo había olvidado, la capacidad de curación de mi sangre difiere en los planos y ahora eso afectaba a Shamastha. Me apresure a ponerla contra el altar e hice lo único que se me ocurrió para salvarla. Le hundí mi espada en el abdomen.

- Tracta deprum, zackrath – Dije.

Sentí como la energía que hace unos momentos había robado de Sâune desalojaba mi arma y se internaba en el cuerpo del demonio.

Pasaron un par de minutos antes de que todo el poder de la diosa pasara a ella. Retire mí arma y me senté a su lado en el suelo, viéndola recuperarse en silencio.

-¿Por qué no me mataste? – Inquirió de pronto.

-¿Te encuentras bien?- Cambie la pregunta.

-Cada segundo un poco mejor, pero responde, ¿Por qué no me mataste? Creí que lo harías gustoso, después de todo te fastidio mucho.

-Yo no mataría a alguien que me ha ayudado- Respondí sin mirarla. – Además así estamos a mano, recuerda que tú también me has salvado la vida.

-Gracias… por hace eso- Dijo y llevo una mano hacia mis labios.

Shamastha se giro hacia mi acercando su rostro al mío, sin embargo no me beso, como creí que lo haría, si no que coloco su cabeza al lado de la mía apoyándola en mí hombro y me abrazo. Su abrazo era cálido, sincero, sin rastro alguno de la pasión y el erotismo que la distinguía, era, sin duda una expresión sincera de afecto. Y lo correspondí, con lágrimas en los ojos.

Cuando salimos del templo de Sâune lo que presenciamos no era más que una gran destrucción escrita con “D” de devastación. Si cuando abandonamos este plano teníamos alguna duda de que él había llegado a Amanthis, esta se había disipado, estaba más que claro que Zôberck había hecho acto de presencia.

Había grietas en el suelo, cráteres y levantamientos de tierra. Algunos edificios habían sido destruidos y los que seguían en pie estaban en llamas. La visión de la muerte era sumamente aterradora, se podría decir que indescriptible, aunque podría tratar de hacerlo: La sangre cubría las calles, no había un solo rincón tintado en rojo. Cadáveres y partes de cuerpos desmembrados de personas, caballeros, sacerdotes o civiles abundaban entre los escombros, grietas, en los cráteres… en cualquier parte. El olor a carne quemada era intenso, así como los llantos de algunos niños y mujeres atrapadas entre los escombros o gravemente heridos. Podría decir más de lo que mis ojos presenciaban, pero necesitaría inventar nuevos términos y palabras. Pero al final podría simplemente decir que Amanthis había sido víctima de la ira del demonio de la diversidad.

Caminábamos entre el caos cuando recordé un detalle que casi había pasado por alto.

-Shamastha- Dije- ¿Realmente la máscara y el antifaz que compre son los que Sâune y tú crearon?

-Desde luego que no, tontín.

-Pero entonces… ¿Cómo es que…?

-¿Acaso no escuchaste lo que dije? – Me interrumpió.

-Sellaste parte de tu esencia y la de Sâune en las mascaras.

-No. No fue así. La máscara de seducción y el antifaz de Sâune fueron hechas a partir de nuestras esencias respectivamente, son por así decirlo, una extensión de nosotras mismas – Hizo una pausa - ¿O debería decir de mi misma? – inquirió en tono dudoso y con una sonrisa en el rosto – Bueno no importa, en ese entonces, cuando selle las mascaras quedaron convertidas en eso, simples mascaras.

-¿Pero entonces como es que volvieron a obtener sus poderes? Dijiste que no son las mascaras originales que ustedes crearon.

-Las mascaras originales fueron destruidas, todas las existentes son solo intentos por replicarlas. Sin embargo el que las mascaras hayan sido destruidas no implica que las esencias desaparecieran ya que estaban selladas.

-Eso no responde a mi pregunta ¿Qué fue lo que paso?

-¿No encuentras curiosos que haya que tenido que untar mi sangre en mi mascara y la sangre de Sâune en el antifaz? Si las esencias simplemente hubieran estado selladas en las mascaras, como tú crees, solo había bastado musitar el conjuro de desellado, pero no era así, como ya dije cuando selle las esencias, estas abandonaron las mascaras convirtiéndolas en simples caretas. El poder, las esencias, se sellaron en otro lado.

-Darkbagthalí- Susurre y la demonio asintió.

-¿Entonces lo que hiciste fue usar tu sangre y la de Sâune para trasladar las esencias selladas a un nuevo
recipiente y después retiraste el sello convirtiendo a ambas en las originales?

-Básicamente, si.

-Pero, ¿Por qué no regresaste directamente tu esencia a ti?

-Podría decir que era mí seguro por si llegaba a pelear en el plano celestial, necesitaría un as bajo la manga.

Luego de unos cuantos minutos de caminata entre escombros visualizamos un pequeño refugio improvisado entre las paredes de habían resistido a la furia del emperador demoniaco. Había una pequeña fogata en la entrada por lo que nos acercamos con cuidado, no sabíamos de quien se trataba. Más grata fue nuestra sorpresa al ver a Travis junto con otros miembros de su división de Carnilis y un maltrecho Ikaros acostado en el piso.

-¡Dante! Haz regresado. Bonito antifaz por cierto- Dijo Hawkman.

Me abochorne un poco al recordad que aun llevaba puesto el antifaz por lo que me apresure a quitármelo.

-Veo que mi idea funciono- Dijo Ikaros haciendo referencia al antifaz y que por eso mando a Shamastha. – Sin embargo tengo que disculparme contigo, subestime a Milla y el deje escapar- Agrego el caído.

-Realmente fue increíble como ella le pateo el trasero – Añadió Travis.

Sin duda me hubiera gustado verlo, pero ya no importaba.

-Descuida, no tenía pensado matarla, además ya me hice cargo de Sâune- Le dije a Ikaros.

-Vaya, si que te dejo flechado – Comento Ikaros y lo fulmine con la mirada.

Tendí el antifaz hacia Shamastha dispuesto a entregárselo y ella movió su mano con la intención de cogerlo, sin embargo de pronto una idea cruzo por mi mente haciéndome cambiar de opinión y puse el antifaz lejos de su alcance.

-Pensándolo mejor me lo quedare con él. Si te lo entrego no sabré si podre resistir a tus acosos- Dije.

Shamastha rio.

-¿Dónde está Dasha? – Pregunte al darme cuenta que no estaba ahí.

-Con Zôberck, no deben tardar en llegar- Dijo Ikaros.

Y así fue, pues apenas paso un minuto y ellos arribaron desde el cielo. Dasha se apresuro a saludarme lo mejor que puso, sin embargo me sorprendí al ver la condiciones en las que se encontraba, tenia rasguños por toda la cara, llevaba colgando el brazo izquierdo del cuello y se le podía ver donde una lanza le roso cerca de la pierna derecha, pero pese a eso, sonreía feliz. Por su parte Zôberck, que dejaba atrás su demoníaco aspecto para tomar su forma humana, no se le veía muy contento.

Los profundos ojos negros del demonio se clavaron en mi, el me culpaba de lo que había ocurrido, lo podía presentir.

-Dante ven conmigo- Dijo severamente.

No me gusto el tono de su voz, sin embargo obedecí y camine con él lejos del refugio.

Admito que me encontraba algo nervioso, no tenia duda de que me echaría bronca, no obstante eso no me preocupaba, podría enfrentarme a él, estaba dispuesto a hacerlo. Caminamos hasta que el refugio salió de nuestra vista y por lo tanto nosotros de quienes estaban ahí. Zôberck se detuvo en seco y yo lo imite.

-¡Haz sido un completo idiota! Te lo advertí, te lo dije una y otra vez ¡Ellos explotarán tus debilidades, se aprovecharan de ellas! ¿Cómo rayos no te pareció extraño el comportamiento de esa mujer? ¡Caíste demasiado fácil!, además tú sabes muy bien que no puedes tener una vida normal, no mientras los dioses vivan. – Bramo el demonio.

-¡Oh, cállate!- Dije y el demonio frunció el entrecejo. Le di la espalda y continué- Si, lo acepto. Caí muy fácil y era más que obvio que se trataba de una trampa… decir eso para ti sonara muy sencillo pero para mí no, tu eres un demonio, nunca comprenderás como es que termine cegado y no vi lo que para ti es obvio. Somos diferentes, jamás podrás entender el corazón de los humanos.

-¿Amor?- Inquirió el demonio - ¿Crees que se trata de eso? ¿Crees que por eso estoy molesto? No, Dante, no. Ama a cuantas personas quieras y ponlos bajo riesgo, eso no me interesa, lo que no puedo pasarte por alto es que hayas puesto a Dasha en peligro, que hayas estado dispuesto a incumplir tu parte del trato conmigo, lo cual equivaldría a traicionarme.

-Yo jamás he hecho un trato contigo, esos fueron mis padres, quéjate con ellos- Le espete.

Zôberck dejo escapar su poder de forma agresiva hacia mí, me apresure a sujetar con fuerza mi espada pero esta había desparecido de mí mano sin que me diera cuenta. Gire mí torso hacia Zôberck y me encontré con la afilada punta de mí espada a la altura de mí cuello a solo unos cuantos milímetros de distancia. El demonio sostenía con firmeza mí arma y me miraba como si buscara una razón para separar mi cabeza del resto de mi cuerpo.

-Solo te diré esto una vez – Dijo el emperador demoníaco –No trates de traicionarme. Sabré si lo haces y entonces te aplastare como una insignificante cucaracha sin siquiera darte la oportunidad de ver mi rostro, sentirás todo el peso de mi bota aplastándote lentamente y me deleitare con el sonido de tus huesos crujiendo. Recuerda esto Dante, tú vida me pertenece y puedo hacer contigo lo que yo quiera, no pienses que por ser el Carnifixis deus eres importante o necesario para mis planes, por que a diferencia de Dasha, Dante, tú no eres indispensable.


Very Happy espero que les haya gustado, tanto el este capitulo como la saga en si.

En el próximo capitulo comienza una nueva saga en la cual, Dante se cuestionara.... Mejor esperen para descubrirlo. Les prometo más sorpresas y giros dramáticos en la siguiente saga de La caída de los dioses.

Y antes de despedirme, les recuerdo que cualquier comentario, critica, consejo, sugerencia, opinión, teoría de lo que vendrá, invitación a comer, o plato de cereal es bienvenido.

Hasta luego.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por MaNtoSastO el Lun Nov 19, 2012 3:36 pm

Había un par de cosas que no recordaba muy bien, como el qué pasaba con Shamastha. Bueno, en realidad básicamente eso.

La muerte de Saune es exquicita. No tiene desperdicio.
Y con el final me voy acordando lo poquito que vimos de la saga que viene... No puedo creer que ya estamos ahí!
Spoiler:
Jojojojo se vienen los capítulos estreno contra esos dioses de la naturaleza y el misterioso plan de Zoberck!!!

Me voy rebotando de emoción a la espera del próximo episodio!

Saludos!
avatar
MaNtoSastO
Mod

Mensajes : 987
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 28
Localización : Saturno
Insignias :





Ver perfil de usuario http://yutube.com/user/Apaerorfo

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por yuske el Lun Nov 26, 2012 12:24 am

Nueva aspecto en el foro.
Nueva saga de la caída de los dioses.

En esta ocasión no tengo mucho que decir previo al capitulo. Salvo que estamos como a dos o tres capitulos mas de alcanzar el punto en el que se quedo la historia en ikaruga. Hay que disfrutar de esto pues se vienen cosas nuevas y completamente interesantes, espero poder sorprenderlos.

Y ya sin mas parloteo, el capitulo 33

Cap. 33 Partes.:



El impacto de la conversación que tuve a solas con Zôberck aun estaba presente en mí. No es que me haya asustado con su amenaza de muerte, sin embargo, me dejo intrigado el que haya dicho que Dasha era más importante para sus planes de lo que era yo. No es que importara mucho, de hecho solo reafirmaba lo que yo ya sabía: Que ante sus ojos solo soy una herramienta. Pero, ¿Cómo rayos Dasha le podía ser de mas utilidad que yo? Tenía que descubrirlo, no obstante hacerlo se me antojaba difícil, lo único que podía hacer era vigilar a la chica.

Y esa fue justamente la razón por la cual he acompañado a diversas boticas y un par de tiendas clandestinas sin renegar. Sin embargo, nada de lo que compro en las boticas me dio ni una remota pista de lo que hace para Zôberck. Por otra parte los artículos que compro en aquellas tiendas definitivamente me parecieron sospechosos, sobre todo porque no se qué fue lo que compró. Dasha no hablo dentro de la tienda solo se limito a entregarle un papel con extraños símbolos (que me parecieron una mezcla de lenguaje demoniaco con gorige antiguo) al dependiente, este salió de nuestra vista y regreso con una caja sellada con un adhesivo y envuelta en un cordel, la cual le entrego a Dasha en cuanto ella puso dinero en sus manos. Luego de eso visitamos otra de esas tiendas en las que paso exactamente lo mismo, por lo que al final no logre enterarme de nada.

Por otra parte tengo que decir que me sorprendía que ninguno de los caballeros del oráculo nos haya descubierto aun pese al refuerzo de seguridad que se hizo en las regiones aledañas a Amanthis. La devastación causada en esa región fue tan grande que el oráculo no tuvo forma de encubrir lo sucedido culpando simplemente a Carnilis pues aunque no estoy seguro de cómo surgieron, rumores de que el Carnifixis deus junto con una poderosa bruja que había escapado de una de las prisiones del oráculo estuvieron a punto de ser capturados por los caballeros del oráculo en Amanthis, y que fueron salvados por el propio emperador demoniaco comenzaron a circular y se propagaron como el fuego en un bosque seco hacia las regiones vecinas, despertando el temor en la gente al punto de que el oráculo se vio obligado a triplicar el número de sus caballeros en esas regiones para asegurar la seguridad de la gente (y evitar que se perdiera el control sobre ellas). Dicho acto nos obligo a mantener un perfil bajo al grado de escondernos por un tiempo. Fueron cerca de 18 días lo que estuvimos escondidos en la casa segura de la región de Pyrieth.

Famosa por su volcán activo Faralei y además por sus aguas termales y sus grandes y bastos yacimientos de salitre y azufre, la región de Pyrieth resguarda dentro de sus límites el gran templo-monumento a Faladrin, dios del fuego. La simple idea de presentarme en ese lugar me resultaba embriagadora, quizás haya matado a Sâune pero eso no significaba que el trabajo estaba terminado, aun quedaban grandes bultos de basura de los que tenía que encargarme.

-…Luego Ikaros dijo: “Quizás solo sea yo, pero estoy seguro de que las medias van en las piernas”- Escuche decir a Dasha antes de que comenzara a reír. No tenía idea de lo que estaba hablando.

-¡Que ridiculez!- Exclamé esperando que sonara coherente con lo que ella había dicho.

-Por supuesto.- Dijo la chica y me regalo una alegre y cálida sonrisa que me obligo a desviar la mirada, lo cual me sorprendió de mi mismo.

Continuamos nuestro camino de regreso a la casa segura cuando el delicioso aroma del pollo asado capturo mi atención por completo, la hora de comer estaba cerca y desde hace dos horas no había comido nada.

-¿De verdad quieres comer la mini-comida de Ikaros?- Pregunte a la pelirroja.
-Aunque encuentro deliciosa su comida tengo que admitir que preferiría algo de mayor tamaño – Respondió y sin decir más nos dirigimos hacia el local que lo vendía.

Fue en el momento en el que esperábamos por nuestro pedido cuando una presencia inusualmente familiar paso cerca. La sensación era abrumadora, podría decir que era sofocante. Trate de localizar su procedencia pero desapareció al cabo de unos segundos sin dejar rastro. Pese a lo inútil que sabía que podría ser, mire alrededor en busca de algún indicio que me indicara a quien pertenecía esa enorme presencia, sin embargo no vi nada fuera de lo común. Salvo la expresión de Dasha.

Ella se encontraba levemente sonrojada y miraba en una sola dirección. Voltee a ver lo que ella observaba con tanta atención y me tope con un hombre algo mayor que yo. Vestía una simple camisa blanca y azul con unos pantalones de mezclilla. Su cabello negro y abundante perfectamente peinado, estaba parado al otro lado de la calle comprado una bebida de frutas. El hombre se giro al sentir nuestras miradas sobre él, lo que vi me sorprendió, los rasgos de su rostro eran joviales pero maduros y tenía un aire que me resultaba terriblemente familiar. El sujeto sonrío y nos saludo con un gesto, el cual le regresamos. Tras recibir su bebida echarnos una última mirada con su sonrisa en el rostro aun dibujada continuo su camino. Estaba anonadado por lo ocurrido ¿Por qué me resultaba tan familiar ese rostro? Mire a Dasha, ella seguía sonrojada y con la mirada cohibida completamente inmóvil. No sé que haya visto en el pero fuese lo que fuese le dejo impactada.

Durante el regreso a la casa, el rostro de aquel hombre seguía presente en mi mente, sus facciones, su altura e incluso su cabello, me parecía conocerlo de alguna parte. Comencé a viajar por mis recuerdos ¿Acaso era la forma humana de algún demonio que conocía? No, imposible. Jamás olvidaría algo tan importante como eso. Fui más atrás en el tiempo, recordado sacerdotes y novicios que había conocido en el orfanato. Pero era imposible, en Dinpper todos habían muerto por mí culpa y dudaba seriamente de que se tratara de alguno de la capital. Me sumergí más en mis recuerdos, fue entonces que comencé a notarlo poco a poco. La forma de la cara, el tamaño, la expresión sonriente en el rostro… no podía ser… de ninguna manera… ¿Acaso el realmente era papá?

Mis dudas aún estaban presentes cuando entramos a la casa, me consternaba el creer que había visto a mi padre, no podía ser posible, aunque en mis recuerdos mi padre era bastante joven no podía mantener su misma edad ¿O sí? Cuanto mucho el sujeto que vi debía de ser solo cuatro o cinco años mayor que yo. Era una tontería pensar en eso pero ¿Y si realmente era él? Trate de encontrar una respuesta, sin embargo una voz interrumpió mis cavilaciones.

-…No desde luego que no, todo marcha a la perfección. Pero me has ocultado información, solo me contaste una parte del plan. Sin embargo, soy lo suficientemente listo para darme cuenta de lo que tramas.

-Entonces, ¿Cuál es el problema, Remêth?- Dijo Zôberck

Me quede inmóvil junto con Dasha en el recibidor de la casa, junto a la puerta del salón. Estaba emocionado, no esperaba enterarme de este modo de los planes de Zôberck, tendría que agradecerle a Remêth que lo descubriera y haya elegido este día y este momento para discutirlo con Zôberck. Baje mi vista conteniendo una sonrisa, pero pude ver de reojo a Dasha que se veía preocupada.

-Ninguno- Continuo Remêth – Pero me gustaría saber cómo rayos pensabas llevar acabo aquella parte del plan que alevosamente me omitiste.

-No suelo colocar todos mis secretos en un solo contenedor, es demasiado peligroso. –Comento Zôberck.

-Pero eso aumenta el número de sospechosos en caso de que alguien te traicione.

-Remêth, ¿Crees que alguien se atrevería a traicionarme a mí?

-Si.-Respondió el ingeniero – Si, lo creo, sospecho de algunos a decir verdad. Pero no nos salgamos del tema ¿Se puede saber quién es el encargado de esa fase del plan?

Zôberck no respondió de inmediato por lo que a sumí que consideraba revelar la identidad o no.

-Dasha- Hablo de pronto el emperador- Pasa, por favor. Tú también Dante.

La chica y yo nos miramos el uno al otro y después entramos al salón. Zôberck estaba sentado en un sillón de respaldo alto de espaldas a nosotros y frente a él se encontraba un hombre de cabello castaño, piel a perlada y mirada adusta, trasmitía una jovialidad inmensa, pues su aspecto era el de un hombre no mayor a los treinta años. Vestía con ropa sencilla, unos pantalones oscuros y una camisa gris de un material que parecía bastante resistente. Estaba de pie detrás del sofá, sin duda alguna era Remêth en su forma humana.

-¡A una humana!- Exclamo el ingeniero- ¡¿Le has confiado tan importante y difícil tarea a una humana?!

-¿Por qué estás dando por descartado que no me la encargo a mi?- Intervine.

-¿Qué es la Preitorita?- Me pregunto de improvisto.

-¿Eh?- Deje escapar.

-Justamente por eso. Tu solo eres un animal salvaje acéfalo con una protuberancia en forma de cabeza que lo único que sabe hacer es agitar un pedazo de hierro tratado. No posees los conocimientos necesarios para realizar dicha tarea- Dijo Remêth y Dasha rio.

Mire al dios-demonio con una expresión de molestia y vergüenza.

-En cuanto a ti…

-Dasha- Le dijo Zôberck antes de que Remêth pudiera decirle algún insulto.

-En cuanto a ti, Dasha… -Continuo pero nuevamente fue interrumpido.

-La Preitorita es una piedra de más de 5 millones de años, se encuentra en el fondo del océano, sus propiedades salinas son útiles para tratar aguas contaminadas. – Dijo Dasha sonriente.

-Sí, es correcto. Pero no era eso lo que te iba a preguntar.- Dijo Remêth – Así que por favor ten la amabilidad de dejarme terminar de hablar- Agrego antes de que Dasha pudiera decir algo para disculparse.- Dime niña, ¿Cómo obtienes una Rentodakilutz?

-A partir de una Morforaophet, se calienta hasta la fundición, se le agrega mercurio, estaño y radilo, luego se disminuye su temperatura hasta que se enfríe formando un sólido, este nuevo compuesto llamado Emortamelhi, se coloca en un recipiente con acído balhadelfurico durante 30 días, ambas sustancias reaccionan liberando una mezcla de tres diferentes tipos de gases: Grothol, Elmerol y Tzorento. Dichos gases se someten a una condensación para volverlos líquidos, luego se destilan para separarlos. Una vez hecho usamos únicamente el tzorento y lo combinamos con rancetil, acido evamico, zhimerol y damasmio cuya reacción nos da ozono, nitrógeno, rataflen e iodo en polvo. Tomamos el rataflen y lo hervimos en agua mineral lo cual nos dará Rentoluth y amertoritha, ambos se condensan junto con los gases nobles y tenemos como resultado: Esfecperita boez, un sólido capaz de absorber cualquier sustancia y adquirir sus propiedades y la Rentodakilutz, una piedra que por sí sola no es más que un pisa papeles muy elaborado, pero que junto a la piedra de la tierra es capaz de…

-Suficiente- Dijo Remêth haciendo callar a Dasha. – Tengo que admitirlo, eres sorprendente. Muy pocos demonios conocen todo eso que has dicho, mucho menos los de tu especie. Personas como tú me hacen tener cierto respeto por la humanidad.

-¿Qué es la piedra de la tierra?- Pregunté curioso.

-Y personas como tú me hacen perderlo- Respondió el ingeniero.

Fulmine al dios-demonio con la mirada nuevamente e incluso estuve a punto de devolverle el insulto pero Zôberck hablo antes que yo.

-Como ves Remêth, ella esta mas que capacitada para realizar dicha parte del plan. Por eso la elegí.

-Sí. Lo acepto, aunque tampoco me es que me quede tranquilo. Definitivamente eres impresionante niña…Dasha. Si llegas a tener alguna complicación, como creo que lo tendrás no dudes en preguntarme. – Dijo el dios-demonio- Y como ya no tengo nada que hacer aquí, me retiro- Añadió.

-¡Espera!- Le dije pues no pensaba dejar que se marchara sin al menos regresarle uno de sus insultos – Ya que tú eres tan listo…

-No soy simplemente listo, soy el ser más sabio en los tres planos alcanzables – Me interrumpió Remêth en un tono ofendido.

-Sí, lo que sea. Como te estaba diciendo, ya que eres el ser más sabio que existe, tengo una pregunta para ti- Hice una pausa deliberada, pues estaba seguro de que él no podría responderme- ¿Por qué no puedo usar los poderes de Khauntea que hay dentro de mí? – Inquirí sin más y sonreí seguro de que no sabría que responder y eso le heriría el orgullo.

Remêth me miro con una expresión de incredulidad, podía notar que realmente no esperaba esa pregunta, podía sentí el dulce sabor de la victoria en mis labios… sin embargo esa sensación se esfumo cuando vi que dejo escapar un bufido.

-Has superado mis expectativas, no creí que fueras tan idiota- Dijo el dios-demonio- Y tú me decepcionas, eso es algo que debiste explicárselo desde aquella vez que nos encontramos- Añadió dirigiéndose a Zôberck.

-Eso era deber de Ikaros- Se excuso el emperador y desvió la mirada.

-Bien cabeza de alcornoque, te responderé, a si que presta atención y no interrumpas – Hizo una pausa- Cuando los demonios perdimos la segunda gran guerra divina, los dioses tuvieron un problema más que afrontar: Khauntea, la diosa de la naturaleza. Su poder era tan grande que podía hacer frente a los demás dios a la vez, por lo que preocupados de que ella quisiera ocupar el escalafón más alto su jerarquía, los demás dioses le tendieron una trampa y la obligaron a fragmentar sus poderes en 4 partes, esas partes dieron vida a Faladrin, dios del fuego. Adakio, del viento. Itishia, diosa de las aguas y Shiaera, diosa de la tierra. Tras eso, Khauntea se debilito tanto que cayó en un profundo sueño convirtiéndose así en la diosa dormida.

>> ¿Captas la respuesta a tu pregunta? – me inquirió y negué con la cabeza – Lo suponía. La razón por la que no puedes controlar los poderes de Khauntea es porque sus poderes están separados en cuatro partes. Quizás puedas hacer uso de ellos cuando estas emocionalmente alterado, pero no tendrás control sobre ellos y no podrás usarlas a voluntad hasta que selles las partes faltantes dentro de ti.


Como ven las cosas se ponen interesantes por tres frentes, comenzaremos a ver un poco más de Dasha, un nuevo personaje a hecho su aparicion y Rêmeth le a revelado a Dante la razón por la que no puede usar los poderes deKhauntea. Y todo esto apenas comienza.

Espero que les haya gustado y como saben, cualquier comentario, pregunta, duda, consejo, sugerencia, amenaza de muerte, es bien recibida.

Hasta luego.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por d-conanmx el Lun Nov 26, 2012 10:15 am

bien ya casi llegamos a donde se habia quedado la historia.




"Los rumores son como chispas: si reúnes suficientes, algo acabara ardiendo"
- Flavor text de "Muchedumbre azusada"
avatar
d-conanmx
Escudero de palabras

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 30/03/2012
Edad : 32
Localización : Leondres, provincia de Guanawashintong
Insignias :





Ver perfil de usuario http://d-conanmx.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por MaNtoSastO el Lun Nov 26, 2012 2:13 pm

Me acordaba casi a la perfección de este capítulo, estaba y sigo ansioso por llegar a los que siguen. Presiento que esta saga se va a venir con todo.

No tengo nada más que decir, lo que pueda pensar me lo guardo para cuando se revelen un poco más las cosas.

Mientras me engancharé la manga de mi remera con el pomo de la puerta y me quedaré allí atorado hasta el siguiente capítulo. Saludos!
avatar
MaNtoSastO
Mod

Mensajes : 987
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 28
Localización : Saturno
Insignias :





Ver perfil de usuario http://yutube.com/user/Apaerorfo

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por FN Minimi el Lun Nov 26, 2012 10:44 pm

Cuanta palabra rara, sin duda Dasha sabe mucho xD
Me e quedado pensando bastante tiempo eso de que Dasha es mas importante que Dante, me da mucha curiosidad saber que pasara♥




avatar
FN Minimi
Bardo

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 09/11/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por yuske el Sáb Dic 01, 2012 12:04 am

¿Como otro capitulo en la misma semana?

Pues si, otro capitulo, ¿Por qué? pues... ¿Por qué no?

Gracias a todos por sus comentarios y tomarse el tiempo para leer esta historia.

Y como no tengo mucho en mente para decir, pasemos al capitulo.

Cap. 34 Elementales:



-¿Cuándo pensabas decírmelo?- Le pregunte a Ikaros en un tono más de reproche que de interrogación.

Tras darme la respuesta a mi pregunta Remêth desapareció, aun tenía dudas por lo que subí en busca de quien Zôberck dijo tenía la responsabilidad de contarme todo eso, por lo que subí a buscarlo, encontrándolo en su habitación tumbado en la cama.

-Perdona Dante pero, ¿Qué quieres decir con eso?- Dijo el caído desconcertado y le explique todo lo que se me había revelado- ¡oh! Vaya, así que es sobre eso, veras- dijo titubeando- Tenía intenciones de decirte todo eso al poco tiempo de abandonar Ferravil, pero bueno, tu sabes lo que paso, los arcángeles nos atacaron, el serafín te hirió, apareció Shamastha… En fin, fueron un montón de cosas lo que me impidieron contártelo. No es que no quisiera hacerlo.

Mire al caído con escepticismo, no es que no creyera en sus palabras, pues si habían ocurrido muchas cosas al mismo tiempo, no podía negarlo, pero me daba la impresión de que él hubiera preferido no tener que hablarme de eso.

-Cuéntame más- Le pedí.

-¿Más? ¡Que más puedes saber! Todo lo que dijo Remêth es cierto, tienes que poseer los poderes de esos dioses para poder usar los de Khauntea a voluntad.

-Quiero saber más sobre Khauntea- Aclaré- ¿Qué paso después de que dividió sus poderes? ¿Por qué si estaba dormida se le adoraba como si no lo estuviera? ¿Cómo fue que esos dioses nacieron de ella? ¿Por qué sus templos son tan diferentes a los de los otros dioses?

-No, no lo sé Dante, no lo sé. Todas esas cosas son más antiguas que yo, y jamás tuve un rango tan alto como para saber eso.

- ¿Seguro? ¿Cómo lo sabes? Porque hasta donde yo recuerdo habías perdido parte de la memoria cuando fuiste desterrado de los cielos. – Me pareció que el caído palidecía un poco, entonces lo mire con severidad y añadí- ¿O es que me estas ocultando algo, Ikaros?

El ángel caído pareció molestarse por la manera de la que le hable pero no me importo.

-No lo hago, adem….- Dijo pero le interrumpí.

-Tampoco tenías autorización para ver a los dioses creadores y aun así trataste de hacerlo- Le recordé- Eres un curioso Ikaros, lo sé. Algo como eso lo hubieras investigado, ¿Por qué te rehúsas a decírmelo? Trabajas para nosotros ¿O no?

-Trabajo para Zôberck- Respondió en seco- No para ti. –Me aclaró- Si colaboro contigo es por orden de Zôberck. Pero eso no significa que tenga que decirte todo lo que sé, no sin que él me lo ordene- Concluyo seriamente. Ten seriamente como lo había visto ponerse cuando estábamos a punto de enfrentarnos a los arcángeles que nos habían rodeado en Amanthis.

-Ya veo- Dije fingiendo calma- Sabes más de lo que dices pero no me ayudaras. ¿Por qué?

-Tú bien sabes porque- Respondió – Estuviste a punto de traicionarnos. No ayudare a alguien en quien no confío. Y si por alguna razón quieres recuperar mí confianza en ti tendrás que resolver esto por ti mismo.

Lo mire con desprecio y salí de la habitación.

El resto de la tarde me la pase encerrado en mí habitación, comí solo pese a que Dasha me había sugerido comer juntos en la terraza. No estaba de humor para soportarla, espiarla o tratar de sonsacarle información. Y consideraba seriamente que era difícil que estuviera de buen humor después de todo lo que había pasado en estos días. Me habían amenazado, insultado y dado la espalda… y aun así me exigían que les ayudara con lo mejor de mí parte. Comenzaba a cansarme.

Tome una siesta esperando que se me bajara el enojo para después decidir qué hacer.

“Me encontraba sentado en un pupitre cerca del rincón del aula, aislado como siempre del resto de los demás niños. Mis pies a penas y rosaban el suelo, y las ropas que vestía no eran más que un viejo y triste uniforme gris remendado del orfanato de Dinpper. Miraba sin interés hacia el frente del aula, veía como el resto de mis compañeros, niños huérfanos como yo que habíamos terminado en este orfanato platicaban animadamente unos con otros, reían y se lanzaban pequeñas cosas entre ellos ignorando completamente a la sacerdotisa que estaba al frente pidiéndoles que guardaran orden.

-Niños, por favor. Suficiente. Basta.- Decía tratando de recuperar el orden perdido.

Le miraba con lastima, sabía yo muy bien que no podría hacerles callar así, tenía que ser más enérgica.

El grito de una niña se alzo por encima del resto. Janison, el crio más molesto del lugar le había estirado el cabello. El desorden se incremento, lo que normalmente no me hubiera importado ya que desviaba la atención de mí, me parecía bueno que se molestaran entre ellos y no solo a mí para variar. Sin embargo aquella clase me interesaba, hablábamos de Khauntea y cómo fue que había creado a sus dioses sirvientes Faladrin, Adakio, Shiaera e Itishia y porque de ello.

Eso era algo que siempre había querido saber.

-¡Por el amor de los dioses! Basta ya. Compórtense o traeré a la suma sacerdotisa- Dijo la sacerdotisa, no obstante y pese a la amenaza los niños la ignoraron.

Por mi parte yo comenzaba a hartarme, realmente quería tener esa clase. Entonces y sin darme cuenta de lo que hacía el ruido de el aula se fue disminuyendo lentamente y uno a uno mis compañeros se llevaban las manos al cuello, a la garganta, incluso también la sacerdotisa. Fue entonces que hable:

-Podrían hacerme el favor de guardar silencio. Intento aprender algo en esta clase.

Mi voz no fue fuerte y no tenía ningún atisbó de firme autoridad en ella, y sin embargo no era una súplica, tampoco era una petición, era más bien parecido al tono de voz que un niño usa para darle una orden a un perro.

Luego de eso sus expresiones se relajaron y dejaron de sujetarse el cuello, sin embargo todos posaron su vista en mi lo cual me molesto.

-Emm… niños, continuemos con la clase- De pronto hablo la sacerdotisa con un tono de miedo en su voz – Dante…-Agrego dudando. Por un momento me pareció que iba a darme las gracias o algo por el estilo- Emm… enderézate y ponme atención.

Obedecí a lo que me dijo sin protestar, no tenía caso hacer o decir algo.

-Como había dicho, luego de que Khauntea diera vida a nuestro mundo ella decidió crear a otros cuatro dioses para que le ayudaran a mantenerlo estable ya que era una tarea muy difícil para ella sola. Así que dividió sus poderes en cuatro y los planto junto con una parte de su ser dentro de una llama, una brisa, una gota y un puñado de tierra. De ellos nacieron Faladrin, quien sería dios del fuego, Adakio, dios del viento, Itishia, diosa de las aguas y Shiaera de la tierra. Se dice en el momento de su nacimiento grandes cosas pasaron en nuestro mundo. Cuando nació Faladrin una gran montaña de fuego apareció resguardando la llama que le vio nacer, la cual aun arde en su interior. La gota de agua de la que nació Itishia se convirtió en un manantial, mientras que del puñado de tierra que le dio vida a Shiaera nació una hermosa flor, y la brisa que le dio vida a Adakio recorrió el mundo hasta internarse en una caverna de la cual desde ahí se crean todos los vientos.

Y es por eso que sus templos son tan singulares, pues a diferencia de los demás templos que resguardan reliquias de los dioses dadas a los hombres, los templos de los hijos de Khauntea resguardan dentro de si aquella esencia que les dio vida. Fuego divino, agua sagrada, flor benigna y viento beato, son los nombres que se les da a los contenedores que dieron vida a estos dioses. “

Cuando desperté el sol comenzaba a ponerse y un tenue tono anaranjado cubría el horizonte. Me estire con la intención de desperezarme y me levante lentamente. Salí de la habitación y baje las escaleras, atravesé la recepción hasta llegar a la puerta de la entrada y salí por ella. Dentro de un par de horas iniciaría el toque de queda, no es que me importara respetarlo, pero nada de lo que quería hacer podía hacerse después del toque. Así que tenía que darme prisa si es que quería robar el fuego divino.

Un capitulo cortito, si, pero la historia avanza, comienza a haber tensión en el grupo, hemos conocido un poco mas del pasado de Dante y se ha revelado la versión del oráculo sobre como fueron creados los dioses del aire,fuego, agua y tierra. Pronto habrá más cosas que se contradigan, que no les sorprenda pues las monedas tienes dos cara y algunos dados mas de 6.

En fin, espero que les haya gustado, como saben cualquier comentario, sugerencia, critica, consejo, amenaza de muerte es bien recibida.

Hasta luego.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por yuske el Lun Dic 10, 2012 1:08 am

Un nuevo capitulo!!!

Con este nos acercamos más a los nuevos capitulos, ¿cuanto nos hacercamos? Pues si la memoria no me falla faltaria uno. Si es que me falla la memoria faltarían dos.

En fín, dejemos esta palabrería de lado Y sumeregamonos en el:

Cap. 35 Ikran:



Los siguientes dos días los pase recabando información sobre el templo de Faladrin y más importante aun de la autenticidad de mis recuerdo. Quizás suene raro pero no lo es, ya que si bien los recuerdos son reales ¿Cómo asegurar que la información en ellos también lo era? Para empezar sabía que Khauntea no había creado a sus dioses menores por gusto, si no que fue obligada a hacerlo, así que ¿Debería de darle importancia a esa historia que recordé? ¿Realmente así nacieron los dioses? ¿O solo se trataba de un cuento, un engaño más del oráculo? Era evidente que tenía grandes dudas que me impedían actuar, ya que si lo hacía basándome en un engaño solo conseguiría delatarme a mí mismo ante un ejército del oráculo tres veces más grande de lo normal. El riesgo era demasiado, tenía que estar completamente seguro antes de actuar y dado que no contaba con el apoyo de Ikaros ni podía comunicarme con Carnilis sin arriesgarme a mi o a ellos lo único que podía hacer era investigar por mi cuenta.

Lo cual se trataba de una tarea más que difícil,no encontraría nada en una biblioteca, ese tipo de información estaría restringida por el oráculo, sin mencionar que son ellos quienes controlan las bibliotecas y la educación en general, lo cual quiere decir que las escuelas de igual manera se encuentran bajo su control, por lo que colarme a una de ellas y registrar su biblioteca no era una opción. Otra posibilidad eran los registros del estado. Si bien, el oráculo y el estado no eran lo mismo, mantenían una estrecha relación de amo-subordinado, la cual resultaba muy sencilla: Mientras el estado reconociera la autoridad y validez del oráculo (además de pagar un tributo, o como ellos lo llaman “dar un donativo”) sobre sus tierras y permitieran que sus caballeros se encargaran del orden público, los miembros del estado tendrían inmunidad y conservarían sus privilegios, tales como el cobro de sus propios impuestos. Aunque a no todos los líderes de estado les gustaba la idea de someterse, a la mayoría no le desagradaba, después de todo seguirían gozando de una vida ostentosa sin las responsabilidades de hacer cumplir las leyes.

Y por esa razón tanto el oráculo como el estado compartían sus registros. Las posibilidades de encontrar información importante y realmente útil eran enormes, sin embargo había un problema: La seguridad. Estando triplicada la posibilidad de que alguien me viera y diera alarma eran muy grandes, tanto así que me vería obligado a realizar una masacre, que quizás hace algún tiempo no me hubiera importado, pero ahora… diré que he aprendido que es mejor hacer este tipo de cosas en sigilo.

Por lo que al final termine sacando la información del templo-monumento de trípticos y folletos que compre en revestirías para turistas y puestos de periódicos.

El templo-monumento se hallaba al pie del volcán y controlaba su acceso al mismo. En su interior, además de encontrarse el cuartel y las barricadas de los caballeros, el noviciado de los sacerdotes y la catedral de Faladrin había un camino de peregrinaje hasta el interior del volcan, donde en la horilla de un pequeño borde yacía un obelisco de marfil con un pequeño pebetero incrustado en el cual ardía una llama de purificación… o al menos eso es lo que ponen los folletos que adquirí.

Me hubiera gustado pedirle a Dasha un poco de aquellas sustancias que uso para seguirnos a Milla y a mí en Amanthis, aquellas que te volvían invisible y cubrían tu presencia, sin embargo en este par de días había visto muy poco a la alquimista. Por lo que suponía que ya había adquirido todo lo que necesitaba para continuar haciendo lo que sea que hace y se había encerrado en su laboratorio. No fue hasta el día de hoy que abandono ese lugar. Tengo que decir que le se veía bastante cansada y quizás algo estresada o frustrada, quizás aquello en lo que trabajaba le estaba resultando más difícil de lo que creía.

En cuanto ella me vio me propuso salir a dar una vuelta, seguramente quería despejarse y Zôberck no la dejaría salir sola. Por mi parte yo aun quería saber que hacía, además de pedirle algo de aquellas sustancias, por lo que acepte su invitación sin dudar.

Caminamos hasta llegar a una plaza o tal vez debería decir un jardín público, pues estaba lleno de flores y plantas de distintos tamaños, colores y olores. Nos sentamos en una banca cercana a la sombra de un árbol, junto a unos jazmines. Ella hablaba sin parar, como siempre, de cosas intrascendentes, algunas con poco o ningún sentido, otras tantas que no me interesaban, mientras yo la oía sin escucharla como solía hacerlo, diciendo leves opiniones o comentarios de vez en cuando. Durante nuestra conversación (por no decir su monologo) note que Dasha se iba relajando y todo atisbo de estrés desaparecía de su cuerpo, poco a poco su expresión alegre volvía a su rostro, sin embargo esta volvió a desaparecer en cuanto mencione lo de aquellas dos sustancias. Ella soltó un bufido y dijo con desdén que ya no tenía y que no podría fabricar mas por lo ocupada que estaba, después de eso se levanto de la banca y dijo que iría a los baños.

Permanecí sentado sin pensar en nada en concreto, o mejor dicho tratando de no pensar en el asunto de Faladrin. ¿Cómo podría entrar sin armar jaleo siendo el hombre más buscado por el oráculo? ¿Cuántos caballeros siempre están en guardia? ¿De verdad el fuego divino era parte de la esencia de Faladrin? O mucho más importante ¿Realmente existía ese fuego? Y si así era, ¿Acaso se encontraba, como dicen los folletos, al final del camino de peregrinaje? Necesitaba la respuesta a esas preguntas.

Tras pasar veinte minutos haciendo conjeturas me percate que la ausencia de Dasha se había prolongado. Pase los siguientes cinco minutos expectantes a su llegada, sin embargo no apareció. Fue entonces cuando comencé a preocuparme, ¿Y si la habían identificado? ¿Si fue arrestada? ¿Y si fuera algo peor? Sea lo que sea si algo llegaba a pasarle a Dasha estando yo con ella Zôberck me mataría…o al menos trataría de hacerlo.

Me levante de la banca en la que estaba y salí a buscarla. Me dirigí primero a los baños públicos esperando que estuviera formada en una inmensa fila, pero no estaba ahí, de hecho no había fila en los baños. Entonces comencé a buscarla por el jardín, después de algunos minutos le vi parada frente a un gran arbusto con flores azules. Me relaje un poco y camine hacia ella, pero antes de que me diera cuenta alguien más se había acercado a ella.

Vestía de la misma manera que la ultima vez, llevaba unas zapatillas deportivas y un pantalón de mezclilla azul, pero en esta ocasión su camisa blanca tenia vivos en rojo y no en azul, sin embargo su rostro seguía teniendo aquel semblante de jovialidad y madurez.

“Un corazón roto más” pensé y sonreí para mis adentros. Me mantuve distante y concentre mi sentido del oído para escucharles.

-Iris sibirica, también conocida como lirio de agua. Es una flor fuerte y elegante, parece ir bien contigo. Al menos queda con el color de tu pelo- Dijo el hombre.

-Gracias- Respondió Dasha nerviosa.- De donde vengo hay muchas de estas flores, el verla aquí me ha hecho sentir algo de nostalgia.

-Entonces he de suponer que eres una visitante de alguna de las regiones del norte.-Comentó el hombre.

-Sí, pero no quiero hablar de eso.- Contesto la chica.

Aquel sujeto se limito a hacer un simple movimiento con la cabeza, indicándole que entendía.

-Por cierto, ¿No te he visto antes? Me parece reconocerte de algún lado.- Continuo hablando el hombre.

-Puede ser- Contesto Dasha sonriendo y comenzó a jugar con un mechón de su pelo. ¿Acaso ella le estaba coqueteando?

El hombre sonrío y despreocupadamente arranco una flor del lirio y coloco suavemente en la cabellera de Dasha.

-Tenía razón. Te queda bien.- Dijo.

-¿No tendrás problemas por eso?- Preguntó Dasha refiriéndose a haber arrancado una flor.

-No lo sé, probablemente si.- Respondió despreocupado.

Dasha hizo un gesto el cual me pareció que era una combinación entre divertida y preocupada.

-No sé si me podrías decir…

-Dasha- Dijo interrumpiéndolo.

Aquello me pareció irritante, era obvio que Dasha ya había dejado de pensar las cosas como normalmente lo hacía y comenzaba a actuar por instinto. Tenía que hacer algo. Por lo que me acerque a ellos llamando su atención.

-Por fin te encontré- Dije alzando la voz sin llegar a gritar.

Ambos giraron hacia mí, Dasha pareció sorprenderse, como si de pronto hubiese recordado que había venido conmigo, mientras que el sujeto no pareció inmutarse por mi aparición. Al mismo tiempo los mismos rasgos que en un principio me hicieron creer que él se trataba de mi padre se hicieron más claros dejándome ver que pese a tener un aire parecido, no lo era del todo, su nariz era un poco más respingada y sus ojos un poco más grandes, mientras que su mentón era un poco más redondo.

-Parece que tu amigo de aquella vez te ha estado buscando- Le dijo a Dasha y esta se sonrojo.

-¿Y tú eres…?- Dije tratando de no sonar como si estuviera celoso.

-Ikran- Respondió.- Mucho gusto…

-Dante- Dije.

-Mucho gusto, Dante.

-¿No te había visto antes?- Pregunte pese a que sabia la respuesta, sin embargo esperaba que dijera algo más.

-Quizás- Dijo Ikran- Trabajo como guía en el camino del peregrinaje en el templo de Faladrin. He visto a mucha gente.
Sus palabras me dejaron sorprendido ¿El trabajaba en el templo? Eso significaba que tenía alguna relación con el oráculo, entonces, ¿El realmente sabía quiénes éramos y nos vigilaba? Esto podría ser algo malo, malo de verdad.

-Oh ya veo, pero no creo que sea de eso, no he tenido la oportunidad visitar el templo aun, padre.- Dije esperando por su respuesta.

-No, no. Yo no soy ningún sacerdote, ni noviciado.- Dijo negando con las manos- Solo soy un guía, cuido de que las personas no se pierdan en el camino, es todo lo que hago.

-Eso suena a algo que haría un sacerdote- Dije inmediatamente.

Ikran rió al darse cuenta del porque de mi comentario -Si, suena igual, aunque hablamos de caminos diferentes. De todas formas deberías ir, es un lugar magnifico y nunca está de más dar gracias a los dioses, sobre todo a Faladrin por vigilar el fuego, ¿seguro sabes lo importante que es, cierto?

Asentí con la cabeza y dije:

-Sí, tratare de ir lo antes posible.

Una campana replico no muy a lo lejos dando la hora, el sonido sordo lleno el vacio que habíamos dejado al callar, para absorbernos en nuestros pensamientos, ignoro que habrán pensado aquellos dos, pero dentro de mi cabeza solo existía el pensamiento de que esta podía ser una oportunidad, si lograba llevarme bien con este tipo, quizás podría obtener la información que tanto requería e incluso una manera de entrar sin ser descubierto. Él podría ser mi ventaja, no obstante había algo en él que no me agradaba, más ignoraba de que se trataba por lo que tendría que soportarlo hasta logar mi cometido.

Luego de unos cuantos intercambios de palabras más y una invitación de mi parte a comer algo, Ikran se despido de nosotros no sin antes aceptar que nos veríamos de nuevo.


Espero que haya sido de su agrado. Como sabes cualquier comentario, critica, consejo, sugerencia, sal de uvas o maquina de masajes es bien recibida.

En esta ocasión no me marcho sin antes decir el titulo del siguiente capitulo es: "Algo menos que un mapa" Insisto tengo la sensación de que ese fue el ultimo capitulo que publique en ikaruga, pero no estoy del todo seguro.

Hasta luego.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por yuske el Jue Dic 13, 2012 11:00 pm

Bien dado que ya estoy de vacaciones he decidido dejar el siguiente capitulo de la caída mucho antes de lo previsto.
Aunque también tengo que confesar que este no es el ultimo capitulo antes delos nuevos como creía. Ese es el siguiente.

Pero bueno,me dejare de habladuría. Adentremonos en el capitulo 36:

Cap.36 Algo menos que un mapa:



Durante nuestra reunión con Ikran al día siguiente no pude dejar de notar ciertos detalles que cada vez me molestaban más y más.

El primero de ellos era Dasha, o quizás debería decir el comportamiento de la alquimista. Si bien nunca me había gustado del todo y la consideraba molesta por ello, en esta ocasión me parecía irritable. Reía de toda broma que el guía decía sin importar lo buena, mala o absurda que fuera. Habla con más rapidez que de costumbre y decía mucho cosas incongruentes. No dejaba de sonreír y lo que más me molestaba era el hecho de que se la pasara jugueteando con un mechón de pelo.

El segundo detalle que me resultaba sumamente molesto era mi poca inclusión en la conversación, o mejor dicho que ambos me ignoraran (aparentemente) de forma deliberada. Cada vez que trataba de entrar en la conversación ellos zanjaban el tema y pasaban a otro. No tarde mucho en comprender que realmente no debería estar ahí, que en esta salida yo el chico sujeta velas. Eso me irrito. Más de una vez estuve tentado en dejarlos solos y largarme, pero ese impulso solía ser constantemente reprimido por la verdadera razón por la cual me encontraba aquel lugar: Obtener información del templo- monumento de Faladrin. Por lo que me obligue a mi mismo a quedarme.

Pronto hubo algo más que comenzó a fastidiarme, y eso fue (además de la tardanza en servir la comida en donde estábamos) el propio Ikran. Sus gestos, expresiones, su risa y la manera en que hablaba, la madurez en su mirada que tanto me hacían recordar a mi padre, sin mencionar su peinado…Me irritaban, pero no sin razón alguna. Todo ello me recordaba algo…me producía una extraña sensación de familiaridad. Sin embargo su presencia no me resultaba gran cosa. Era la de un ser humano normal, común y corriente. Pero a pesar de saber todo eso, algo dentro de mí me decía que había algo más.

La comida llego por fin y yo dedique toda mi atención a ella, en parte porque lo merecía y en parte lo hacía con la esperanza de poder ignorar a aquellos dos.

No fue sino hasta el final de la comida cuando mi oportunidad apareció y pude hablar con Ikran. Momentos antes Dasha se había excusado con ir al tocador, pues ella dijo que: “Ikran me has hecho reír tanto que tendré un accidente”.

-No sabes lo afortunado que eres-Me dijo el guía.

Yo lo mire extrañado.

-Ustedes viajan juntos, ¿Cierto?

-Sí, pero me parece que nuestros caminos están por separarse- Contesté.

-Es una pena. Yo en tu lugar no la abandonaría. La acompañaría a donde quiera que fuera.

-Si la conocieras bien no dirías eso- Dije en voz baja, mas para mí que para él, sin embargo me escucho.

-¿Así? ¿Y desde cuando la conoces?

-Casi dos años.

-Y aun así no pareces darte cuenta y mucho menos saber el maravilloso tipo de persona que es ella- Comentó con la misma tranquilidad que alguien hace un comentario sobre el clima, lo cual me irrito, por no decir que me ofendió.- Aunque quizás lo ignores deliberadamente porque sabes que algún día tendrás que separarte de su lado y eso te resultaría muy doloroso.

-Quizás sea cierto- Le concedí para zanjar el tema. No estaba dispuesto a escuchar ese tipo de pavadas.

Ikran pareció entender el segundo significado de mis palabras y desistió seguir hablando de ello.

-¿Ya has visitado el templo?-Pregunto de repente, lo cual me sorprendió, pues justo estaba pensando en una forma de sacar el tema a conversación.

-No. Aun no. ¿Me podrías decir un poco como es?

Ikran sonrió y tomo una servilleta de papel y un trozo de grafito del bolsillo de su camisa, entonces comenzó a hacer una especie de dibujo, o debería decir un mapa.

Dibujo el volcán, un pequeño bosque y una línea que representaba la muralla del templo.

-Dentro del templo se encuentran el cuartel- Hizo una pausa y lo represento en la servilleta como un cuadrado.- La catedral y el seminario…-Los añadió al dibujo- ¡Ah! Y también la academia de caballeros-Volvió a hacer una pausa para dibujar- Y una explanada entre todos esos edificios. En uno de los extremos de la explanada comienza el camino del peregrinaje hacia el monumento que resguarda el fuego divino de creación. Es un sendero sinuoso que entra al bosque y sube por la ladera del volcán, pero hay que tener cuidado con él ya que es fácil perderse, sobre todo en el tramo del bosque. Podrías terminar en otro lugar…. Eso suponiendo que lograras salir del bosque.

-¿En donde terminarías?- Dije con sincera curiosidad.

-Si bien va podrías salir a las aguas termales, la sección al aire libre esta dentro del bosque. Si va mal podrías a unos de los caminos principales de Blaternin, ahora que si te va muy mal terminarías en uno de esos pequeños pueblos tan chicos que ni siquiera figuran en los mapas. Pero claro, todo eso suponiendo que lograras salir del bosque.

Permanecí en silencio asimilando esa información. Después de todo si había una forma de entrar sin tener que pasar frente a los guardias en las entradas. Sonreí para mis adentros y dije:

-Suena divertido.

Ikran me sonrío. Su sonrisa blanca, pulcra y perfecta hizo que un escalofrió me recorriera la espalda. Nuevamente esa sensación que me decía que él era un peligro se hizo presente en mí. Pero la ignore. No tenía razón para sentirme amenazado. Por mis cavilaciones no me percate de que el guía había deslizado la servilleta de papel hacia mí.

-Tómala.-Me dijo- Si te parece divertido seguro te perderás y no quiero que pase eso. Odiaría que me dieran el trabajo de ir a buscarte.

Aquello sin duda me pareció algo extraño. Lo que él me estaba entregando era más que un simple croquis y menos que un mapa del templo. Lo tome de la mesa con desconfianza e inseguro de lo que debía de hacer. Entonces me detuve. ¿Qué estaba haciendo al dudar? Sabía que él no era más que un tipo común y corriente. No representaba ningún peligro para mí, así que ¿Por qué dudaba? ¿No era más simple y lógico suponer que el realmente no quería pasar uno o dos días de trabajo buscando a un idiota que se salió del sendero? Me sacudí mentalmente las dudas que me cubrían y doble la servilleta antes de guardármela en el bolsillo del pantalón.

Luego de eso Dasha por fin regreso del baño.

Terminamos de comer y nos fuimos del lugar no sin antes pagar. El resto de la salida continuo con un tranquilo paseo al aire libre hasta que el sol comenzó a ponerse. No intervine mucho, aunque tampoco es que me empeñe en conversar como antes, después de todo ya tenía lo que quería, por lo que deje que ellos dos pasaran de mí. Toda mi atención estaba centrada en un solo lugar: Las aguas termales. Y lo que podría hacer partiendo desde ahí.


Un capitulo corto, si. Solté poca información, quizás solo dije lo necesario para que la historia avanzara.

Espero que hayan disfrutado el capitulo y este haya sido desu agrado. De antemano muchas gracias por leer tanto alos usuarios registrados como a los que no lo estas (si, se que andan escondidos por ahí) a los cuales invito a participar de una forma mas activa en esta comunidad.

Y como siempre digo al final de cada capitulo o relato; cualquier comentario, critica, sugerencia, consejo, amenaza de muerte, cosaramdomparaponeraquiquenosemeocurre, etc es bienvenida.

Hasta luego




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por d-conanmx el Vie Dic 14, 2012 9:56 am

Sigo bajo la teoria desde el foro anterior que es el hermano de Dante. Solo tu yuske sabes la respuesta y me baso en lo siguiente. Se dice que se ofrecio el hermano de dante en sacrificio, pero nunca dicen como fue ese sacrificio. Lo que me dice que en la retorcidamente de un escritor de pulitzer les fue arrebatado para ser un agente de elite de la iglesia o algo similar, lo que significaba que nunca mas volveria con su familia. Ahora que todavia seria mas retorcido que fuera el jefe de dante algo asi como un clon o algo similar. Lo cual seria un pelin mas dificil de justificar en el hilo de la historia pero quien sabe si tomamos la base de la historia de la religion catolica donde somos creados a partir de la tierra. En fin mis divagaciones son mias y solo dejo para tema de discuccion/conversacion/cotilla.




"Los rumores son como chispas: si reúnes suficientes, algo acabara ardiendo"
- Flavor text de "Muchedumbre azusada"
avatar
d-conanmx
Escudero de palabras

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 30/03/2012
Edad : 32
Localización : Leondres, provincia de Guanawashintong
Insignias :





Ver perfil de usuario http://d-conanmx.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por yuske el Vie Dic 14, 2012 10:45 am

En fin mis divagaciones son mias y solo dejo para tema de discuccion/conversacion/cotilla.

Me gustaría discutirlo, ¡diablos! quiero discutirlo, pero los nuevos capítulos están tan cerca que no lo disfrutaría.

hay mas cosas que profundizar respecto al tema, no solo se trata de si es su hermano o no, ¿Por que zoberck le hizo creer a dante que tuvo un hermano y que este fue asesinado por el oráculo? ¿cual es el objetivo de todo eso? pero que tal si se trata realmente del padre de dante?

Se supone que el oráculo los ejecuto, ¿Pero eso es verdad? Todo lo que se ha dicho de los padres de dante son solo un par de cosas: Eran devotos al oráculo y trajeron al mundo al Carnifixis deus. la cuestión es ¿Que eran antes de eso? ¿ Tenían una relación con el oráculo más estrecha de lo que se podría pensar? Quizás la ejecución solo fue una puesta en escena y ellos sigan con vida, trabajando para el oráculo. Y de ser así ¿Qué tipo de personas son al darle vida a un niño solo para cazarlo?

Los padres de dante son una de las cosas que mas me llaman la atención pues nadie les a puesto atención. No sebe ni sus nombre, a que se dedicaban, de donde venían. Si quizás el tema del hermano de Dante sea mas atractivo, pues sabemos su nombre y que fue entregado al oráculo como sacrificio, lo cual nos deja otra pregunta ¿Por que pedir al niño en sacrificio?





avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por d-conanmx el Jue Dic 20, 2012 7:00 pm

No se por que esto se siente como un deja vu de algo similar a la ocacion anterior Shocked pale. Efectivamente no hay pruebas de la ejecucion de los padres de Dante y/o la existencia del hermano de el mismo, pero seria uno de los hilos mas torcidos y geniales que he visto si lo que prosigue se apega a esa teoria. Te maldigo yuske a ti y a toda progenie a que se coma unos calcetines por hacerme leer nuevamente la historia. Efectivamente encuentro algo que cabe resaltar de tu entrega
@yuske escribió:
-¿Eso es lo que ellos te han dicho?- Dijo la diosa refiriéndose a los demonios.

Lo pase por alto ya que modificaste a la entrega anterior y haria posible eso que comentas.

PD. Perdon por el retraso no vi habias publicado aqui.




"Los rumores son como chispas: si reúnes suficientes, algo acabara ardiendo"
- Flavor text de "Muchedumbre azusada"
avatar
d-conanmx
Escudero de palabras

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 30/03/2012
Edad : 32
Localización : Leondres, provincia de Guanawashintong
Insignias :





Ver perfil de usuario http://d-conanmx.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por yuske el Jue Dic 20, 2012 10:36 pm

Pues gracias por tus comentarios Dc, la verdad solo esperaba un comentario más antes de poner el siguiente capitulo,el cual reitero no se si sea el ultimo de los que publique en ikaruga o ya un nuevo capitulo, mi duda esta en que recuerdo que me comentaron algo sobre el pasado de dante, pero no estoy totalmente seguro su fue en relación con lo que aparece en este capitulo o en capítulos anteriores cuando recuerda las clases en el templo. Por lo que recurriré a ustedes y a su memoria para averiguarlo (?)

Al igual que el anterior es algo corto, pero espero que les guste, Dc, yo se que te encantara por que de alguna forma encamina tu teoría, pero ¿Las cosas son lo que aparentan?

sin mas preámbulo, el capitulo 37:

"Capitulo 37 En el ojo. :



Me encontraba sentado contra la pared, sobre el frió piso de la oscura habitación. Sujetaba con fuerza mis piernas contra mi pecho, tenía la cabeza gacha, apoyada en mis rodillas. Parecía un niño que lloraba en medio de un castigo y a decir verdad, eso es lo que era, un niño que lloraba en una habitación obscura en la cual lo habían encerrado sin saber por qué.

Un agudo chirrido se dejo oír y un rayo de luz se coló a la habitación. Alcé un poco la vista y vi la silueta de un hombre que se encontraba de pie en la puerta. No. No era ningún hombre, solo se trataba de un niño algo mayor que yo. Más alto. Me dijo unas palabras, no obstante no me entere de lo que significaban. Camino hasta donde yo estaba, coloco una de sus manos en mi hombro y acaricio mi pelo. Me dijo algo más. Después me tomo del mentón y me obligo a levantar el rostro, obligándome hacer contacto visual con él. Me dedico unas nuevas palabras pero no termino a decirlas. La puerta se abrió de nuevo y otro niño se mostró en el umbral. No, esta vez no era un niño. Ya no más. Pero tampoco era ningún adulto. Me miro con odio y después le dijo algo al niño que estaba junto a mí, este respondió y se volvió a mirarme. Me revolvió el pelo y se despidió de mí, no sin decirme algo que me alarmo. ¿Qué? No lo sé, pero estoy seguro de que lo era por la malicia que mostró en sus ojos y la sensación que inundo mi cuerpo.

El chico de la puerta dijo algo más mientras el niño caminaba hacia él, pude ver que este asentía antes de responderle. El niño me dio una última mirada antes de salir de la habitación al igual que aquel chico, después cerraron la puerta tras ellos y la oscuridad volvió a ser absoluta.

Comencé a sollozar y con un débil gemido deje escapar una súplica que todo niño hace en algún momento:

-Quiero a mis padres…

Desperté con lágrimas en los ojos y una profunda sensación de tristeza en mi interior. Aquel sueño no era eso, lo sabía muy bien. No era ningún mensaje de mi subconsciente, era algo real, algo que paso, una experiencia vivida. Era uno de esos tantos recuerdos que con gran dificultad logre suprimir, encerrar tras las puertas del olvido con la esperanza de no volver a sentir la desesperación y el miedo de aquellos momentos difíciles cuando me separaron de mis padres. Y ahora surgían a flote, regresaban a mi ser consciente, pero ¿Porqué?, ¿Porqué lo hacían?, si durante años habían permanecido ocultos. ¿Qué los hizo regresar? ¿Por qué ahora?... Mas preguntas surgían en mi cabeza, pero no tenia respuesta para ninguna de ellas.

Me limpie las lagrimas del rostro y me levante de la cama, estaba perturbado por aquel recuerdo, si. Pero no resolvería nada quedándome acostado, por otro lado tenía cosas que hacer, cuestiones que si podría resolver. Y para poder encargarme de eso tenía que dirigirme a las aguas termales.

Salí apenas y termine el desayuno sin decir a donde iba, después de todo sino iban a apoyarme ¿Porqué debería reportar mis acciones?

Las aguas termales resultaron estar más lejos de lo que creía, pero gracias a eso comprendí lo grande que realmente es Pyrieth. No era una simple ciudad al pie de los volcanes. La piedra volcánica recubría las calles y las fachadas de los edificios más antiguos u ostentosos, y estos a su vez tenían formas bastante singulares, la gran mayoría hexagonal. Las calles por su parte eran amplias y llegaban a intersecarse entre si no una, ni dos, sino hasta tres veces. También pude notar como el comercio difería en aquellas calles, en Amanthis era común encontrar mercadillos ambulantes que cada cierto tiempo cambiaban su ubicación; en Ferravil también existían aunque en menor cantidad, siendo los distritos comerciales lo más común. Pero aquí no había nada de eso, no existían mercados ambulantes ni había un sistema de distritos de comercio, aquí en Pyrieth lo que imperaban eran los locales fijos y podías encontrar un local que vendiese comida junto a uno de productos químicos sin problema alguno.

Tarde cerca de una hora en llegar hasta las aguas termales y aunque sabía muy bien la razón por la que iba no me molesto para nada la idea de aprovecharlas y descansar un poco.

El complejo de las aguas termales no era exactamente lo que me esperaba, aunque para ser honestos no sabía que esperar. Era un edificio grande y ancho de cinco plantas, hecho de piedra con revestimientos de madera del cual surgía una enorme muralla que rodeaba la zona de las aguas.

Entre a la recepción me lleve la sorpresa de que había un hotel dentro. Me ofrecieron hospedaje de al menos siete maneras diferentes, aunque al final pude convencer a la recepcionista que solo me interesaba hacer uso de las instalaciones por el día de hoy. Por lo que después de pagar por el servicio me dieron el número de una taquilla en los vestidores. Una vez allí me cambie de ropa poniéndome solo el bañador abrí la taquilla y me encontré con una toalla y un batín, solo tome la toalla y guarde mi ropa junto con el porta planos de mi espada.

Dado que tenía todo el día por delante decidí relajarme antes de comenzar con la investigación. Fui a la sauna y al jacuzzi, y a una pequeña cascada artificial, en la cual me mantuve meditando hasta casi caer dormido. Dos horas más tarde y ya con el batín puesto fui a comer al restaurant, tanto tiempo en el agua hizo que me diera un hambre impresionante. Después de eso fui a la sala de reposo a digerir. Era un espacio tranquilo y relajante con innumerables sillones reclinables, me senté en uno y a penas cerré los ojos caí dormido.

Desperté después poco de una hora, y no fue hasta entonces que salí a las aguas termales al aire libre.

Al salir del complejo lo primero que note fue el olor a sales y a bosque que arrastraba el viento, camine a través de los ojos de agua como si buscara uno libre en el cual sumergirme, afortunadamente para mi casi todos ocupados por lo que podía internarme en el bosque con un buena coartada y así buscar la entrada al templo de Faladrin. Al cabo de unos minutos me pareció haber llegado al último ojo de agua, lo que significaba que de ahí en adelante solo seriamos el bosque y yo.

El crujir de una rama seguido del ruido de unos pasos se hizo presente y sin saber de quién se trataba hice lo primero que se me vino a la mente y me zambullí en el ojo de agua, esperando que no se tratase de un guardia que fuera a asegurarse de que nadie intentara introducirse en el bosque. Más no se trataba de ningún guardia.
Él estaba completamente desnudo y llevaba su toalla colgando del hombro, caminaba con un paso firme pese a ir descalzo hacia donde yo me encontraba.

-Un verdadero hombre toma su baño al desnudo- Me dijo y se metió en el agua colocándose a mi lado.- ¿No lo crees Dante?

-Ikran, ¿Qué haces aquí?...quiero decir no esperaba verte así, digo verte aquí- Respondí sorprendido.

-Siempre vengo a relajarme aquí después del trabajo- Dijo y apoyo la cabeza cerca del borde.

Lo mire perplejo, con él aquí no podría hacer nada, seguramente me detendría si tratara de entrar al bosque. Comenzaba a arrepentirme de haberme tomado mi tiempo para ir investigar. Súbitamente un pensamiento apareció en mi mente indicándome que me había desviado, que había tomado una dirección equivocada, y que había caído en alguna especie de trampa. Pronto comencé a sentir que eso era verdad, mire a Ikran con más detenimiento y comencé a hilvanar los hechos: él trabajaba para el templo, me dijo que podría entrar por aquí y se había presentado justamente aquí frente a mí el día de hoy, como sabiendo que vendría. No podía ser una coincidencia.

-No te ves bien- Dijo el hombre sacándome de mis cavilaciones.

-¿Disculpa?- Dije aturdido.

-No te ves muy bien- Repitió y me toco el hombro con la palma de su mano. Una ligera sensación punzante apareció y despareció casi al instante – Tu piel se ve rosa, como si te estuvieras cocinando. ¿Cuánto tiempo llevas aquí?

-No mucho….-Dije con un leve mareo- Solo un par de minu….-De pronto todo me dio vueltas-¡Bastardo! ¿Qué me has hecho?- Brame y todo se volvió negro.




Espero que haya sido de su agrado pesé a lo calmado que ha estado, pero les puedo garantizar que se vienen cosas enormes y movidas.

Como saben cualquier comentario, teoría, hipótesis, critica, sugerencia, pregunta, amenaza de muerte, es bien recibida.

Hasta luego.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por d-conanmx el Vie Dic 21, 2012 11:09 am

WTF!!!!! un capitulo corto y limpio, me pregunto si veremo un ataque Psicologico recursivo por parte del oraculo contra dante. Si bien lo que comenta de ser un recuerdo suprimido, es muy probable que ikran sea aquella persona que le sacudio el pelo. Ahora un planteamiento a futuro de la trama, Dante tendra un plan en caso de que sus actuales aliados lo quieran eliminar tras terminar sus planes, mas aun reforzado en que el no es indispensable




"Los rumores son como chispas: si reúnes suficientes, algo acabara ardiendo"
- Flavor text de "Muchedumbre azusada"
avatar
d-conanmx
Escudero de palabras

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 30/03/2012
Edad : 32
Localización : Leondres, provincia de Guanawashintong
Insignias :





Ver perfil de usuario http://d-conanmx.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por MaNtoSastO el Dom Dic 23, 2012 3:24 am

Síiii capítulo estreno!!! Que bueno leerse tres capítulos de corrido con un desayuno que otorga una comida diferente para cada uno.
Con el final del capítulo 37 ya dejé volar mi imaginación y me fui por las ramas pensando en distintos escenarios que podría tomar esta saga Very Happy

Sobre Ikran, la idea de que fuera el padre no recorrió mi mente porque me pareció que era jóven. Que fuera el hermano por el contrario, sí lo pensé, pero ahora lo dudo... aaahh no sé qué pensar!! xD

Lo cierto es que al fin nos adentramos en terreno desconocido como lectores y estoy seguro de que ni nos imaginamos todo lo que le depara el destino a Dante. Yo por mi parte creo que Zoberck va a traicionar a Dante en el futuro, nunca lo vio como más que una herramienta así que es muy factible. Y sigo pensando en Kaunthea...
Algo detrás de todo esto hay... algo oscuro...

En fin, mientras esperamos por el siguiente capítulo tendré que colgarme del manubrio de una bicicleta para que la espera sea más rápida.
Saludos!
avatar
MaNtoSastO
Mod

Mensajes : 987
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 28
Localización : Saturno
Insignias :





Ver perfil de usuario http://yutube.com/user/Apaerorfo

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por FN Minimi el Dom Dic 23, 2012 6:59 pm

asdasdasddasdasdasas!!
Nombre pues wow xD
Este ultimo me dejo con ganas de mas, lo mas probable es por el cochambre que hay en mi cabeza que veo cosas donde no hay nada.
mi expresión paso de esto:

a esto:


Esto merecía un fanart, pero mi madre esta en casa y como que lo que estoy pensando me metería en problemas me imagino a ikran como una sensualidad.

Es obvio que es una trampa, al menos eso creo, ya que el que te regalen un mapa de esa manera tan conveniente no es algo muy seguro que digamos, al parecer no aprendió nada sobre el caso de milla o esta segado por los celos.

¡Vaya, si que habías echo bastante!
Esperare con ansias el siguiente ^( * o * )^





avatar
FN Minimi
Bardo

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 09/11/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por yuske el Dom Dic 23, 2012 8:06 pm

@FN Minimi escribió:asdasdasddasdasdasas!!

mi expresión paso de esto:

a esto:


Esto merecía un fanart, pero mi madre esta en casa y como que lo que estoy pensando me metería en problemas me imagino a ikran como una sensualidad.

Supuse que te encantaría es parte mini XD

Y confieso que me has hecho reír con esas imagenes jajajajajaa.

Gracias a todos por leer. Sobre todo a manto por confirmarme que se trataba de capitulo de estreno.

Conan, desde luego que Dante tendrá un plan para ello pero aun falta para verse.

Manto, solo diré que entre las envidias de los dioses y demonios siempre habrá un tercero...o cuarto.... o quinto en discordia.

Hasta luego.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por Izanagi el Dom Dic 23, 2012 8:23 pm

Si hubiera deporte olímpico por dejar a las personas con intriga tu Yuske te llevarias la medalla de oro, es bueno ver que ya todos estamos con nuevos capítulos (hasta hace poco sentía envidia por lo que leian tus capítulos por primera vez) aquí es donde tu te haces fuerte, dejandonos con ganas de más.....

Mis felicitaciones por estar nuevamente con los estrenos Yuske!

Saludos: Izanagi
avatar
Izanagi
Escudero de palabras

Mensajes : 209
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por yuske el Miér Ene 02, 2013 1:05 am

Nuevo año, nuevo capitulo...

La verdad no tengo mucho que decir respecto a la historia, salvo que, cada vez que pienso en lo que se viene a largo plazo me emociono de forma desproporcionada, aun faltan como dos sagas para llegar a ese momento que hace que la piel se me ponga de gallina,y tengo que decir que el recorrido para llegar a ese punto no sera nada aburrido incluso puede que se de el mejor combate de la historia en ese camino.

Por otra parte antes de pasar al capitulo, me gustaría dejar planteadas tres preguntas, esto a manera que me funcione como retroalimentación y evaluar como he hecho las cosas. Sin embargo, como la historia volvió a comenzarse quizás no tenga un resultado muy acertado, pero de tosas formas me gustaría dejarlas. Todas estas preguntas son para considerar tomar en base con los capítulos que se publicaron durante el año pasado. Y estas son:

Arrow ¿Cual ha sido tu combate favorito de la caída?
Arrow ¿Cual fue el momento que más te gusto y el que menos te agrado?
Arrow ¿Que personaje te ha gustado más?

Bien eso sería todo, ahora con respecto a este nuevo capitulo... es un capitulo corto, probablemente el más corto de toda la historia (aunque de momento no lo puedo asegurar al 100%), y quiero dedicárselo especialmente a connan, por sus teorías y comentarios respecto a la trama y los arcos de la historia.

Cap. 38 La carta sobre la mesa.:


Mis sentidos comenzaron a despejarse. Capte un aroma poco familiar en el aire, era dulce y suave, como la vainilla. Me revolví un poco, entonces me di cuenta que estaba acostado sobre un sofá mullido. Abrí los ojos de inmediato, completamente sorprendido al ver un techo desconocido.

Me senté en el sofá y al hacerlo la cabeza me dio vueltas, me lleve una mano a la frente tratando de mitigar el mareo, cuando este ceso eche un vistazo al lugar en el que me encontraba. Se trataba de una habitación cuidadosamente ordenada. Había un librero, un par de sillones y una mesita de té. Las paredes estaban teñidas con un leve tono morado que contrastaba con el pulcro blando del techo.

¿Cómo había llegado aquí? Comencé a indagar en mis recuerdos. Había ido a las aguas termales, entre en el bosque y me zambullí en un ojo de agua…. Me quede pasmado, había entrado al agua lo que significaba que mi ropa… Voltee a ver mi cuerpo preocupado, sin embargo estaba vestido con mi propia ropa. Una sensación de alivio me inundo por unos segundos, pero tan pronto como apareció se fue. No recordaba haber regresado, mucho menos haberme vestido, entonces…. ¿Quién lo hizo?

Me concentre de nuevo en mis recuerdos, eran confusos pero ahí estaban. Alguien entro al ojo de agua conmigo y se sentó a mi lado. Recuerdo unas palabras pero no lo que quería decir. Recuerdo haber bajado la vista y sentir el contacto de una mano en mi hombro y después… nada.

Volví a mirar la habitación, esta vez con más detenimiento. Pude ver el estuche en forma de porta planos de mi espada sobre la mesita de té, lo cual me dio un mal presentimiento. Voltee hacia todos lados, necesitaba ver el exterior para darme una idea de mi ubicación. Pero en aquella habitación no había ventanas, solo un par de puertas, ambas de madera y con diversos relieves a extremos opuestos de la habitación, me incorpore decidido a abandonar aquel lugar, me acerque a la mesita para tomar mi arma y junto a ella vi algo que había pasado por alto antes. Se trataba de una carta, estaba abierta y extendida. No pude soportar la curiosidad y la tome con la intención de leerla; tenía la fecha de hace un mes y estaba escrita con una caligrafía impecable en un papel de la más alta calidad:

<
Fue el plan de un dios, un plan que casi da resultado de no ser por la intervención de aquella maldita bruja y la demonio prostituta, así que no cuestiones el plan divino, mucho menos cuando tu Ikran, no, Karin, guardián divino, no has hecho nada para acabar con el bastardo que se te dio por hermano. Te escudas diciendo que aun no estás listo, ¡Patrañas! Has sido elegido por los dioses para terminar con la mayor amenaza que puede existir, y por tu sentimentalismo no lo has podido hacer.

Quizás mis palabras sean algo rudas, pero te conozco desde siempre, Karin, eres una hermosa persona estas dotado de un gran amor y aprecio por el prójimo, se lo difícil que es para ti la idea, pero tienes que cumplir con tu deber y matar al Carnifixis deus.

Octren. >>

Quede petrificado en la posición que me encontraba, no podía moverme ni un musculo, aquello me era francamente inesperado.

Claramente estaba viendo el otro lado de la moneda. Eso no era más que el punto de vista de quienes se encargaban de cazarme en el oráculo sobre lo sucedido en Amanthis, pero más que eso estaba el detalle, ese nombre, no Ikran, pues ahora estaba claro que se trataba de un pseudónimo, sino Karin y la indicación de que tenía que encargarse de su hermano, el Carnifixis deus, o sea de mi… No podía ser posible, mi hermano estaba muerto, Zôberck lo dijo, dijo que el hijo por el que tanto rogaron mis padres a los dioses fue pedido en sacrificio por los mismos, que los sacerdotes del oráculo se lo arrebataron… no podía ser verdad.

Más aquí estaba él... Un sujeto llamado Karin cuyo parecido a mi padre era notable. ¿Acaso podía ser solo una coincidencia? No, no me lo parecía así, además ¿Qué había de lo que ese tipo Octren mencionaba sobre nuestro parentesco? Él se había referido a mí como “el bastardo de tu hermano”, estaba más que claro ¿No? Karin tenía que matar al “bastardo de su hermano”, al Carnifixis deus. Y yo soy ese último. ¿No era eso suficiente prueba para pensar que él es mi hermano? Y por otro lado estaba ese Octren, ya había escuchado ese nombre antes, ¿Qué Milla no había dicho ese nombre? ¿No fue él quien la volvió una sacerdotisa? Si, desde luego que se trataba de él, en su carta se refería a Milla en su principio.

El decía conocer a Karin desde siempre, ¿Por qué?.... Entonces lo comprendí, aquel recuerdo con el que desperté comenzó a hacerse más claro.

Estaba de nueva cuenta en el frío suelo de aquella celda oscura, sentado con mis piernas recogidas contra mi pecho, y frente a mí estaba aquel niño de cabellos negros mirándome sonriente y hablando.

-Es un gusto conocerte al fin, hermano – Me dijo y llego hasta mi, tomándome del hombro y revolvió mi cabello- Tienes el cabello de mamá. – Hablo y me tomo del mentón obligándome a verlo – Si, te pareces a ella, igual que yo me parezco a papá, es una lástima que…- No termino de hablar, la puerta de la habitación se abrió de nuevo y un chico rubio entre, si mirada llena de odio se clavo en mi.

-Karin, sabía que estarías aquí- Dijo el chico rubio- Ya conoces a tú hermano y enemigo, ahora deja de hacer el tonto y regresa, tenemos que practicar.

-Está bien- Dijo Karin resignado y volteo a verme, me revolvió el pelo una vez más y me abrazo- Adiós, Dante, me gustaría no tener que matarte.

Sus palabras me alarmaron, me provocaron un gran temor. Karin se aparto de mí y se dirigió a la puerta.

-No te encariñes con él- Le dijo el chico rubio.

Karin asintió antes de decir – Lo sé.

El pelinegro dio media vuelta dándome un último vistazo antes de irse.

Sentí que algo resbalaba por mis mejillas. Eran lágrimas, no me había dado cuenta que estaba llorando. No podía creerlo.

El sonido de un seguro al botarse se dejo escuchar, segundos después una puerta se abrió y por ella entro él, mi hermano. Karin.

***
Espero que les hay sido de su agradado, como saben cualquier comentario,critica, sugerencia, cuestionamiento, teoria, consejo, es bien recibidio.

antes de despedirme tengo que darles algo que puede considerarse una mala noticia y es que el ritmo de publicaciones comenzara a bajar ya que he comenzado con los nuevos capítulos, lamentablemente no pude trabajar como hubiese sido lo ideal para mantener el ritmo de uno cada 10 días, me esforzare por hacer entregas quincenales, pero lo mas probable es que tenga un capitulo cada 20 días.

Siendo todo, me despido, gracias por leer.

Hasta luego.

P.S. :

Haciendo un poco de promoción a mi otra historia, les informo que el capitulo 5 de "Broken" ya esta disponible en el foro. Me parece que lo encontraran bastante interesante.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por d-conanmx el Miér Ene 02, 2013 10:04 am


Asi me quede cuando termine de leer. Dire que me alegra me dediquen algo Embarassed Embarassed Embarassed. Me saltare ortografia por que es tan bueno que a quien le importan las comas, acentos y tiempos si se entiende el concepto. Asi de magistral es esta entrega. Espero la siguiente entrega con mas ansias que de costumbre, tomate tu tiempo, bien dice el sabio adagio "Mas vale calidad que cantidad".

Exclamation La pelea de Travis vs Dante
Exclamation Epico cuando dasha encuentra a dante con Shamastha y se trauma.
Exclamation Los protagonistas me gustan mucho(dante y dasha), pero en cuanto a personaje secundario las palmas se las lleva Shamastha.




"Los rumores son como chispas: si reúnes suficientes, algo acabara ardiendo"
- Flavor text de "Muchedumbre azusada"
avatar
d-conanmx
Escudero de palabras

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 30/03/2012
Edad : 32
Localización : Leondres, provincia de Guanawashintong
Insignias :





Ver perfil de usuario http://d-conanmx.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por FN Minimi el Miér Ene 02, 2013 5:00 pm

Waaaaaaaaaa! *corre dando vueltas por todos lados*.
O dios mio D=,¡¿Por que?!, ¡que cruel el destino de dante, su hermanito es su enemigo!
Quiero sabes que le va a hacer!!!...

♥, No se realmente, nunca me ha dado por compararlas solo las disfruto.
♥Capitulo 37 en este momento ->
Aunque el caso de milla, fue de los que me parecieron mas interesantes, realmente inesperado.
El que menos me gusto, cuando Shamastha, se ponia de caliente y Dasha se ponía de llorona, aunque es shamastha supongo que esta bien.

♥Dante, era de suponerse desde hace 5 capítulos.

La verdad es un personaje muy agradable de leer.





avatar
FN Minimi
Bardo

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 09/11/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por yuske el Mar Ene 15, 2013 7:34 pm

Tengo que decirlo, mi primera reacción cuando vi la imagen de homero fue un lol total XD

Me saltare ortografia por que es tan bueno que a quien le importan las comas, acentos y tiempos si se entiende el concepto.

Probablemente a kure, que no dudo que me tupa bien bonito en cuanto lo lea.

Mini, por alguna extraña razón presentía que ese seria tu preferido, aunque no logro entender muy bien la razón ¿te gustan las aguas termales?

También me llama la atención que ambos menciones el momento en el que Dasha encuentra a shamastha y a dante en una situación comprometedora, pero en forma contraria. sobre esa situación solo diré que su reacción tiene mucho que ver con algo de su pasado.

Ahora tengo que aceptar que la historia se esta desviando ligeramente del curso original, pero también confieso que me agrada mas esto que esta pasando. Como dije la entrega anterior me emociono bastante con solo pensar en lo que se viene. Y para acercarnos un poco más a ello he aquí un nuevo capitulo:

Cap. 39 Roto.:



La expresión de Karin no mostraba sorpresa alguna por verme despierto, ni con aquella carta en mis manos, lo cual me indico que así lo había planeado. Dio un cuantos pasos dentro de la habitación cerrando la puerta de tras de él sin dejar de observarme. Su mirada era serena, sin embargo no mostraba ningún signo de odio o repulsión, más bien sus ojos mostraban una enorme pena. Pareció caminar hacia mí, no obstante no fue así. Se detuvo cerca del sillón y se sentó en él, bajo su mirada al piso y se llevo ambas manso al rostro, componiendo una expresión entre cansancio y desesperación. Yo no esperaba ver eso.

-¿Haz terminado de leerla? – Inquirió de pronto alzando su mirada hacia mí.

-S…sí- Conteste luego de vacilar por un momento.

-Y bien, ¿Qué opinas?

-Pienso que todo esto es una mentira. Mi hermano está muerto. Ustedes lo mataron. – Respondí tajante.

-Sin embargo no lo dices con la seguridad que desearías.- Hizo una pausa- ¿Por qué crees que te mentiría? ¿Qué ganaría yo?

-Para bajar mi guardia, ganarías mi vulnerabilidad. Pero has fallado, mi hermano está muerto, fue sacrificado por ustedes, Zôberck me lo dijo.

-¿Zôberck? ¿Confías más en la palabra de un demonio que en la de tu propio hermano? – Volvió a hacer una pausa en la que respiro profundamente- Pero si, de cierta forma él te dijo la verdad, mis padres me sacrificaron a los dioses por orden del oráculo, pero me parece Dante, que necesitas revisar tu vocabulario. Un sacrificio no sinónimo de muerte, es solo desprenderse de algo a favor de alguien más.

Lo mire con recelo, la duda comenzaba a apoderarse de mí.

-Te contaré la verdad, hermano. Lo que realmente paso hace poco más de veinticinco años, antes de mi concepción. – Guardo silencio por un momento, y se acomodo en su asiento, e incluso me invito a sentarme, más lo rechace. Permanecer sentado no es algo que podría hacer en estos momentos.

– Eran tiempos difíciles para nuestros padres, soñaban con tener un primogénito, un heredero de la reconocida escuela Lotherlie. Pero no importaba cuantas veces lo intentaron, ese niño no se concebía. Fue cuando se acercaron al oráculo a pedir la ayuda de los dioses cuando se enteraron de lo que los dioses tenían preparado para ellos, pues eran los elegidos. – Karin me miro expectante, como esperando alguna reacción- Se supone que aquí es cuando tu preguntas “¿Elegidos para qué? "

-¿Elegidos para qué?- Dije poniendo los ojos en blanco, quería terminar esto rápido por lo que decidí seguirle el juego.

-Gracias- Dijo para después continuar. – Fueron elegidos para ser los padres del Custus Deus y del Carnifixis Deus. Ambos seres tan poderosos y opuestos, aquel que protegerá a los dioses y aquel que luchara por asesinarlos…

-Teniendo en cuenta que ya he matado a tres no has hecho un buen trabajo, ¿No crees? – Le interrumpí en un tono de burla.

Karin forzó una sonrisa en su rostro, pero no me quedo claro si fue porque mi comentario no le parecía gracioso o por que le daba pena admitirlo.

-Ambos, nuestros padres –Continuo- Aceptaron gustosamente su destino, entendiendo que no solo sacrificarían a sus dos hijos para llevar a cabo el plan de los dioses, sino que también darían su vida, para mantener la discreción.

-Te equivocas. Ellos jamás hubieran aceptado.

-¿Estás seguro?- Me cuestiono.

Pensaba decir que si, sin embargo el recuerdo de ellos siendo tan fieles al oráculo broto en mí, y me hizo dudar, por lo que no pude responder.

-Ese mismo día comenzó el plan y fui concebido. Nueve meses y un mes después de mi nacimiento nuestros padres me llevaron al oráculo, como los dioses lo habían ordenado, ahí me enseñarían a usar mis habilidades, habilidades especiales para combatirte. Se les ordeno que dijeran que me habían pedido en sacrificio y así lo hicieron. Poco después y aun bajo las ordenes de los dioses ellos hicieron un par de años de duelo, por mi “perdida”.

>>Tras pasar los dos años de duelo y algunos meses más iniciaron con la parte más importante y difícil. Concebir al Carnifixis deus. Para eso habría que contactar a un demonio. A Zôberck. Y fue el mismo oráculo quien les dijo y explico cómo contactarlo y convencerlo de aceptar el trato. Era fundamental hacerlo, el tiempo en el que se había anunciado su venida se acercaba, por lo que era mejor controlar las condiciones de su aparición, manteniéndolo siempre vigilado. Al principio se creyó que todo marchaba a la perfección, pero no fue así, tiempo después descubrirnos que Zôberck no mordió el anzuelo, él sabía que aquello era un engaño, y a pesar de eso hizo el trato con nuestros padres, solo por vanidad, para mostrarles a los dioses que él podría jugar su juego y ganar. Y su recompensa serias tu, el único ser capaz de matarlos.

Y así fuiste concebido Dante, mediante engaños y con la ayuda del emperador demonio, llegando a nacer como el Carnifixis deus. En ese entonces el oráculo creía que su plan avanzaban sin problemas, ambos ya habíamos nacido y sabían quiénes éramos y donde nos encontrábamos. Todas las fichas estaban en su tablero.

-Pero algo salió mal ¿no es así?- Dije y Karin me miro extrañado. – Creyeron que tu intervención seria innecesaria, que unos cuantos hombres podían matarme, por eso el oráculo los envió al orfanato, para matarme. Pero apareció Zôberck y escape. Razón por la que los dioses enviaron a ese arcángel, pese a que le habían ordenado matarme ellos no esperaban que realmente pudiera hacerlo, solo querían localizarme. ¿No es así?

-Eso no es del todo correcto- Dijo seriamente- En cuanto al arcángel tienes razón. Jamás se espero que él pudiera eliminarte.-Me concedió- Pero Como dije antes el oráculo creía que todo iba a la perfección. Pero luego sucedió lo del orfanato y tú huiste junto con Zôberck. Cuando investigamos que fue lo ocurrido descubrimos que Zôberck sabía desde el inicio el plan, como ya lo dije y lo uso a su favor, por eso hizo el trato con tus padres, años más tarde fue el propio Zôberck quien intervino entre las filas de oráculo y convenció a un grupo de altos mandos de que si actuaban por su cuenta y te mataban complacerían a los dioses y estos los tendrían siempre en estima, ganando de por vida su favor. –Hizo una pausa- ¿Lo entiendes Dante? Lo que paso en realidad cuando estabas en el orfanato, entiendes quien es el verdadero responsable de lo sucedido, de que tu escaparas y de que el plan fallara. Si, Dante, fue Zôberck. Fue él quien mando a matarte cuando eras niño, él fue el responsable de lo sucedido ese día.

>>¿Por qué crees que el apareció? ¿Pensabas que lo atrajo la explosión que provocaste? No. El ya sabía lo que pasaría, porqué él envió a los caballeros a tomar tu vida, solo aguardo hasta el momento oportuno para hacer su aparición y parecer un héroe ante ti.

Mi respiración se volvió lenta y mis pensamientos se tornaron confusos, ¿Aquello era verdad? ¿Debía creer en sus palabras? No, no debía, sin embargo… Zôberck es un demonio, no, más que eso, es el emperador de los demonios, ¿Cómo podía estar seguro de que aquello no era verdad? ¿Quién me podía asegurar que él no había manipulado las cosas a su favor? Nadie puede, es imposible pues sé que él es perfectamente capaz de hacerlo para obtener lo que quiere. Y tenerme a su lado era algo que él deseaba.

-Luego de eso, de que fueras atacado por el arcángel –Continúo Karin- Fingiste tu muerte, algunos realmente creyeron que él mismo Zôberck te había asesinado, pero no todos lo hicieron. Me incluyo entre ellos. Sabía que regresarías, pero no cuando y con qué habilidades, razón por la que tarde más de lo planeado en terminar mi preparación.

Guarde silencio y lo mire seriamente. Trataba de poner en orden el caos que eran mis pensamientos. Pronto la cabeza comenzó a dolerme, podía sentir como algo comenzaba a agrietarse lentamente.

-Quizás ya no importe, pero en el plan original, tu permanecerías en el orfanato hasta cumplir los quince años, para ese entonces se suponía que debía haber terminado mi entrenamiento y tu no sabrías como utilizar tus poderes, aparecería ante ti y me ganaría tu confianza para después asesinarte. Sin embargo esa parte del plan nunca me gusto mucho-Confeso Karin.

-Sigo sin creer que seas mi hermano- Dije de forma casi involuntaria, con la única esperanza de concentrar mis pensamientos en algo más y no en lo que pudo o no pudo haber hecho Zôberck.

Karin suspiro y cerró los ojos- Cuando eras niño, cada fin de semana nuestros padres salían dejándote solo con una nana de nombre Elizabeth, ¿Cierto? – Me sorprendí al escuchar ese nombre, hacia tanto tiempo que no pensaba en ella. Karin tomo mi sorpresa como una respuesta afirmativa y continuo - ¿Sabes a donde iban? - Negué con la cabeza, ignorando todo lo que sucedía dentro de ella - Ellos iban al oráculo, a pasar el día conmigo. Tú y yo somos hermanos Dante.

Aquello consiguió distraer mis pensamientos un poco. Lo mire confundido, eso no confirmaba nada, pero de alguna manera me hacía sentir derruido, provocaba que el resto de mi seguridad se hundiera, y que dudara de todo aquello que alguna vez había creído. Sin embargo, al mismo tiempo me hacía creer que todo lo que me dijo era verdad, que él realmente es Karin, mi hermano.

-Tengo que admitir- Hablo sacándome levemente de mis derruidos pensamientos- Que según mi plan original, para este momento ya tendrías que estar muerto. Se suponía que en cuanto te trajera aquí te clavaría mi espada en el pecho y te degollaría. – Sentí como una ligera llama de furia crecía en mí- Pero no pude hacerlo, te pareces tanto a mamá que no pude. Y además estaba ella. Nunca contemple algo así en mis planes, Dante. Ella, tan perfecta. Tan natural. Creo que me he enamorado, hermano, enamorado de tu acompañante, de Dasha Kozlov.

Quizás mi reacción no fue como debió haberse visto en realidad, pues el dolor en mi cabeza aumento, de pronto escuche que algo dentro de mí se rompía y caía en pedazos, sin embargo, una pequeña parte de mí se sorprendió al oír aquella confección.

-Por eso quiero ofrecerte un trato, hermano. Sé que no podría hacer mucho por ti, pero también sé que la quieres y qué harías cualquier cosa por tenerla a salvo, eso lo he visto en tu mirada cuando estas con ella. Por eso escucha lo que tengo que ofrecer. Sé que por lo harás por ella.

Una risa profunda broto en mi interior y resonó en mi cabeza, pero no escapo de mi cuerpo, mientras tanto yo seguía inmóvil sintiendo como algo se desquebrajaba y caía pedazo a pedazo en mi interior.

-Sé que no estás obligado a usar tus poderes de esa manera. Realmente no tienes que matar a los dioses, puedes elegir como usarlos. Por eso te pido, que mates a Zôberck y al resto de los siete grandes demonios y me traigas sus cabezas. A cambio yo puedo garantizarte la exoneración de Dasha de todo cargo, y una vida tranquila y segura… a mi lado. En cuanto a ti… ya lo dije no puedo hacer mucho, pues ya has asesinado a tres de nuestros dioses. Pero puedo convencer a la gente del oráculo que te permitan vivir uno o dos años más, junto con nosotros. Con Dasha y conmigo. ¿Qué dices hermano? ¿Aceptas?

Karin se incorporo y se acerco a mi tendiéndome su mano completamente seguro de que yo la tomaría. Pero no podía hacerlo, no por lealtad, ni alguna cuestión moral, simplemente mi cuerpo no reaccionaba, ahí estaba yo, físicamente, pero mentalmente me encontraba en una encrucijada. Había escuchado perfectamente su propuesta, pero no la comprendía, o quizás alguna parte de mi si, la misma parte que reía, burlona y sarcásticamente, la misma a la que le parecía una estupidez y estaba determinada a hacer lo que quisiera. Pero había algo que se lo impedía. Una pequeña barra de cordura, quizás. No obstante, eso, sea lo que sea termino por romperse y lo que se encontraba detrás se apodero de mí.

Una sonrisa maliciosa se dibujo en mi rostro, pero Karin pareció no darse cuenta, pues observaba atento como mi mano se acercaba a la suya hasta estrecharla. Fue hasta ese momento en el que sospecho que algo andaba mal. Y lo había. Alzo su vista buscando hacer contacto con visual, sin embargo yo ya había girado sobre mí mismo, colocándole una patada en el costado de la cabeza, derribándole.

-Yo no hago tratos con nadie- Dije fríamente e hice explotar el lugar
+++


Espero que el capitulo hay sido de su agrado, las cosas serán un poco más movidas y con más acción.

Como saben cualquier comentario, critica, sugerencia es bien recibida. Al igual que respuestas a las preguntas de la anterior entrega.

Hasta pronto.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por d-conanmx el Miér Ene 16, 2013 10:28 am

OMG!!!!! , Pobre dante no termina de una para salir de otra, su psicologo se volvera rico del dinero que gastara en terapia. De cierta manera justifica el hecho de por que Zorby dice que dante no es necesario, pero por como esta la situacion dante tendra que recurrir a alidos incondicionales para tener oportunidad de sobrevivir. Me queda la duda de quienes son los 7 principales demonios, no se si contar a zober, es probable que los otros 2 sean smasta y el alquimista (que no recuerdo el nombre), serian bunos aliados, dasha tambien seria buena pero si dante logra explotar (y todos sabemos que es verdad) sentimineto que tiene hacia ella y cito una frase de avatar.


Mai a Azula: Amo mas a Zukko de lo que te temo.




"Los rumores son como chispas: si reúnes suficientes, algo acabara ardiendo"
- Flavor text de "Muchedumbre azusada"
avatar
d-conanmx
Escudero de palabras

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 30/03/2012
Edad : 32
Localización : Leondres, provincia de Guanawashintong
Insignias :





Ver perfil de usuario http://d-conanmx.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por FN Minimi el Miér Ene 16, 2013 3:46 pm

@d-conanmx escribió:OMG!!!!!

Bien dicen que una imagen habla mas de mil palabras, y esta simplemente es perfecta.
Pero que horrible, ya no se ni que pensar @o@, pobre dante.

los 7 demonios????????
http://www.deviantart.com/download/163517817/Purgatory_Sisters_by_HellsJoy.png
Es lo que sospecho xD




avatar
FN Minimi
Bardo

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 09/11/2012
Insignias :





Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por d-conanmx el Jue Ene 17, 2013 5:43 pm

Si creo que tienes razon




"Los rumores son como chispas: si reúnes suficientes, algo acabara ardiendo"
- Flavor text de "Muchedumbre azusada"
avatar
d-conanmx
Escudero de palabras

Mensajes : 291
Fecha de inscripción : 30/03/2012
Edad : 32
Localización : Leondres, provincia de Guanawashintong
Insignias :





Ver perfil de usuario http://d-conanmx.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [E] La caída de los dioses. {--¡¡¡¡ Cap. 52 [3/04/14 ]!!!!--}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.