Últimos temas
» Afiliación hermana
Jue Abr 28, 2016 9:26 pm por d-conanmx

» ¿Todo es Posible si lo intentas?
Sáb Jul 11, 2015 8:03 am por Melisa_chan0

» Bannea al usuario de arriba
Sáb Abr 18, 2015 8:38 pm por Eagle calm

» EL REINO DEL PUNT, EL PARAÍSO DE LOS FARAONES de J A Falcón
Miér Mar 04, 2015 3:29 pm por libros15

» [P] Como una flor marchita.
Mar Feb 03, 2015 7:52 am por Kurenea

» La chispa de Alhza
Lun Feb 02, 2015 9:24 pm por yuske

» [P] A mi perro el Balto
Dom Feb 01, 2015 7:33 pm por Melisa_chan0

» Acciones
Mar Dic 30, 2014 3:37 am por Eagle calm

» Inicio y normas.
Mar Dic 23, 2014 2:14 pm por Eagle calm

» Preguntas y respuestas
Lun Dic 22, 2014 6:35 pm por Eagle calm

» [Reseña] Cementerio de Animales - Stephen King.
Lun Dic 22, 2014 4:06 pm por Kurenea

» Solicitudes de entrada.
Sáb Dic 20, 2014 2:47 pm por Kurenea

Ver más afiliados
Ver menos afiliados
Licencia Creative Commons
Todas las obras expuestas en este foro estan bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

[O] El Desastre de la U.G.E.N.C.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[O] El Desastre de la U.G.E.N.C.

Mensaje por yuske el Dom Mar 18, 2012 5:11 pm

Spoiler:

El Desastre de la U.G.E.N.C.



El molesto sonido producido por el despertador interrumpió mis sueños obligándome a despertar. Como cada mañana me preguntaba como es posible que un ruido como ese lograra viajar a través del espacio hasta alcanzarme en la lejana tierra de mis sueños y fantasías. Extendí mí mano hacia el y le di un golpe con el cual el sonido ceso. Puede que odie al despertador por llevar a cabo su maldito deber de despertarme cada mañana (y puede que lo odie aun mas cuando no lo hace…por el contradictorio que parezca), pero al menos tener la posibilidad de golpearlo por despertarme sin que sufra desperfectos era una de las cualidades que mas me gustaba, sin mencionar lo bastante gratificante que era para mí hacerlo.

Levante mí vista de la almohada y lentamente la pose en el reloj que poseía el despertador, el cual marcaba las 7:09am. Dirigí mí mirada hacia el lado contrario, donde en la pared del lado de mí cama tenia un enorme poster con un calendario. Escudriñe con la mirada los cuadros que correspondían a cada día enterándome así que hoy era jueves 29 de febrero. Un día especial, no solo por ser el día extra en este año bisiesto, sino por lo que sucedería hoy en la facultad. Ese mismo motivo me permitía dormir al menos un par de horas más. Me acurruque de nuevo entre mis almohadas y cerré los ojos esperando pacientemente volver a los brazos de Morfeo. Tan pronto comencé a perder conciencia de mí mismo los ladridos de mí perro se hicieron presentes. Trate de ignorarlos, pero no pude hacerlo por lo que al final (y muy a mi pesar) tuve que levantarme de la cama y atender el llamado de mí mascota.

Baje en pijama al patio con apenas y soltar un “buenos días” a mí madre quien ya estaba en la cocina. Salí y me encontré con mí mascota, un cachorro de schnauzer el cual se callo al verme y trato de abalanzarse hacia mí siendo eso impedido por su correa la cual estaba amarrada a una mecedora. Libere al animal de sus ataduras y comenzó a lamer mí pie antes de salir corriendo por todo el patio. Voltee hacia el piso y ubique los regalitos que había dejado mí perro, me dispuse a limpiarlo cuando vi como una rata color marrón salía de un viejo sillón que estaba ahí, tras darle un segundo me percate de que no era ninguna rata, sino el perro chihuahua de mis hermanas: Hershy. No me fue difícil saber por que estaba ahí, severus, mi perro, suele ser astante…hiperactivo y juega algo brusco, posiblemente el chihuahua se había escondido ahí tratando de no ser usado como un juguete mas. Limpie el patio, les di de comer, les cambie el agua y volví a limpiar el patio. Permanecí jugando con ellos alrededor de media hora para luego ir a desayunar.

Mis hermanas aun no habían despertado por lo que creí que tendría un desayuno tranquilo y lo fue…hasta que mis padres comenzaron a discutir sobre lo que debe cubrir la secretaria de educación y que no lo hace. Termine mí desayuno y ellos aun discutían, por lo que me apresure a tomar un baño antes de que despertaran mis hermanas. No me tomo mas de diez minutos ducharme. Tome un pantalón y una playera del armario y me mire al espejo, volví a abrir el armario y me coloque una camisa encima, aquel conjunto de azul, negro y gris no se veía nada mal en mi. Comencé la batalla de cada día contra mi cabello, cortó y rebelde de color negro tarde casi diez minutos en hacer que el cabello se sometiera a un peinado.

Encendí mi ordenador y revise mí correo, así como mis redes sociales, además de que me pase a leer un poco. Luego de unas horas tome mi mochila y las llaves del auto. Salí rumbo a la casa de mi mejor amigo, apenas y tarde un par de minutos en llegar. Estacione el auto frente a su casa y llame a la puerta. Su madre salió y me dijo que no tardaría. Luego de unos minutos él salió con la mochila al hombro.

-¿Listo?-Inquirí.

-Desde luego, vamos a darle-Respondió.

Subimos al auto y nos dirigimos a la facultad. Comenzamos a charlar de varias cosas, pero sobre todo lo que pasaría el
día de hoy.

-¿Crees que haya muchas clases hoy?-Pregunte.

-No. Todos los ingenieros estarán muy ocupados con la presentación de la U.G.E.N.C. Después de todo representa un gran avance no solo para el país, sino para el mundo. –Respondió.

Asentí con la cabeza y me quede pensando en la gran proeza que representaba ese generador de energía no contaminante y el bien que haría.

Llegamos al estacionamiento de la facultad y aparque en el primer sitio libre que vi.

-Sin embargo- Dije al bajar del auto – La importancia de este día no se debe al U.G.E.N.C.

-¡Oh! Es cierto, hoy saldrás con Natalie, ¡¿Verdad perro?!

-Así es, tigre- Dije en una sonrisa.

Caminamos a través de la facultad hasta llegar a la facultad vecina de ingeniería civil, entramos a su cancha, donde estaban algunos otros amigos (que curiosamente todos nos llamábamos por apodos de animales) así como otras personajes jugando soccer.

Saludamos a todos y comenzamos a charlar sobre varias cosas a la vez, desde la forma de jugar de quienes lo hacían, de mi cita con Natalie, así como de los ingenieros y del U.G.E.N.C. Tras varios minutos cada uno de los equipos que jugaban perdió llegando nuestro turno. Comenzamos tranquilos buscando el control de la pelota, hasta que la obtuvimos, a partir de ahí fue como un paseo por el parque, pues con solo tocar la bola les hicimos pedazos. No por que nuestros rivales hayan sido malos, sino por que nosotros éramos muy verticales y ellos no.

Luego de unos quince minutos me despedí de ellos y me dirigí a la que probablemente seria mi única clase: Electromagnetismo.

Me encontré con algunos amigos más en el camino al aula y los salude sin detenerme. Al llegar al salón me encontré con ella: Natalie.

Su cabello castaño y largo lucia maravilloso. Vestía unos simples jeans y una blusa con flores. Al verme me sonrió, aquella era la cosa mas hermosa que había visto en mi vida. La forma que sus labios adoptaban, los hoyuelos que se le hacían, todo en esa sonrisa era perfecto.

Camine hacia ella y la salude con un beso en la mejilla, me senté junto a ella sin perder la vista, así como ella no aparto la suya de mi.

-¿A dónde me llevaras ahora?-Me pregunto curiosa.

-Ya lo sabrás- Respondí de forma picara y le guiño un ojo.

Ella me devolvió la sonrisa y estaba a punto de decirme algo pero la puerta del aula se abrió entrando por ella el ingeniero. Un hombre viejo y bajito de mirada penetrante cuyo conocimiento de la física se extendía mas allá de lo que podía llegar a creer.

La clase comenzó y yo me perdí en mis fantasías sobre lo que haríamos Natalie y yo después de esto, por lo que solo me entere que la clase iba sobre la ley de gauss. Tenia pensado llevarla al paseo de los lirios, uno de los lugares mas ideales para salir en pareja, pasaríamos a la heladería o quizás por un café helado, luego iríamos al cine, hace poco se había estrenado una película de terror, realmente no me llamaba la atención pero se lo provechoso que puede llegar a ser ver ese tipo de películas… aunque por otra parte una comedía romántica también funcionaria… ya decidiría la película sobre la marcha. Luego iríamos a cenar a un buffet. Y ya cuando termináramos la llevaría a su casa, esperando poder recibir el “si”. Estuve a punto de dejar salir un suspiro cuando la gastada voz del ingeniero me llamo.

-Señor Aníbal, ¿Podría decirme que es el flujo eléctrico?

Di un pequeño salto en mi silla sorprendido, los intensos ojos verdes del ingeniero se clavaron en los míos, comencé a ponerme nervioso, mi cerebro empezó a trabajar a mil por hora, trague un poco de saliva y respondí:

-Es el número de líneas de un campo eléctrico que atraviesan un cuerpo.

El ingeniero me miro seriamente, parpadeo un par de veces, poco a poco la severidad de su mirada se fue diluyendo, pero no desapareció del todo.

-Es correcto, pero por favor absténgase de abandonar su cuerpo y ponga atención a la clase.

El ingeniero reanudo la clase dándonos la espalda para anotar algo en el pintaron, escuche una ligera risita a mi lado, voltee a ver como Natalie se reía de mi por lo bajo. Por mi parte me limite a sacarle la lengua y regalarle una pequeña sonrisa.

La clase continúo y tras explicar un problema mediante el cual demostró la ecuación de la ley de gauss termino la clase. Tome mi libreta y la metí a la mochila para después colgármela, mire a Natalie, ella también ya había tomado sus cosas, los dos nos disponíamos salir del salón cuando uno de los prefectos de la facultad entro.

-Chicos, están de suerte- Dijo llamando la atención de todos

– Su grupo a sido seleccionado para asistir a la presentación de la U.G.E.N.C. por favor acompáñenme.

Mire a Natalie algo confundido, al parecer también lo estaba ella. Esta invitación me planteaba la posibilidad de ir clases o no ir y tener completamente justificada la falta… eso si es que había mas clases.

-¿Qué te parece si vamos? – Me pregunto ella. – Después de todo que tan seguido podemos asistir a la presentación de un aparato que revolucionara a la humanidad.

-Probablemente cuando yo termine el desarrollo de mis proyectos- Le conteste sonriendo.

Ella rio y me miro de una forma un tanto especial, para luego decirme:

-Si claro, sobretodo por que eres de sistemas, tus proyectos superaran la U.G.E.N.C. seguro.

-Búrlate ahora, no lo podrás hacer cuando mi sistema operativo desbanqué a Linux y a Mac Y sea el más usado del mundo. Y eso que no te estoy hablando de mi mayor proyecto.
– Sentencie.

Ella me miro de una forma un tanto condescendiente pero no me importo, era parte de su forma de ser.

Caminamos hasta el auditorio del edificio de investigación y desarrollo donde se llevaría acabo la presentación de la unidad. El lugar estaba engalanado, además de los asientos del auditorio habían colocado algunas sillas extra, había una enorme cortina que cubría la unidad aunque dejaba ver como algunos cables entraban y salían. Los logos de la facultad y la universidad estaban en las paredes así como habían colocado un par de banderas de nuestro país a los lados del escenario. Una bella alfombra había sido colocada en el pasillo central, se esperaba la presencia de gente importante, el secretario de energía, el presidente así como gente del extranjero y otras universidades. Tenia que admitirlo estar ahí era no solo un honor, sino un privilegio. Nos sentamos en la ante penúltima fila, cerca del pasillo y comenzamos a charlar (o mejor dicho, le pedir a Natalie que me explicara lo que me perdí en la clase pasada) mientras se llenaba el auditorio.

No nos dimos cuenta de que el auditorio ya se había llenado y que el evento estaba a punto de comenzar hasta que el presentador hablo.

-Buenos días tengan todos ustedes, es un honor para nosotros contar con su presencia, señor presidente, señor secretario, representantes de las naciones unidas, colegas, alumnado y miembros de la prensa…

Luego de unas palabras lujosas me perdí en mi mundo, no tuve idea de lo que dijo hasta que menciono que la reproducción de un video con las problemáticas de los energéticos y los contaminantes y lo degenerativos que pueden llegar a ser algunos para el planeta, mire el video con atención en un principio, poco a poco se la fui restando hasta que llego la parte donde explicaban en que consistía la U.G.E.N.C.

En la pantalla había aparecido la leyenda “Unidad Generadora de Energía No Contaminante” de donde se desprendían las siglas que daban nombre al aparato.

-“La U.G.E.N.C es una poderosa maquina capaz de generar la energía eléctrica sin producir los contaminantes que usualmente se producen cuando se genera por medio de la quema de combustibles fósiles y de energía nuclear, pues a pesar de que puede usar ambas fuentes para crear electricidad recicla los gases desprendidos de ellas haciendo que mediante diversas reacciones se produzca mas energía aprovechable para la creación de la electricidad y arroje como residuos gaseosos inofensivos para el medio ambiente y la salud del ser humano y los animales. La forma en la que opera la U.G.E.N.C se da gracias a su complejo sistema de….”- Escuche decir a la voz del video.

Cada vez me quede mas sorprendido por la forma de operar de aquella maquina, ¿Realmente era posible hacer eso? Desde luego que si, de lo contrario no estaría sentado en la presentación de tan osado proyecto.

El video termino y el auditorio se lleno de aplausos, luego de eso, el diseñador y creador del proyecto se paro frente al estrado y comenzó a hablar agradeciendo el apoyo brindado por las instituciones y reconociendo el esfuerzo de sus colegas en el proyecto. Así como dando un mensaje a nosotros los alumnos presentes sobre los sueños e ideas con las cuales podríamos cambiar el mundo.

La palabra fue cedida al secretario de energía de la nación, después hablaron los representantes de las naciones y universidades invitadas, siendo el presidente el ultimo en tomar la palabra, aunque no le preste la mas mínima atención, sé que solo se limito a felicitar a las mentes detrás del proyecto por poner en alto el nombre de la nación, así como dirigir unas palabras con las que pretendía a “motivar” a mis compañeros y a mi a seguir los pasos de aquellas grandes mentes.

Los aplausos llenaron el auditorio de nuevo, había llegado el momento de revelar la sorprendente maquina que aquellos ingenieros habían logrado construir. La cortina que la resguardaba de la vista cayo revelando una imponente estructura que me recordó mucho a una súper computadora, pero quizá del doble de tamaño. Pronto las luces del auditorio, se apagaron, había cortado el suministro eléctrico a todo el edificio. Conectaron la U.G.E.N.C a la estación eléctrica del edificio y lo encendieron, tras unos cuantos segundos el edificio volvió a tener energía eléctrica brindada por la unidad. El auditorio rompió en vítores y aplausos festejando el logro obtenido ante la comunidad científica internacional.

De pronto la maquina comenzó a sacudirse y una pequeña vibración comenzó a viajar por el piso haciéndonos callar a todos, pronto un leve zumbido se hizo presente aumentando cada vez más su intensidad. De un momento a otro los focos del auditorio explotaron. Abrace a Natalie contra mí para protegerla de los fragmentos afilados que caían sobre nosotros. La U.G.E.N.C comenzó a oscilar con mayor intensidad dándome una mala espina. Tome a Natalie por el brazo y la conduje hacia fuera del auditorio, no obstante no fuimos los únicos por lo que nos separamos entre la multitud que se apresuraba a salir. Una fuerte sacudida nos derribo a todos, pude ver como las paredes del auditorio se movían de lado a lado como si fueran a caer. No tenia duda, todo esto se trataba de un terremoto. Con algo de dificultad logre incorporarme pese a que la tierra aun se sacudía, trate de localizar a Natalie con la mirada pero no pude, por lo que me apresure a salir del edificio. Mientras lo hacia note como las paredes de este comenzaban a agrietarse, tenia que apresurarme o de lo contrario el edificio me caería encima.

Cuando logre salir escuche una gran explosión siendo a mis espaldas, yo al igual que otras personas que habían salido conmigo, voltee y vi como el edificio comenzaba a venirse a bajo, el temor me invadió, ¿Natalie había salido o no? ¿Había logrado escapar o aun permanecía dentro? La preocupación me carcomía por dentro. Un pedazo del edificio salió volando y me golpeo en el hombro, grite tanto por la sorpresa como por el dolor, sin embargo no tuve tiempo de examinarme pues un nuevo temblor sacudió la tierra.

Nuevamente caí al suelo y vi como este comenzaba a agrietarse, rodee hacia aun lado y con la ayuda de un árbol logre ponerme en pie. Alcé mí vista solo para ver el momento exacto en el que el edificio de las aulas de los de primer semestre se hundía en la tierra y colapsaba en algunas partes, los gritos no tardaron en hacerse presente, uno a uno los edificios comenzaban a caer y el caos a surgir. Pero a pesar de eso pude escuchar la voz de Natalie por encima de todo. Voltee a ver hacia donde provenía su voz y la vi, tenia algunos rasguños, pero fuera de eso estaba bien. Me sentía aliviado de que hubiera podido salir al igual que yo. Trato de venir hacia mí, sin embargo no se percato del peligro que eso representaba.

-Detente no lo vengas- Trate de advertirle pero ya era demasiado tarde.

Para cuando se dio cuenta, parte de un edificio había caído justo encima de ella, aplastándola completamente. Deje escapar un “No” desesperado y trate de llegar a ella, pero apenas di un paso y una nueva sacudida apareció abriendo una grieta de casi tres metros de profundidad frente a mí. Caí por tercera vez al piso haciéndome mas daño pero eso no me importo, pues me incorpore tan rápido como pude y corrí hacia donde Natalie había sido aplastada. Comencé a retirar los escombros buscándola con desesperación, algunas personas vinieron en mí ayuda, tras un par de desesperantes minutos pude encontrarla, pero tal vez hubiera sido mejor no hacerlo. Tome su cuerpo entre mis brazos y comencé a llorar, tenia rotos el cuello y el cráneo, tal vez también la columna, sangraba intensamente, le llame con desesperación pero ella no respondía.

Una mano me toco el hombro derecho y me Dijo – Se ha ido, lo siento mucho hermano.

Más que consolarme solo incremento mí dolor.

Pronto las cosas comenzaron a “tranquilizarse” y pese a los llantos y quejidos la gente comenzó a ayudarse unos a otros y a buscar sobrevivientes entre los escombros. Sin embargo yo no podía hacerlo, no podía separarme de ella. Pasaron diez minutos antes de que llegara protección civil entre otras autoridades a hacerse cargo de la situación. Un par de paramédicos llegaron hasta mí dispuestos a examinarme, se percataron de que tenía un cadáver entre mis brazos y tras dialogar conmigo lograron hacer que les entregara el cuerpo para colocarlo dentro de una bolsa, mientras que a mí me llevaban con ellos. No se que me decían mientras me revisaban en la ambulancia, no podía procesar nada de lo que sucedía. Por dentro me preguntaba por que había pasado esto, ¿Por qué este día?, pronto mí mente aturdida relaciono los terremotos con la activación del U.G.E.N.C ¿Acaso los abría provocado o era solo una mera coincidencia? ¿Podría ser posible eso? Quizás nunca lo sepa, así como tal vez jamás comprendería como un día tan especial había pasado a convertirse en el más trágico de mí vida.

Espero que les haya gustado, comentarios, sugerencias, criticas, todo es bienvenido.

Hasta luego.




avatar
yuske
Admin

Mensajes : 1141
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 25
Localización : En un lugar de la mancha
Insignias :





Ver perfil de usuario http://alzerath.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.